LA MULTINACIONAL ESPAÑOLA FUNDADA POR AMANCIO ORTEGA NIEGA LAS ACUSACIONES

Una ONG cercana al Papa convoca escraches contra Zara en Argentina por "trabajo esclavo"

Los escraches regresan a Argentina, el país que los popularizó. Pero el blanco de las protestas no son ahora, como en 1995, los domicilios de los
Foto: Una ONG cercana al Papa convoca escraches contra Zara en Argentina por "trabajo esclavo"
Una ONG cercana al Papa convoca escraches contra Zara en Argentina por "trabajo esclavo"
Los escraches regresan a Argentina, el país que los popularizó. Pero el blanco de las protestas no son ahora, como en 1995, los domicilios de los defensores de la dictadura militar que fueron indultados por Carlos Menem, sino las tiendas Zara, buque insignia de Inditex. La ONG La Alameda, muy cercana al Papa Francisco I desde que éste era arzobispo de Buenos Aires, y el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) han presentado una denuncia ante la Fiscalía contra la multinacional española, a la que acusan de subcontratar la fabricación de productos textiles a talleres clandestinos que presuntamente utilizan mano de obra esclava.

El último escrache convocado por la ONG y la central sindical -bajo el lema esclaviZARA- tuvo lugar en la tarde del pasado jueves (madrugada del viernes en España) frente al establecimiento que Zara tiene en la confluencia de las calles Florida y Viamonte, en pleno centro de la capital argentina. Era la tercera concentración callejera ante una tienda de la cadena de moda y complementos en apenas tres semanas, todas por idéntico motivo: las supuestas condiciones de explotación laboral, hacinamiento, insalubridad, salarios míseros y empleo de inmigrantes ilegales en talleres clandestinos que suministran piezas de confección a las tiendas de Zara.

Un portavoz oficial de la multinacional fundada por Amancio Ortega aseguró ayer a El Confidencial que las acusaciones de La Alameda y la CGT "tienen poco fundamento", y explicó que la ONG -bautizada como "el brazo civil del Papa contra la explotación" por algunos medios- "nunca se ha puesto en contacto con Inditex". Según el mismo portavoz, los responsables de Zara en Argentina "enviaron el jueves un equipo de inspección, con un auditor de control de proveedores al frente, a uno de los talleres denunciados, y descubrieron que allí no hay ningún proveedor que trabaje para nosotros".

La Alameda, que en la última década ha denunciado el esclavismo laboral en la industria textil, las fincas agrícolas o el mercado de la prostitución, y que tuvo en el actual Papa a su máximo valedor, ha colgado un vídeo en su página web en el que un activista de la ONG, simulando ser un costurero en busca de trabajo, graba con una cámara oculta lo que aquélla califica como "imágenes contundentes que comprometen muy seriamente a la firma" española. Inditex, sin embargo, asegura que en ese vídeo "no aparece ninguna prenda" de la multinacional con sede en Arteixo (La Coruña).     
 

Gustavo Vera, fundador y presidente de La Alameda -a quien el Papa felicitó telefónicamente por su cumpleaños el pasado 27 de marzo, como puede comprobarse en el vídeo que aparece sobre estas líneas-, aseguró el jueves durante el escrache en el centro de Buenos Aires: "No es la primera vez que Zara hace esto. Ya tiene denuncias en 12 países, y en Brasil el año pasado tuvo que pagar una multa de 1,9 millones de dólares por los talleres clandestinos que le encontraron".

Inmigrantes ilegales

Zara, según publicó El Confidencial en agosto de 2011, contrató en Brasil talleres textiles que empleaban a inmigrantes ilegales latinoamericanos en condiciones que rozaban la esclavitud. Un equipo de inspectores del Ministerio de Trabajo y agentes de policía llegaron a liberar a 15 trabajadores clandestinos, la mayoría bolivianos y peruanos, que eran explotados en dos talleres de Sao Paulo, donde fabricaban prendas de ropa para la firma española en jornadas de hasta 16 horas diarias por unos salarios miserables.

Tras concluir la investigación, las autoridades brasileñas impusieron a la cadena de Inditex una multa de 10,7 millones de dólares. La sanción, sin embargo, se redujo finalmente a 1,9 millones de dólares, después de que la multinacional gallega aceptase un acuerdo por el que se compromete a reforzar la supervisión de sus talleres proveedores y a responsabilizarse en el futuro de las prácticas laborales de las empresas que subcontrate. Zara cuenta en la actualidad con más de medio centenar de proveedores estables en el gigante del cono sur.

El historial de denuncias contra la firma española por presuntas prácticas de trabajo esclavo es más amplio. Hace ahora un año, Inditex fue incluida en una lista negra de presunta explotación laboral en la India elaborada por dos prestigiosas ONG holandesas. En el informe, elaborado por el Centre for Research on Multinacional Corporations y el India Committee of the Netherlands, se describía un escenario laboral más que sombrío: miles de niñas y adolescentes del Estado indio de Tamil Nadu trabajando sin contrato, privadas de libertad y en condiciones insalubres durante más de 72 horas a la semana por un salario de 0,88 euros diarios.

Sus empleadores, grandes empresas textiles indias, vendían luego sus productos a algunas de las primeras firmas internacionales, entre ellas Inditex, El Corte Inglés, Cortefiel, Tommy Hilfiger, Timberland, H&M, Marks&Spencer, Diesel o Gap, entre otras muchas. Un año más tarde, en abril de 2012, la inmensa mayoría de las 77 compañías globales denunciadas en el primer informe seguían incluidas en esa vergonzante lista negra de trabajo esclavo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Díaz: “Que nadie nos diga que lo que seamos en el futuro no será nunca sin Podemos”
Young News Anchor message to Obama goes viral - Final Thoughts from Tomi Lahren
Beyonce and the Black Panthers | Final Thoughts with Tomi Lahren

ºC

ºC