sube a 119.834 millones

El Gobierno eleva el techo de gasto un 1,3% que crecerá la mitad que el PIB

El Gobierno eleva la previsión de crecimiento al 2,6% para el próximo ejercicio, una estimación prudente antes de la negociación presupuestaria con los grupos políticos

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría (Efe)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría (Efe)

En esta ocasión el Gobierno ha decidido ser prudente y, cuando los analistas esperaban una revisión al alza de su estimación del PIB para el próximo año y un techo de gasto en línea con el ritmo de la recaudación, el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha decidido ser cauto en sus estimaciones como punto de partida para la negociación presupuestaria con el resto de grupos. El Consejo de Ministros ha aprobado un techo de gasto para 2018 de 119.834 millones de euros, esto es, un 1,3% más que en el ejercicio anterior, esto es, en torno a 1.500 millones de euros más. Este incremento está lejos del máximo que permite la regla de gasto para este ejercicio que está en el 2,4%, según ha acordado el Gobierno, pero será la primera subida desde el año 2014. En 2016 presupuestó un avance del gasto no financiero, pero a mitad del año tuvo que aprobar un acuerdo de no disponibilidad para intentar atajar el déficit. Para los Presupuestos de 2017 mantuvo sin cambios el techo de gasto y para este ejercicio se eleva un 1,3%.

En cuanto al cuadro macroeconómico, ha decidido elevar su previsión de crecimiento para 2017 al 3% del PIB, frente al 2,6% previo y para 2018 al 2,6%, frente al 2,4% anterior. El gasto no financiero del Estado crecerá en 2018 la mitad que el PIB real y menos de un tercio del PIB nominal. De esta forma, el gasto público sobre el PIB seguirá cayendo en el próximo año. Montoro ha explicado que en este avance cabe tanto la subida del salario de los funcionarios, como la rebaja del IRPF que ha demandado Ciudadanos para aprobar los objetivos de estabilidad en el Congreso.

Javier G. JorrínJavier G. Jorrín

"Lo estamos estudiando y esperamos que esta semana podamos sentarnos con ellos", ha señalado Montoro en referencia a la negociación con Ciudadanos, "estoy seguro de que vamos a llegar a un acuerdo". En opinión del ministro, la exigencia de Ciudadanos "cabe" dentro del objetivo acordado con Bruselas de bajar el déficit al 2,2% en 2018, nueve décimas menos que en este ejercicio 2017 que "nadie duda de que se cumplirá", ha asegurado Montoro. De hecho, la subida tan moderada del techo de gasto se enmarca precisamente dentro de esta intención de bajar los impuestos. De hecho, si la rebaja del IRPF cuesta 2.000 millones, como pide Ciudadanos, en el próximo año habrá mayor rebaja de impuestos que aumento del gasto. También pretende negociar con los sindicatos de los empleados públicos para mejorar su salario en los próximos años. Lo que quiere Montoro es realizar un acuerdo para toda la Legislatura que contemple el avance de la retribución.

El Gobierno también ha aprobado hoy el reparto de los objetivos de estabilidad entre las distintas administraciones públicas para los próximos tres años. La semana pasada ya informó de este reparto a las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) contra el que se rebelaron las regiones, ya que tendrán que bajar el déficit en 2018 a la mitad: el 0,3% del PIB. La Administración Central tendrá un déficit del 0,7% y la Seguridad Social tendrá que cerrar con un 1,2% del PIB.

Mejora el empleo

El nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno incluye también un avance muy timido en la estimación de empleo para este ejercicio, muy por debajo de la mejora en la previsión del PIB. Las tasas de creación de empleo también se han revisado al alza. Se espera que el empleo, medido en términos de Contabilidad Nacional, crezca este año un 2,8%, tres décimas más; que aumente un 2,6% en 2018, dos décimas más de lo estimado hace dos meses, y que suba hasta el 2,5% tanto en 2019 como en 2020, mejorando dos décimas el escenario previsto el pasado mes de abril para estos dos ejercicios.

[El PSOE dice no al techo de gasto y carga contra C's por pedir una bajada de impuestos]

Esto significa que la tasa de paro caerá al 17,4% este ejercicio, una décima menos de lo que tenía estimado. El ministro ha dejado caer durante la rueda de prensa que realizará otra revisión del cuadro macroeconómico en los próximos meses. Una decisión que puede enmarcarse dentro de la fase de negociación política. De hecho, el bajo crecimiento del techo de gasto, casi la mitad del límite que marca la regla de gasto, supone enfriar las conversaciones con el resto de grupos políticos ante los Presupuestos Generales del Estado de 2018 ante la expectativa de que haya muchas exigencias de gasto.

Esta mejora económica que dibuja el Gobierno en su nuevo cuadro macroeconómico se asienta en el buen ritmo de la inversión, que es la figura del PIB por la vía de la demanda que se modifica, ya que el consumo privado y el público se mantienen sin cambios. El Ministerio de Economía plantea un avance de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF) del 3,9% para este ejercicio. Este buen ritmo de la inversión elevará la demanda nacional, que aportará 2,5 puntos al crecimiento este ejercicio. Sin embargo, la mala noticia es el aumento de las importaciones que acarreará, que crecerán un 5,4%. El sector exterior aportará 0,5 puntos al PIB y la balanza por cuenta corriente dejará un superávit del 1,6% del PIB, tres décimas menos que la anterior estimación como resultado del mayor pronóstico del crecimiento.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios