Queda un mes por delante para que los clubes terminen de rematar sus plantillas. El Real Madrid está en ello y se avecinan más movimientos, portería al margen. Khedira puede ser protagonista durante los próximos días. Con una temporada más de contrato, su renovación está enquistada y un nombre cobra fuerza para reemplazar al alemán en el caso de que sea vendido en breve. Se trata de Luiz Gustavo, un jugador que como ya apuntó este periódico pasaría a ser objetivo número uno en el caso de que el alemán deje el club. Un futbolista por el que suspiraban Atlético de Madrid y Simeone hace un año…

El Real Madrid lleva desde hace tiempo curándose en salud viendo cómo la salida de Khedira se puede producir en cualquier momento. En su momento ya tanteó la contratación de Luiz Gustavo y el negocio está bastante adelantado, tanto con el jugador como con el Wolfsburgo. Internacional con Brasil e indiscutible en la etapa de Luiz Felipe Scolari, el mediocampista brasileño puede aterrizar en el Santiago Bernabéu en cualquier momento si se confirma la salida de Khedira.

El internacional con Alemania ya sabe que si no acepta renovar su contrato y esperar al próximo 30 de junio para tener la carta de libertad en el bolsillo, se expone a no tener protagonismo en el Real Madrid durante esta próxima temporada. Se trata de un jugador muy del gusto de Carlo Ancelotti, pero el club quiere obtener un beneficio este verano si Sami no prorroga su contrato.

Desde hace tiempo, el Real Madrid ha tratado de negociar con el jugador y en concreto con su representante. Siempre se ha encontrado con una respuesta llena de evasivas. No hay una buena sintonía con el agente de Khedira y en el club consideran que su venta inmediata puede ser la mejor solución. De ahí los contactos con Luiz Gustavo y su entorno. Últimamente el jugador está más receptivo a negociar, pero el club tiene dudas.

En el Real Madrid se piensa que Sami Khedira ya tiene cerrado algún acuerdo con vistas a la temporada 2015/2016. Entonces, ya con la carta de libertad bien amarrada, el futbolista podrá firmar un jugoso contrato. Clubes como Arsenal o Chelsea siempre han estado atentos a los movimientos de Khedira, sumándose en los últimos días el Bayern de Múnich, según han informado diferentes medios.

El Atlético de Madrid buscaba hace un año un mediocampista que compitiera con Gabi, Mario Suárez y Tiago. Y Luiz Gustavo fue el elegido por los técnicos del club. El club rojiblanco se dirigió personalmente al jugador brasileño, que entonces pertenecía al Bayern de Múnich, pero la operación era demasiado elevada para la frágil economía del club rojiblanco.

El Atlético no pudo conseguir alcanzar un acuerdo con el Bayern, cosa que sí hizo el Wolfsburgo, que a mitad de agosto de 2013 cerraba el fichaje del brasileño por unos 20 millones de euros. El club rojiblanco no pudo competir con la entidad alemana, que paga a Luiz Gustavo una ficha de 4,5 millones de euros limpios por temporadas. Justo antes de que se produjera el cierre del mercado, el Atleti fichó a un Guilavogui que no ha conseguido triunfar y con el que no cuenta Simeone.