auténticos Residuos domésticos

Nueve cosas que tienes en casa y que deberías tirar ya a la basura

No basta con tener el hogar en orden. Con el paso del tiempo acumulamos objetos que o bien ocupan un espacio innecesario o entrañan peligros para nuestra salud

Foto: Cacharros inservibles. (iStock)
Cacharros inservibles. (iStock)

Cada cierto tiempo a todos nos toca enfrentarnos a un laborioso día de limpieza general. Lo que encontramos en nuestra casa después de la tarea nos suele dejar boquiabiertos: ¿cómo es posible que hayamos podido acumular tal cantidad de basura y que la misma estuviera desperdigada por todo el hogar?

El truco para evitar que esto suceda es tan simple como tomar conciencia de que hay objetos que deben ser cambiados con cierta frecuencia o que una vez usados, nadie va a recurrir a ellos después ¿Cómo podemos identificar esas cosas inútiles o saber que ha llegado el momento de tirarlas a la basura? Desde El Confidencial te indicamos algunas de ellas.

Esponjas para lavar los platos

Si tienen más de un mes deberías haberlas sustituido ya. Estos instrumentos pueden acumular una cantidad sorprendente de gérmenes y bacterias y de ser, paradójicamente, uno de los grandes aliados para la higiene, pueden convertirse en uno de los peores enemigos para tu salud. Entre dichas amenazas se encuentran el campylobacter, la salmonella, el estafilococo, el E.coli y la listeria.

Los cosméticos llevan en la etiqueta el llamado símbolo PAO que establece el tiempo de vida útil del producto desde el momento en que se abre

Durante su vida útil, estas esponjas tienen que ser además desinfectadas. Philip Tierno, microbiólogo y profesor de la University School of Medicine de Nueva York indica que dicha operación se debería llevar a cabo sumergiéndolas en una disolución de agua y lejía. Deja empapar la esponja en la mezcla entre cinco y diez minutos y estrújala después empleando unos guantes. Aclárala con abundante agua del grifo.

Manuales de electrodomésticos

Cada nuevo producto que compramos viene acompañado de un manual que solemos guardar siempre en una cajonera por si tuviéramos que recurrir a él ante una duda o una emergencia. Las instrucciones deberían ser conservadas durante el periodo de devolución que nos ofrecen los comercios, pero una vez transcurrido este tiempo, y conocer bien el funcionamiento básico del aparato, casi nadie vuelve a consultarlos.

Por otro lado, no tiene sentido que estos papeles sigan ocupando espacio cuando, además, casi todos los manuales se encuentran hoy a disposición de cualquiera en Internet.

Cosméticos

Las mujeres suelen tener una gran variedad de estos productos pues, precisamente, la gracia está en jugar con ellos para ir modificando cada día la apariencia. ¿Alguien ha agotado alguna vez un pintauñas, una sombra de ojos, una barra de labios o cualquier otro producto para el maquillaje?

Se recomienda sustituir los cepillos cada tres meses, pero si su deterioro es evidente, deberían ser desechados antes

Los cosméticos llevan siempre un dibujo con un tarro abierto en algún lugar de la etiqueta llamado símbolo PAO (Period After Opening) que establece el tiempo de vida útil del producto desde el momento en que se abre el envase por primera vez. El periodo esta señalado a través de un número y la letra M que indica los meses en que todavía se puede usar (por ejemplo, 24M si la duración es de dos años). Los correctores, las bases, las barras de labios y los ‘lip gloss’ suelen durar alrededor de un año. Las máscaras suelen llegar a tres.

Medicinas

En ciertos países, los doctores recetan las pastillas y las píldoras a sus pacientes por las cantidades exactas que deben de consumirse durante un tratamiento. En el nuestro, se prescriben cajas enteras que nunca se terminan y que se apilan innecesariamente en nuestro botiquín.

Foto: iStock
Foto: iStock

Los medicamentos caducados, los que no se utilizan, las cajas y los envases vacíos o con restos, deben ser reciclados en los puntos SIGRE. No deberían ser tirados nunca a la basura y ni mucho menos debemos deshacernos de ellos a través del retrete, pues pueden contaminar el agua.

Cepillos de dientes

Es, sin lugar a dudas, uno de los objetos con los que hay que tener más cuidado. Los dentistas recomiendan sustituirlos cada tres meses, pero si su deterioro es evidente, deberían ser desechados antes.

Las perchas de alambre pueden dañar fácilmente la ropa. Conviene sustituirlas por las de plástico o las de madera. Ten en cuenta también la forma

Su efectividad para eliminar la placa se rebaja en proporción a su desgaste. También es importante cambiarlos después de un resfriado, una gripe o una infección bucal o de garganta, debido a que los gérmenes pueden quedarse en las cerdas y reactivar la enfermedad.

Perchas de alambre

Al ser particularmente baratas, nos las suelen dar cuando llevamos una prenda a la tintorería, pero lo cierto es que son tan frágiles que pueden dañar fácilmente la ropa. Conviene pues sustituirlas por perchas de plástico o de madera. Ten en cuenta también la forma. No es lo mismo una percha para una chaqueta que una con pinzas para una falda.

Cortinas de la ducha

Es uno de los elementos sobre los que nadie repara. Si bien no hay un instante definido en el que se deban cambiar, ya que depende de factores como cuánta gente utiliza la ducha y con cuánta frecuencia, se debería revisar su estado, y en caso de deterioro habría que retrirarlas.

Algunos especialistas recomiendan no utilizar las tablas de cortar de plástico, ya que en los surcos se pueden acumular bacterias muy difíciles de eliminar

El peligro está en que acumulan la suciedad de nuestro aseo, junto con la siempre peligrosa humedad. De hecho, según la experta Jolie Kerr: “Algunos revestimientos se consideran ‘resistentes al moho’, pero nunca lo son por completo”.

Estuches para lentes de contacto

No reemplazar los contenedores para la limpieza de las lentillas puede causar infecciones oculares. Por consiguiente, estos deberían ser cambiados cada tres meses como mínimo (ciertos expertos recomiendan incluso hacerlo mensualmente), ya que su superficie es un imán para los microorganismos que pueden deteriorar tanto tus lentes como tus ojos.

Tablas de plástico para cortar alimentos

Algunos especialistas recomiendan prescindir de ellas, ya que las bacterias se acaban acumulando en los pequeños cortes hechos en el plástico, siendo además muy difíciles de eliminar.

Foto: iStock
Foto: iStock

La madera, sin embargo, contiene resinas que son naturalmente antimicrobianas por lo que son mucho más aconsejables. En todo caso, si prefieres las tablas de plástico, reemplazalas cuando las hendiduras sean profundas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios