LA SEGUNDA MANO ACAPARA EL 90% DE LAS OPERACIONES

A las puertas de las 600.000: la venta de casas firma su cifra más alta desde 2007

La venta de viviendas despidió 2018 con el mejor registro desde que estalló la crisis en 2008. En concreto, el año pasado se vendieron en España 581.793 casas

Foto: Foto: E. S.
Foto: E. S.

La venta de viviendas despidió 2018 con el mejor registro desde que estalló la crisis en 2008. En concreto, el año pasado se vendieron en España 581.793 casas, por encima de las 564.464 viviendas vendidas 10 años antes y a tan solo 20.000 unidades de la barrera psicológica de las 600.000. Además, a pesar del caos generado por el Tribunal Supremo respecto al impuesto de las hipotecas, el último trimestre del año fue el más potente de la última década.

Los datos los acaba de publicar el Ministerio de Fomento y muestran, no obstante, una cierta ralentización de las transacciones, ya que en los dos últimos ejercicios las ventas crecieron a doble dígito, un 16,2% en 2017 y un 14% en 2016. En concreto, el año pasado las ventas se incrementaron un 9,3% respecto a un año antes. Con todo ello, la compraventa de vivienda encadena ya cinco años de subidas, que se retomaron en 2014 con un aumento superior al 21%.

La vivienda de segunda mano sigue acaparando las operaciones: el 87% de las ventas, es decir, 507.044 unidades. Un cifra que va en aumento, ya que supusieron un 9% más que en 2017. Además, en el cuarto trimestre de 2018, las ventas de este tipo de viviendas aumentaron un 4%, hasta las 130.546 operaciones, la mayor cifra que se registra desde 2006, como se aprecia en el gráfico inferior.

Un 'boom' en las transacciones que se ha traducido en una importante subida de precios. Según datos de Fotocasa, en 2018 el precio medio de la vivienda de segunda mano subió casi un 8%, la mayor subida anual que registra el histórico desde 2006, aunque en niveles de principios de 2013, y aún un 36,7% de los máximos históricos de abril de 2007.

Por el contrario, las compraventas de las viviendas de hasta cinco años de antigüedad apenas representaron 50.875 operaciones, un 13% más que un año antes. En el cuarto trimestre, las transacciones crecieron un 23,6%, hasta las 16.195 unidades vendidas, la cifra más alta desde el cierre de 2013. No obstante, tal y como se aprecia en el gráfico superior, las ventas de obra nueva se encuentran estancadas desde 2013 y son siete veces inferiores a las que se firmaban en plena burbuja.

¿Qué está lastrando la venta de obra nueva? Son varios factores los que explican este estancamiento. Por un lado, la falta de capacidad productiva del sector promotor, tanto en lo que respecta a la falta de mano de obra como a la falta de financiación para poner en marcha nuevos proyectos. No obstante, los visados para nuevas viviendas también han alcanzado los niveles más altos desde 2009, superándose por primera vez los 100.00 visados.

Por otro, los elevados costes de construcción y la importante brecha existente entre los precios de segunda mano y obra nueva, que hacen que la primera sea mucho más asequible para la demanda.

En el conjunto del año, el mayor número de compraventas se llevó a cabo en Andalucía, con 110.357; Cataluña, con 89.357; Comunidad Valenciana, con 88.594, y la Comunidad de Madrid, con 85.169 operaciones.

* Este artículo está escrito por Elena Sanz, pero incluye una firma genérica porque corresponde a una periodista que hoy apoya el movimiento 8-M.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios