enfrentados por la superficie comercial

Casanova presiona judicialmente a Riu: pide que se paren las obras del Edificio España

La relación entre el grupo hotelero mallorquín y el empresario murciano se remonta a junio de 2017, cuando este actuó de intermediario en la venta del Edificio España por parte de Wanda a Riu

Foto: Edificio España. (EFE)
Edificio España. (EFE)

Trinitario Casanova presiona judicialmente a la cadena hotelera Riu, propietaria del Edificio España. A través de su compañía, Grupo Baraka, y tras un presunto incumplimiento de contrato en la titularidad de la zona comercial del edificio, ha solicitado formalmente —ante el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid así como ante los juzgados de primera instancia— la paralización de las obras que se están llevando a cabo en el edificio.

"La difícil decisión que Grupo Baraka se ha visto obligada a adoptar responde al inexplicable criterio de Riu en la ejecución de las obras que se están llevando a cabo en el citado inmueble, y que ha provocado, al fin, la renuncia de la prestigiosa RCCyP al frente de la dirección facultativa. Las profundas discrepancias con dicha dirección facultativa nacen de la negativa de la propiedad de ejecutar todas las obras de refuerzo y consolidación estructural para adecuarlo a la normativa vigente, y que podrían poner en peligro la estabilidad del edificio, con los riesgos que ello supone".

La relación entre el grupo hotelero mallorquín y el empresario murciano se remonta a junio de 2017, cuando Casanova actuó de intermediario en la venta del Edificio España por parte del grupo chino Wanda a Riu. Grupo Baraka traspasó la sociedad propietaria del inmueble a la cadena hotelera y, siempre según la versión de Casanova, ambas partes firmaron un documento mediante el cual la sociedad de Trinitario Casanova pasaría a ser propietaria de la zona comercial de 15.000 metros cuadrados situada en los bajos del edificio, ya que el empresario murciano tendría una opción de compra de esa área.

En septiembre, Casanova interpuso una demanda civil en los juzgados contra Riu por incumplimiento de contrato, según el empresario. "Ese contrato se firmó con Riu y forma parte inseparable de la escritura, aunque figura en un documento aparte. Me dieron la opción de comprarlo o de cobrar una comisión si se lo vendía a otro. Yo me dedico a comprar y vender, aunque sea a la hora, a los cinco minutos o a los 15 años, pero nunca a intermediar… Han ido cambiando de opinión porque el mercado ha subido y es una cuestión económica; pero es que encima no están construyendo como estaba pactado", cargó el empresario murciano en una entrevista a EFE a principios de septiembre.

Un día después de dicha entrevista, Riu salió al paso de sus declaraciones asegurando que "el señor Casanova jugó un papel de intermediario entre el Grupo Riu y Wanda. Posteriormente, suscribió un contrato por el cual el señor Casanova ejercería de intermediario para vender la parte comercial del Edificio España, propiedad del Grupo Riu, a cambio de una comisión sobre el valor de la venta. El señor Casanova incumplió el contrato, pues no buscó ningún comprador y se limitó a presentar una oferta en su propio nombre a Riu. Dicha oferta fue valorada por el consejo de administración del Grupo Riu, que la consideró insuficiente y la rechazó".

Este martes, tras el anuncio de Grupo Baraka, Riu ha contraatacado destacando que "tiene total confianza en la dirección facultativa de la obra, una dirección formada por un arquitecto director del proyecto, un ingeniero de caminos redactor del proyecto de estructuras y un arquitecto técnico director de ejecución material que, junto con sus respectivos equipos técnicos, están en posición de asegurar la obra, y en concreto el refuerzo de la estructura, que es la fase que se desarrolla actualmente. En este sentido, en relación a las afirmaciones que cuestionan la estabilidad del edificio, es importante destacar que se están ejecutando los trabajos con todas las garantías de seguridad y respetando la normativa vigente, por lo que cualquier crítica que apunte a lo contrario es una temeridad y una falta de rigor profesional que solo responde al interés de generar una alarma social no fundamentada".

En esta misma línea, ante las críticas que aluden a un posible objetivo de reducción de costes, Riu lo ha desmentido categóricamente. "Desconocemos por completo la razón y el criterio de esta alusión y suponemos que todo se debe a un completo desconocimiento respecto del proceso de ejecución de la obra. Poner en cuestión la seguridad y las decisiones que se toman durante la ejecución de la obra es una temeridad. No existe ningún fundamento en las críticas que provengan de personas, ya sean cualificadas pero no involucradas en la obra como no cualificadas.

Asimismo, desde la cadena hotelera han querido dejar claro que el edificio "se está reforzando del todo, de abajo arriba, tanto para la zona comercial como para la zona de hotel. A pesar de que el Edificio España fue ejemplarmente construido en su época y de que está excelentemente conservado, cuando se hace una reforma en profundidad la normativa actual dicta que el edificio debe reforzarse y por ello se está poniendo en práctica este refuerzo en cimentación, pilares, vigas y forjados.

Casanova denunció por la vía civil a Riu por incumplimiento del acuerdo y aunque ya anunció que solicitaría la paralización de las obras del Edificio España, no ha sido hasta ahora cuando dicha solicitud ha sido formalmente presentada ante los juzgados, tal y como ha comunicado este martes la compañía.

Riu ha vendido a Corpfin Capital Real Estate por 160 millones la zona comercial del Edificio España

Hay que recordar que la zona comercial ya tiene dueño, puesto que Riu cerraba recientemente su venta a Corpfin Capital Real Estate por 160 millones de euros a través de su vehículo de inverión inmobiliaria Inbest Real Estate.

El empresario murciano carga con mucha dureza contra Riu, ya que teme incluso que pueda producirse una catástrofe, y acusa a la cadena hotelera de "primar la reducción de costes y plazos de la ejecución de la obra en detrimento de la seguridad del inmueble". Y destaca que dicha decisión no se ha basado solamente en "su interés por el inmueble como adquirente de una parte del mismo, sino también por su interés por evitar, ante este preocupante escenario, una imperdonable catástrofe si la disminución de la seguridad del edificio derivase en cualquier siniestro".

Por último, respecto al motivo desencadenante de la disputa judicial, la propieda de la zona comercial, desde Riu señalan que "el Grupo Baraka no ha tenido en ningún
momento derecho de prioridad en la adquisición de la superficie comercial del Edificio España".

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios