por LA INSEGURIDAD JURÍDICA EN MADRID

Defensa fracasa en la venta de un solar en Campamento por las trabas de Carmena

La subasta de los terrenos situados junto a la famosa operación Campamento, por los que pedía 9,5 millones de euros, ha quedado desierta

Foto: Solar de Defensa junto a operación Campamento.
Solar de Defensa junto a operación Campamento.

El Ministerio de Defensa ha sufrido en sus propias carnes la situación de inseguridad urbanística que se ha instalado en la capital en los últimos meses. Situaciones como las que se están viviendo en los solares de Cuatro Caminos y Raimundo Fernández-Villaverde, en Valdebebas o en la operación Chamartín, así como la presión de las plataformas vecinales, han provocado que la subasta de los 58.493 metros cuadrados situados junto a la famosa operación Campamento, y por los que la cartera que dirige Pedro Morenés pedía 9,5 millones de euros, haya quedado totalmente desierta.

La ausencia de ofertas contrasta con el interés que habían despertado los terrenos en el sector promotor. El anuncio colgado en Addmeet, web especializada en subastas inmobiliarias, ha recibido 3.500 visitas, mientras que varios promotores de primer nivel, además de "algún banco", han manifestado directamente su interés al propio ministerio, según ha podido saber El Confidencial. 

"No ha sido un problema de precio, sino de inseguridad jurídica y urbanística", asegura a este diario uno de los interesados. "El precio de subasta era bastante atractivo. A un precio de repercusión del suelo entre 300 y 400 euros el metro cuadrado. Asumiendo unos costes de urbanización que podrían rondar los 40-50 euros por metro cuadrado, podrían venderse viviendas nuevas entre 1.800 y 2.200 euros el metro cuadrado", añade un experto inmobiliario. 

Sin embargo, los acontecimientos de los últimos meses en torno a las diferentes operaciones urbanísticas que se desarrollan en la capital y el hecho de que se trate de un suelo pendiente de ejecución y, por tanto, pendiente de algún tipo de tramitación urbanística, han provocado que finalmente ninguno de los interesados haya concretado su interés en una oferta económica.

En el solar situado en Raimundo Fernández-Villaverde que Defensa sacó a subasta hace casi dos años, los cooperativistas que se hicieron con los terrenos están en pie de guerra, ya que, tras la aprobación 'in extremis' del plan parcial, llevan ahora varios meses a la espera de que se firme el convenio de gestión con el Ayuntamiento de Madrid, paso previo para que la gestora pueda pedir las licencias de obra y empezar a construir las viviendas. 

Ni una sola oferta por los terrenos situados junto a la famosa operación Campamento

En Cuatro Caminos, por su parte, más de 400 cooperativistas se encuentran al borde de la quiebra, ya que en un mes se cumple el plazo para pagar más de 40 millones que aún deben a Metro de Madrid por la adquisición de los terrenos. Estos cooperativistas llevan un año a la espera de que el consistorio apruebe el plan parcial, necesario también para que las viviendas salgan adelante. 

También han alimentado en los últimos meses esta inseguridad jurídica y urbanística la falta de acuerdo entre Distrito Castellana Norte y el Ayuntamiento de Madrid respecto a la famosa operación Chamartín o la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que ha bloqueado la construcción de un millar de viviendas en Valdebebas. Asuntos todos ellos que han comenzado a ahuyentar a algunos inversores, especialmente cuando el activo es un solar no finalista. Es decir, pendiente de algún tipo de tramitación urbanística. 

Foto: Plataforma Campamento Sí.
Foto: Plataforma Campamento Sí.

Presión ciudadana

A todo esto se ha sumado la presión ciudadana, que ha tenido también un papel muy importante en la paralización o retraso de algunos de los proyectos anteriormente mencionados. Respecto al solar en venta junto a operación Campamento, la Plataforma Campamento, Sí ha recogido más de 3.000 firmas para exigir la paralización de la subasta y la protección de la Cañada Real que atraviesa dichos terrenos, en base a lo dispuesto en la legislación de vías pecuarias, que elimina el uso lucrativo de los mismos.

Esta plataforma lleva meses exigiendo a la Comunidad de Madrid que incorpore la cañada "al inventario de los bienes de dominio público, como debería haber hecho en 1999, prohibiéndose su venta y la construcción de 260 pisos sobre ella. Pero la comunidad todavía no ha hecho el trámite", aseguran desde la plataforma a El Confidencial. "Queremos recuperar un parque que nos pertenece". 

A pesar de la fallida subasta, el Ministerio de Defensa tiene previsto volver a poner a la venta dichos terrenos -ya sea venta directa o mediante una nueva subasta-, pero "depurando determinados aspectos urbanísticos, como lo que afecta a la vía pecuaria", según ha podido saber este diario, proceso que podría llevar cuatro o cinco meses. 

De hecho, el ministerio ha ofrecido a la Comunidad de Madrid terrenos de su propiedad que permitan la creación de una nueva vía pecuaria contemplada en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), aprobada en 2013. "Esta nueva vía pecuaria sustituirá a la Cañada Real de Madrid, no clasificada como tal, ya que no está en el inventario de vías pecuarias de la CAM, según se contempla en la revisión de 2013 del PGOUM, y discurrirá por terrenos cedidos para ello por el Ministerio de Defensa", apuntan en un comunicado. 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios