AUNQUE NO TUVIERAN CONTRATADO UN SEGURO

El TS abre la puerta a demandas contra la banca de miles de cooperativistas estafados

Los cooperativistas podrán pedir a la banca que les devuelva las cantidades aportadas aunque no contasen con el seguro que garantizaba el dinero que iban depositando a cuenta en una entidad

Foto: El TS abre la puerta a demandas contra la banca de miles de cooperativistas estafados

El Tribunal Supremo (TS) vuelve a ponerse del lado de los cooperativistas que aportaron dinero para sus futuras viviendas y que, ahora, ni tienen sus casas ni pueden recuperar las cantidades que invirtieron a tal fin. La Sala de lo Civil del Alto Tribunal ha dictado una sentencia en la que abre la puerta a posibles demandas contra la banca de miles de cooperativistas que no consiguieron recuperar su dinero por no contar con un seguro o aval que garantizase las cantidades que iban depositando a cuenta en las entidades financieras. 

El Supremo lo tiene claro, y así lo hace constar en su auto. Cuando una cooperativa abre una cuenta corriente en una entidad financiera en la que se ingresan las cantidades entregadas a cuenta o anticipadas para la compra de una futura vivienda, la ley exige la contratación de un seguro o un aval bancario que garantice la devolución de esas cantidades en caso de que la vivienda no se entregue a tiempo o no llegue a construirse. 

Esta sentencia confirma el criterio aplicado por la Audiencia Provincial de Burgos, novedoso en toda España, que daba la razón a los abogados Julio César Arnaiz y Susana Santamaría, de un pequeño despacho burgalés, Iberia Abogados, que defienden a 30 cooperativistas vecinos de Carneñadijo, que perdieron los ahorros aportados para la compra de unas viviendas que, aunque llegaron a construirse, fueron embargadas por las deudas que contrajo la constructora con la entidad que financió las obras. 

"Esta sentencia abre de nuevo la vía a que cientos de cooperativistas que no tenían contratado un seguro acudan a los tribunales para recuperar su dinero. En esta ocasión, yendo contra las entidades financieras que permitieron que se abrieran esas cuentas sin que hubiera seguro de por medio, lo que no está permitido según la ley", asegura Santiago Dupuy, abogado del despacho Sala & Serra. "Es una sentencia que llevábamos mucho tiempo esperando".

En 2013, el Supremo ya dio la razón a los cooperativistas en su batalla legal contra las aseguradoras

No es la primera vez que el Alto Tribunal da la razón a los cooperativistas. Hace casi dos años, en julio de 2013, estimó el recurso de casación interpuesto por un grupo de cooperativistas obligando y condenando a la aseguradora Asefa a devolver las cantidades aportadas, unos 5 millones entre 50 afectados. Entonces, consideró que el seguro que contrataron los cooperativistas a la compañía de seguros y que permitió la apertura de la cuenta en la entidad financiera donde depositaron sus ahorros, amparaba a los afectados al tratarse de un seguro obligatorio según la Ley 57/1968.

Aquella sentencia fue clave para que HCC y Asefa, las aseguradoras contra las que se dirigieron todas las acciones judiciales de los cooperativistas, se hayan visto obligadas a afrontar –ya sea por sentencia firme o mediante acuerdos extrajudiciales– indemnizaciones millonarias a miles de afectados que se quedaron sin sus viviendas y sin su dinero. Ahora, son las entidades que autorizaron la apertura de esas cuentas sin la existencia de un seguro las que se enfrentarán a los tribunales.

"Gracias a aquella sentencia hemos conseguido que unos 6.000 afectados recuperen 300 millones de euros y, ahora, el Supremo abre de nuevo la vía a que miles de cooperativistas más puedan reclamar ante los tribunales a las entidades financieras la devolución del dinero que invirtieron en unas viviendas que nunca llegaron a construirse a pesar de no contar con ese seguro", explica a El Confidencial Jaime Suárez, abogado del bufete Majavilan Abogados, que se encarga de la defensa de miles de cooperativistas en toda España. 

"Hubo muchos cooperativistas que decidieron no emprender acciones judiciales porque pensaban que los jueces no les darían la razón al no haber contratado esos seguros. Sin embargo, ahora podrán acudir a ellos porque otro aspecto muy importante de esta sentencia es que establece un plazo de prescripción de los hechos de 15 años. Es decir, son miles los afectados que podrían beneficiarse del contenido de esta sentencia", insiste Jaime Suárez. "La puerta que se abre ante miles de cooperativistas que pensaban que habían perdido su dinero. Y no sólo cooperativistas de viviendas, pues esta solución es válida para todos aquellos que compraron una vivienda sobre plano que se han quedado sin casa y sin dinero", insiste Santiago Dupuy. 

Y añade, "el cierre del debate sobre el plazo para reclamar al banco es la mayor novedad de la sentencia. Hasta ahora, la mayoría de los tribunales consideraba que el plazo era de una año. Esta interpretación de la ley va a permitir a todos aquellos que perdieron sus ahorros hace de quince año no sólo recuperarlos, sino además con intereses".

Otro aspecto muy importante de esta sentencia es que establece un plazo de prescripción de los hechos de 15 años

"Son decenas de miles los cooperativas de viviendas, sin seguro ni aval, que han perdido su dinero y lo han dado ya por perdido definitivamente porque no conocen esta línea de actuación, que nosotros iniciamos hace ya años y que ahora el Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha confirmado, después de unas 14 Sentencias de diferentes Audiencias Provinciales a favor. Me parece que hablar de 100.000 afectados es bastante conservador. Lo bueno es que tienen 15 años para reclamar, por lo que es importante que conozcan esta posibilidad y se pongan en buenas manos ya". 

Este despacho de abogados ha conseguido más de una docena de sentencias favorables en diferentes Audiencias Provinciales. Una de ellas, en Cuenca, que se basa precisamente en la sentencia del Tribunal Supremo para dar la razón a los cooperativistas

Ambos despachos de abogados animan a quienes no denunciaron que acudan a los tribunales. "Es una pena, pero hay mucha gente que no ejercita sus derechos porque no sabe que los tiene. Muchos serán los cooperativistas que en un futuro próximo recuperarán su dinero, pero no tanto por esta sentencia sino por su difusión", señala Santiago Dupuy.
 
Tanto desde Majavilan Abogados como desde Sala & Serra Abogados venían utilizando esta vía de defensa contra la banca desde hace años, con sentencias de juzgados de primera instancia y de audiencias provinciales a su favor, pero reconocen que muchos cooperativistas, al carecer de un seguro, no ejercitaron sus derechos. 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios