LOS PRECIOS EN LA PROVINCIA AUMENTAN UN 11%

Alquilar un piso de 80 metros en Barcelona cuesta al año 1.000 euros más que en 2013

Alquilar una vivienda en Barcelona es, hoy en día, un 11% más caro que hace un año. Para un piso medio de 80 metros se pagan 1.000 euros más al año

Foto: Alquilar un piso de 80 metros en Barcelona cuesta al año 1.000 euros más que en 2013

Alquilar una vivienda en Barcelona es, hoy en día, un 11% más caro que hace un año. Un 5% más caro que hace tres meses. La provincia catalana es la que ha registrado el mayor incremento de precios, con diferencia, de toda España. Si en diciembre de 2013 el precio del metro cuadrado de una vivienda en alquiler se pagaba a 9,2 euros, el precio superaba ligeramente los 10 euros a cierre de 2014, según datos del portal inmobiliario idealista.com. 

Esto supone que para una vivienda de 80 metros cuadrados, el alquiler hace un año rondaba los 736 euros mensuales, mientras que doce meses después, ese mismo piso cuesta 824 euros, es decir 88 euros más cada mes para el inquilino. Un cifra que anualmente se traduce en un gasto adicional de algo más de 1.000 euros. En Barcelona capital, el encarecimiento de los alquileres ha sido algo menor que en toda la provincia, del 7,4%, al pasar de 11,6 a 12,5 euros el metro cuadrado. 

El alquiler de una vivienda media de 80 metros cuadrados en Barcelona rondaba los 736 euros mensuales hace un años, mientras ahora ese mismo piso cuesta 824 euros

La provincia de Barcelona está precisamente detrás de los avances registrados en el conjunto de Cataluña, donde los precios han aumentado un 9,8% durante los últimos doce meses -un 4,6% durante los tres últimos meses-, ya que tanto en Tarragona (-3,7%), como en Lleida (-5,9%) y Girona (-2,6%) los precios se han ajustado a la baja desde finales de 2013. 

Pero, ¿qué factores explican este fuerte repunte de precios? "Durante 2014, los inversores han estado viendo cómo la banca apenas les ofrecía rentabilidad por los depósitos y otros productos de inversión y han visto que comprar una vivienda y obtener unos ingresos por alquiler podía ser una opción interesante", explica a El Confidencial Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com.

"Y en este caso, parece que Barcelona ha tenido más tirón entre los inversores que Madrid. De hecho, el segundo factor que puede explicar este repunte de los alquileres es la fuerte demanda internacional -además de nacional- que tiene el mercado inmobiliario barcelonés, por su clima, el mar, sus infraestructuras y comunicación a nivel internacional. Si a esto sumamos la situación geográfica de Barcelona, tenemos los ingredientes perfectos para alimentar la subida de precios tanto en venta como en alquiler que hemos visto en el último año", apunta Encinar. 

"Barcelona es un triángulo perfecto al estar rodeado por el mar, la montaña y un río. Es un mercado con una fuerte demanda pero está acotado y limitado desde el punto de vista de la oferta a diferencia, por ejemplo, de Madrid", concluye.

Barcelona, la capital más cara de España para vivir de alquiler

Los avances en Barcelona la consolidan como la capital más cara de España para vivir de alquiler (12,5 euros el metro cuadrado), por delante de San Sebastián (11,8 euros) y Madrid (11,4 euros), mientras que Barcelona mantiene la segunda posición en el ranking de provincias, siendo la segunda más cara (10,3 euros el metro cuadrado) por detrás de Guipúzcoa (10,4 euros), y por delante de Vizcaya y Madrid (con 10,2 euros el metro cuadrado en ambos casos).

Por el contrario, Teruel, Lugo y Ourense son las capitales más baratas, al apenas superarse los 4 euros el metro cuadrado. Por provincias, Ourense, Teruel y Ávila, tienen el honor de ser también las más asequibles, con un rango de precios entre 3,8 y 4,1 euros el metro cuadro. 

La capital catalana se ha desmarcado de un mercado, el del alquiler, que después de siete años de crisis inmobiliaria ha iniciado una nueva etapa de estabilización y repuntes puntuales de precios. Los datos de idealista.com reflejan cómo en 2014 las caídas tocaron a su fin con un incremento medio a nivel nacional del 2,6%, que ha dejado el metro cuadrado en 7 euros al mes. Un subida que se produce tras un goteo a la baja desde 2007 que se ha traducido en un importante ajuste desde máximos.

El mayor descenso postburbuja, por ejemplo, se ha registrado en Zaragoza, donde los precios han caído un 44,8%. Le siguen Castellón (-38,8%), Valencia (-35,9%), Guadalajara (-33,8%) y Albacete (-31,7%). Muy por debajo de estos porcentajes evolucionan Madrid y Barcelona, donde las caídas de los precios desde el pico ha sido del 17,3%. 

Avances de precios en CCAA, provincias y capitales

A nivel de comunidades autónomas, siete comunidades autónomas han logrado mantener sus precios en positivo en los últimos doce meses. El mayor incremento se ha registrado en Catalunya (9,8%), Extremadura (3,9%) y Baleares (2,4%). En el lado opuesto, en cambio, encontramos los descensos de Murcia (-4,4%), Galicia (2,9%) y La Rioja (-2,9%).

La Comunidad de Madrid, con 10,2 euros por metro cuadrado sigue siendo las autonomía más cara. Le sigue Euskadi (10 euros el metro cuadrado) y por debajo se encuentran Cataluña (9,2 euros) y Baleares (8,1 euros). En el lado opuesto de la tabla encontramos a Extremadura (4,2 euros), Castilla la Mancha (4,4 euros) y Murcia (4,7 euros el metro cuadrado), las comunidades más económicas.

Hasta 19 provincias han visto cómo sus precios se incrementaban durante 2014. Además de Barcelona, también han sido relevantes las subidas registradas en Jaén (7,7%) y Cáceres (6,7%). La mayor caída se ha producido en Alicante (-10,3%), seguida por Ourense (-9%) y Cádiz (-6,9%).

Por último, Jaén es la capital en la que más ha crecido el precio del alquiler durante 2014, con un incremento del 10,4% en las rentas de sus viviendas. Le siguió Barcelona y San Sebastián (7,3%). En el lado opuesto se encuentra Cádiz, donde los propietarios piden un 12,9% menos que hace un año por arrendar sus viviendas. Le siguen los descensos de Teruel (-9,5%) y Ourense (-8,5%)

Para Fernando Encinar, “los datos del informe de precios muestran un panorama estable para el alquiler, que a pesar de estar recuperándose no apunta hacia un brusco repunte de precios. De todos modos, tal y como ocurre en la compraventa, tenemos que hablar de un mercado del alquiler a dos velocidades. Así, los incrementos registrados en los mercados más interesantes como Madrid, Barcelona, zonas de interés turístico o enclaves puntuales del País Vasco, aumentan el interés de los inversores por esas zonas, en detrimento de otras menos rentables”.

Para la realización del índice de precios inmobiliarios de idealista.com se han analizado 87.450 anuncios que están o han estado anunciados en su base de datos entre diciembre de 2013 y de 2014. Para asegurar la exactitud de los datos se han eliminado de la muestra aquellos inmuebles cuyos precios estaban fuera de mercado, además de las viviendas unifamiliares porque su presencia desvirtuaba el precio en algunas zonas. No se ofrece el precio de aquellos municipios con un número de inmuebles inferior a 50, ya que la muestra no resulta suficiente. El índice inmobiliario de idealista está elaborado con precios de oferta sobre metros cuadrados construidos.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios