Los países más caros y más baratos para viajar por Europa
  1. Viajes
Cuida tu bolsillo

Los países más caros y más baratos para viajar por Europa

Al viajar existen distintas opciones, y no todas pasan por dejarte un riñón en el proceso. Si quieres conocer los destinos más y menos económicos del continente, sigue leyendo

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Por ahora, a excepción de para los más afortunados, el concepto de 'viaje' parece una utopía para la mayoría de la población. La vacuna para el coronavirus nos ha abierto la puerta a un próximo futuro esperanzador; y quién sabe, quizá tengamos que viajar en unos meses con la cartilla de vacunación en una mano, pero mientras podamos hacerlo nos conformaremos.

Europa, por ser nuestro continente, parece ahora el destino más cercano y sencillo, y para ir abriendo boca hemos decidido establecer un 'ranking' de los países más económicos que podremos visitar cuando todo esto pase (y los que menos). A partir de ahí, tú eres libre de elegir, pero no nos digas que no te avisamos. Quizá con la nueva normalidad todo cambie.

Países más caros

Empecemos por aquellos que harán que tu riñón se resienta, para pasar primero el mal trago.

Suiza. No es ninguna novedad que vivir en el país de Heidi no es precisamente barato. El alquiler puede llegar a costar unos 700 euros, y en comida podrías gastarte unos 200, aunque hay que tener en cuenta que los sueldos son superiores que en España, por lo que el aumento es bastante proporcional. Sea como fuere, no elijas Ginebra, Berna o Zúrich como ciudades a visitar si realmente no quieres gastarte mucho dinero, pues una simple fondue puede valer 24 euros por persona y te marearás con los precios de los funiculares. Eso sí, el viaje por las zonas más 'salvajes' de Suiza (Montreux, Lautterbrunen, Grindelwald...) es uno de los más espectaculares de Europa. Tú decides.

La costa Azul, y especialmente Mónaco. A nadie le pillará por sorpresa saber que lugares como Arlés, Aix en Provence, Niza o Saint-Tropez no son lo que se dice especialmente baratos. Conocidos por su calidad de vida y sus bonitas vistas al Mediterráneo, son la elección vacacional de muchas personas que pueden permitírselo. Pero bueno, hablamos del encanto francés, y al fin y al cabo París tampoco es un destino barato. Si ya que estás por la Provenza y has decidido pasar a Mónaco para ver con tus propios ojos el casino y los Ferrari, mejor lleva dinero de sobra. Desde Niza a Mónaco puedes tomar un bus que te dejará en 30 minutos por una bonita carretera mediterránea y curvilínea, y ahí prepárate para gastar. Las actividades, la comida, hasta una Coca-Cola serán caras. Figúrate que en dos semanas en el Principado, el presupuesto medio serían unos 4.000 euros.

El presupuesto medio para viajar tres días por Estocolmo es de unos 560 euros por persona

Reino Unido. Antes de que llegara el temido Brexit, Londres ya se colaba en las listas de ciudades más caras de Europa, como suele suceder con las grandes metrópolis. Viajando de forma un poco 'humilde' puedes llegar a gastarte unos 120 euros al día, por lo que calcula el tiempo que vas a estar: es aconsejable hacerse con una tarjeta Oyster para viajar, pues los transportes no son especialmente baratos, y si además quieres visitar algunos museos es mejor que te compres el London Pass, que incluye una tarjeta Oyster (ten en cuenta que, a día de hoy, tan solo la visita al London Eye son 30 euros). Si ya que estás en las islas y decides pasarte a Irlanda o Escocia, ten en cuenta que destinos como Dublín y especialmente Edimburgo tampoco son baratos.

placeholder Mónaco: la más cara de Europa.
Mónaco: la más cara de Europa.

Los países nórdicos. Tampoco son una sorpresa. Copenhague quizá es la ciudad más feliz del mundo, según las encuestas, pero seguro que no es la más barata. En total un viaje de tan solo tres días y dos noches puede salir por unos 400-500 euros por persona. Para Estocolmo, un destino que se encuentra cada vez más en auge, prepara también el bolsillo: el presupuesto medio para viajar tres días por la ciudad es de unos 560 euros por persona. Puedes usar algunos trucos, eso sí: para comer, busca el cartel Dagens rätt en los restaurantes (menú del día), y no te gastes el dinero en la Stockholm Pass si luego no vas a ver los museos (lógico).

Países más baratos

Bulgaria. Ver lugares maravillosos y sorprendentes no está reñido con ahorrar un poco. Sofía, en Bulgaria, es un buen ejemplo de ello. Desde la impresionante catedral de Alexander Nevski al parque Borisova Gradina, si viajas unos 15 días por la ciudad no te gastarás más de 800 euros. Los vuelos suelen ser económicos, una comida puede salirte por 6 euros y una pinta de cerveza por tan solo 1,50 euros, y es una manera estupenda de salirse de los destinos más típicos y diversificar la oferta turística.

Ucrania. La ciudad de Kiev es increíblemente barata para el viajero medio. Por 38 euros podrás dormir, una comida cuesta unos 13 euros por persona y el transporte también es barato, por lo que en dos semanas no te gastarás más de 1.000 euros. Además, Kiev es conocida por su arquitectura religiosa, por lo que déjate sorprender por la catedral de Santa Sofía o los monasterios de las cuevas de Kiev, y no dejes de visitar la Puerta Dorada, el museo de la Gran Guerra Patriótica o el encantador barrio de Podil.

En una semana en Polonia no gastarás más de 400 euros. Puedes coger el tren de Varsovia a Cracovia, con una duración de 2,5 horas

Polonia. Varsovia y Cracovia son ciudades de cuento de hadas y con un presupuesto aproximado de 30 euros diarios puedes pasear por ambas ciudades. El viaje en tren de Varsovia a Cracovia tiene una duración de 2,5 horas. Dependiendo de la temporada, si quieres visitar campos de concentración como Auschwitz y Birkenau (conectados por un servicio de autobús gratuito) puedes gastarte entre 10-24 euros (mucho menos si tienes descuento por ser estudiante). Comer es barato, así que calcula que en una semana no gastarás más de 400 euros.

placeholder  Varsovia.
Varsovia.

Los Balcanes. Vale, esta tiene truco. Hace ya tiempo que la ex Yugoslavia, en cruenta guerra durante los 90, se ha convertido en un destino turístico frecuente, y es cierto que no todos los países son igual de económicos. Croacia, por ejemplo, no es el destino ideal para tu bolsillo, pues desde hace unos años Dubrovnik se ha convertido en una pequeña Ibiza a la que mucha gente acude para visitar también la zona donde se rodó 'Juego de Tronos'. Sin embargo, si alquilas un coche y recorres sus carreteras podrás descubrir otras pequeñas joyas que siguen siendo económicas para el viajero medio: Bosnia, con increíbles zonas como Blagaj o Mostar; Montenegro, con su increíble bahía de Kotor; o Serbia. En Belgrado en dos semanas no gastarás más de 1.200 euros.

Viajar barato
El redactor recomienda