UN NUEVO INFORME

Estas son las mejores ciudades del mundo para pasear

El Instituto de Políticas de Transporte y Desarrollo ha realizado varios ránkings de cuáles son las metrópolis más habitadas del mundo y a la vez más accesibles para los peatones

Foto: Área metropolitana de Bogotá, una de las ciudades que más triunfan en el informe. (Wikipedia)
Área metropolitana de Bogotá, una de las ciudades que más triunfan en el informe. (Wikipedia)

Está bien demostrado que pasear y sentir el aire fresco mejora significativamente la salud, sobre todo en personas con cierta edad que ya no pueden permitirse salir a correr todos los días. Y no solo desde el punto de vista físico y cardíaco, sino también en lo que se refiere al apartado mental. De ahí que salir a caminar sea uno de los mejores tratamientos que los psicólogos puedan ofrecer a personas que sufren de ansiedad y depresión, desgraciadamente trastornos muy comunes en esta época de pandemia.

Y precisamente en estos tiempos de coronavirus, salir a dar un paseo es la mejor opción para evitar contagiarte al margen, obviamente, de quedarse en casa. Una buena caminata al aire libre hará que tengas muchísimas menos probabildades de contagiarte que si acudes a un lugar de reunión cerrado. Pero antes has de saber que no todas las ciudades del mundo son aptas para estos largos paseos: no solo influye el trazado de las calles o la cantidad de espacios verdes que contienen, sino también su calidad del aire.

Los lugares donde caminar es más fácil tienen menos índices de contaminación, menos tasa de obesidad y unos comercios locales más potentes

Un nuevo informe del Instituto de Políticas de Transporte y Desarrollo (ITDP) ha puesto en valor los beneficios de apostar por un diseño urbano en el que haya un menor número de emisiones de carbono y se ceda menos espacio a las carreteras para conceder más metros a las vías peatonales y zonas verdes. De ahí que haya elaborado una lista con las ciudades del mundo más superhabitadas en las que sus peatones respiran un aire menor contaminado nada más salir del portal y echarse a andar. En general, muy pocas metrópolis dan una auténtica prioridad al peatón y, la mayoría de ellas siguen siendo el territorio predilecto de los automóviles a combustión, señalan desde el informe.

El estudio tomó tres valores para hacer su clasificación. En primer lugar, aquellas ciudades en las que sus habitantes cuentan con una mayor cercanía a espacios sin humo, es decir, a zonas verdes: Hong Kong (China) quedó primera, seguida de Moscú (Rusia), París (Francia), Bogotá (Colombia) y Londres (Reino Unido). En Hong Kong, un 85% de sus ciudadanos viven con un parque a menos de 100 metros de distancia. En el caso de ciudades españolas como Madrid o Barcelona, este porcentaje llega al 68% para la capital española y al 62% para la ciudad catalana. Si no vives en ninguna de estas dos y deseas saber qué proporción tiene la tuya, tan solo tienes que escribir el nombre en su buscador y al instante te aparecerán los resultados.

Mejor acceso a educación y sanidad

En segundo lugar, el estudio analizó la proporción de personas que viven en sitios en los que gozan de atención médica y centros escolares a menos de un kilómetro de distancia. La primera en esta lista es París, en la que el 85% de sus ciudadanos viven en entornos cercanos a un centro médico o educativo seguido de Lima (Perú), Londres (Reino Unido), Santiago de Chile (Chile) y Bogotá (Colombia), que vuelve a colarse en esta otra clasificación. En Madrid, hay un 76% de ciudadanos que residen en viviendas que están a menos de un kilómetro de un hospital o una escuela, mientras que en Barcelona un poco menos, un 72%,

El tercer parámetro para realizar el estudio fue el del tamaño de sus bloques de edificios. Esto, que puede sonar un poco raro, se refiere a cuáles son las ciudades más hiperpobladas del mundo en la que sus ciudadanos cuentan con un mayor espacio de habitabilidad. Y, sobre todo, las que gozan de un trazado urbano que facilita al máximo la vida social y económica de sus barrios. En esta clasificación, una ciudad africana se cuela en el primer puesto: Jartum, en Sudán. En segundo lugar vuelve a estar Bogotá, seguida de Lima (Perú), Karachi (Pakistán) y Tokio (Japón). En dicha clasificación, saca mejor nota Madrid que Barcelona.

La posibilidad de caminar por las aceras debe ser reconocido como un derecho fundamental de cualquier habitante

"Los lugares donde caminar es más fácil y seguro tienen menos índices de contaminación, menos tasa de obesidad, más tiempo y espacio para que los niños jueguen, menos muertes en accidentes de tráfico y unos comercios locales que gozan de una mejor situación económica", señala el informe. "Con el fin de obtener las condiciones en las que poder caminar de una manera más segura y placentera, es necesario modificar nuestras ciudades para dejarle de concederle prioridad a los automóviles", asegura Heather Thompson, directora del Instituto, en el diario 'The Guardian'. "Esta necesidad es particularmente urgente, ya que la pandemia de coronavirus ha obligado a que nos demos cuenta de la importancia de caminar en vez de coger el transporte público o recurrir al coche privado".

"Las calles de nuestras ciudades están llenas de automóviles, por todo el planeta", añade Taylor Reich, investigador del Instituto, en el rotativo británico. "Si realmente quieres ver lo peor en lo que se refiere a las facilidades de transitar la acera pública, debes irte a cualquier gran ciudad de Estados Unidos, en la que todo está tan alejado que es prácticamente imposible caminar hasta el supermercado o la escuela". Una de estas metrópolis estadounidenses con peor índice en el ránking fue Indianápolis, donde solo un 4% de las personas tienen centros escolares a menos de un kilómetro y un 9% de ellas viven en una calle en la que no circula ni un solo coche.

Aunque nos puede resultar extraño, son muchas las ciudades en las que no saben lo que significa conceder un espacio sustancial de la acera para los peatones. "La posibilidad de caminar por las aceras debe ser reconocido como un derecho fundamental de cualquier habitante", asegura Alexandra Gomes, de la London School of Economics. "Sin embargo, durante mucho tiempo, esto ha formado parte de un fin secundario en muchas ciudades del mundo. Aún así, todavía existen infinidad de metrópolis en las que no existe ni siqueira una infraestructura que permita caminar".

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios