Los casos de ansiedad se duplican en España desde la pandemia
  1. Alma, Corazón, Vida
TERAPIA PSICOLÓGICA EN LA ERA DEL COVID

Los casos de ansiedad se duplican en España desde la pandemia

Un nuevo estudio refleja un aumento de un 168,6% de los cuadros por ansiedad por la pandemia. Hoy, Día de la Salud Mental, analizamos a fondo este trastorno con un psicólogo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El coronavirus produce una enfermedad que afecta a los pulmones del cuerpo humano, pudiendo originar una severa neumonía que hace que en algunos casos la vida del paciente peligre, sobre todo de aquellos que son grupos de riesgo. Algo obvio que todo el mundo conoce después de siete meses de pandemia; sin embargo, también es la causa de otros males subyacentes que afectan a un órgano igual de vital: el cerebro.

Los efectos colaterales del confinamiento para la salud mental de las personas, sumados a la incertidumbre vital y social que no deja de hacer mella en el ánimo de la gente, han provocado que las consultas psicológicas se hayan disparado respecto al año pasado. Así lo refleja el estudio 'Psicología y terapia online en España en la era del Covid-19' realizado por la plataforma de psicólogos online iFeel a partir de una muestra de 200.000 pacientes, el cual revela un aumento de un 168,6% de las consultas desde el inicio del estado de alarma. De igual modo, las relativas a tratar el duelo han crecido también de forma muy notoria, hasta un 135,7%. Por su parte, las encargadas de asistir los síntomas depresivos subieron un 80,9%.

El aislamiento de la cuarentena puso de manifiesto el drama de la soledad y de no disponer de habilidades sociales que sufren muchas personas

"La crisis sanitaria también se refiere a los trastornos mentales ocasionados por la pandemia, es un indicativo de salud", asegura Rafael San Román, psicólogo y autor del estudio, a El Confidencial. "Aunque asociemos la ansiedad a algo desagradable, es un conjunto de sensaciones normales con las que tiene que lidiar un ser humano en algún momento de su vida ante diferentes circunstancias. Tiene un componente emocional asociado al miedo, la inquietud o la preocupación, y a su vez un componente somático, expresado a través de síntomas físicos, como temblores, ronchas o taquicardias. El trastorno viene cuando se cronifica y los síntomas se repiten en el tiempo sin ninguna razón aparente o desencadenante".

¿Cómo distinguir la ansiedad de la depresión? Se tiende a pensar que la primera se refiere a la inquietud frente al futuro más próximo, mientras que la segunda al dolor que provoca el pasado. Sin embargo, tal y como explica San Román, "la depresión no solo es un estado de tristeza profunda por algo que ha podido ocurrir, sino que también te aplatana, te roba la energía, te hace desconectar de tus relaciones sociales y responsabilidades. Aunque la mayor parte de la gente con depresión puede ser funcional, al final es un problema muy laberíntico, en el que no ves solución a nada. No es una mera tristeza, sino una forma de ver el mundo y contemplar la vida como si fuera un laberinto sin salida".

Peores en las habilidades sociales

Otra de las conclusiones más significativas que arroja el informe es el hecho de que muchas personas han visto cómo mermaban sus habilidades sociales después de la cuarentena. Esto no se refiere exclusivamente a que desde entonces muchos han encontrado dificultades para mantener el contacto con sus seres queridos o desconocidos, sino que "el aislamiento ha servido para poner de manifiesto el drama de la soledad, que afecta a muchas personas".

Hay personas que han estado muy enfermas y, a pesar de estar ya curadas, tienen un trauma de lo que les ocurrió

En este sentido, San Román apunta que "alguien que está abierto a la vida, que tiene una buena red social y posee amistades de valor, se pudo adaptar más fácilmente a la coyuntura del confinamiento, mientras que aquellos que ya tenían problemas de sociabilidad ahora estos se han agudizado". Al fin y al cabo, "uno de los aspectos más importantes para cuidar la salud mental es contar con relaciones sólidas y positivas". Los seres humanos "nos entonamos hablando con otras personas, resolvemos nuestra vida en relación a los otros, no vamos por el libre, el nivel de interdependencia de la especie humana es absoluto". De ahí que muchas personas hayan notado un incremento del sentimiento de soledad, sobre todo aquellos que "no llevaban bien la soledad individual ya de antemano, así como el aburrimiento o la falta de actividad", afirma el psicólogo.

Vencer el duelo

Muchas de estas consultas psicológicas registradas no estaban encaminadas a resolver o tratar algún trastorno o enfermedad mental. Tambíen se incrementaron muchas en lo que respecta al proceso de duelo, el cual San Román define como "algo natural a lo que el ser humano se ve abocado de forma inevitable en algún momento de su vida". De igual forma, no siempre alude a la pérdida de un ser querido, "aunque también aumentaron muy significativamente", sino porque muchas personas perdieron su trabajo o a una pareja con la que llevaban mucho tiempo de relación.

Foto: Javier de Castro. Foto: Luis Milabrán

"No es un trastorno mental", incide el psicólogo. "Otra cosa es que al cabo del tiempo termine complicándose y derivando en una depresión o un trauma. Eso puede suceder al cabo de bastante tiempo, pero 'a priori' no se debe de tratar como si fuera un problema, sino como una etapa más de la vida". San Román recuerda que muchas personas que sufrieron en sus carnes el coronavirus de forma grave y ahora están curadas también pueden experimentar síntomas similares al duelo, que en este caso sería por pérdida de la salud, ya sea transitoria o con secuelas. "Hay personas que han estado muy enfermas y a pesar de estar ya curadas tienen un trauma de lo que les ocurrió", asevera.

Consejos para paliar la ansiedad

En estos tiempos de tanta incertidumbre por el futuro, merece la pena adoptar ciertos hábitos o rutinas para disminuir la posiblidad de que la situación nos pase factura más de lo común a nivel psicológico. Por ello, como decía San Román, es muy importante preservar las relaciones personales y de amistad que cosechamos, a pesar de que se siga recomendando quedarse en casa para frenar el avance del virus. De igual modo, "hay que cuidar mucho la alimentación y los hábitos de sueño, apostando por una dieta sana y alejada de sustancias como el alcohol". Y, por último, también se recomienda realizar actividad física de forma regular, ya que el cuerpo libera dopamina, una hormona que nos hará sentirnos más relajados y vivir en el día a día, sin mirar tanto hacia el futuro.

Salud Pandemia Social Coronavirus Salud mental Psicología Trastornos mentales Skype Enfermedades mentales