un recorrido diferente

Una escapada de cine por Berlín: así puedes recorrer la ciudad a través de sus películas

La capital alemana ha sido elegida por muchos cineastas para contar historias de separaciones y reunificación, y es un destino de cine para muchos viajeros

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.
Autor
Tiempo de lectura8 min

Alemania, año cero. Berlín, una ciudad de piedras, humo y luz que en otro tiempo estuvo partida en dos, que fue destruida y levantada de sus cenizas, la ciudad de los cabarés, del expresionismo de Grosz, y a día de hoy una capital cultural a la que muchos viajeros deciden encaminar sus pasos por la noche, la oferta de museos o historia que respiran sus calles.

El confinamiento nos ha dejado con ganas de recorrer nuevos lugares, y aunque tendremos que esperar todavía un poco para hacerlo, por lo menos podemos imaginar nuevos trayectos y travesías por las que dirigir nuestros pasos. En esta ocasión nosotros te proponemos un recorrido por Berlín, basándonos en títulos de películas famosas.

Alexanderplatz

La película 'Goodbye, Lenin!' dirigida por Wolfgang Becker en 2003, contaba la historia de la caída del muro. La madre del protagonista, socialista, cae en coma durante los cambios que se producen en el país, y cuando despierta la República Democrática Alemana ha dejado de existir. Para evitar 'sobresaltos fuertes', su hijo decide contarle que todo sigue igual y nada ha cambiado. La película fue rodada principalmente en la Karl-Marx-Alle (un bulevar construido entre 1952 y 1960 que imitaba las grandes avenidas de Moscú y San Petersburgo) y cerca de la Alexanderplatz, pero además salen muchas otras localizaciones típicas, como la Torre de Telecomunicaciones o el Reloj Mundial (Die Weltzeituhr).

¿Dónde encontrarlo? Se encuentra en Alexanderplatz, como señalábamos, que está en el distrito Mitte. Fue en otro tiempo el centro del Berlín Oriental, y en 1969 se construyeron en ella no solo el reloj sino también la Torre de la Televisión. El Reloj en concreto mide diez metros y tiene un cilindro giratorio con las veinticuatro zonas horarias del mundo, en la parte superior hay una representación del sistema solar, en el suelo una Rosa de los Vientos y también los nombres de 148 ciudades para conocer qué hora es en cada una de ellas. El año pasado cumplió 50 años.

En la misma Alexanderplatz se encuentra la ya mencionada Torre de la Televisión, que mide 368 metros de altura. Las vistas son las mejores, aunque es recomendable comprar las entradas con tiempo (preferiblemente antes de viajar), para evitar contratiempos de última hora. Como curiosidad, los berlineses la conocían como 'Venganza del Papa' porque, pese a ser un monumento comunista y fundamentalmente ateo, los días en que hace sol, se forma una cruz en el centro de la esfera.

 Goodbye, Lenin!
Goodbye, Lenin!

Postdamer Platz

"Mirar desde arriba no es mirar, hay que mirar a la altura de los ojos", explican en 'El cielo sobre Berlín' (1987), obra maestra de Win Wenders en la que un ángel que desearía ser humano se pasea por la ciudad. Por aquel tiempo la ciudad todavía estaba partida como una naranja, y dividida por el muro, y el protagonista se pasea por sus proximidades, mostrando paisajes desolados y siempre en blanco y negro, desde su visión celestial. En un momento determinado, un anciano pregunta dónde está la Potsdamer Platz.

'El cielo sobre Berlín'
'El cielo sobre Berlín'

¿Dónde encontrarla? Si nos encontrábamos en Alexanderplatz, andando tardaras aproximadamente unos 40 minutos. Por suerte puedes coger autobús (el 300) o el tranvía, que tardará menos. Esta plaza es hoy uno de los principales ejes financieros de la ciudad, y en los años 20,escenario de cafés literarios y cines. Durante la guerra fue bombardeada, y tras la caida del muro, en los años 90, completamente reconstruida, por lo que ha cambiado mucho.

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Como curiosidad, el primer semáforo de Europa se instaló en Potsdamer Platz en 1924. Además, poco después de la caída del muro, Roger Waters organizó el concierto The Wall-Live in Berlín, en el que se reunieron hasta 350.000 personas. Si paseas por ella, podrás ver un paseo de la fama donde está la famosísima Marlene Dietrich, y tres grandes rascacielos: el edificio PwC, la torre Kollhoff y la BahnTower.

La zona de Potsdam Platz en los 80. (Wikipedia)
La zona de Potsdam Platz en los 80. (Wikipedia)

El parque de Tiergarten

Liza Minelli cantaba aquello de 'life is a cabaret, old chum, come to the cabaret' en esta película musical de 1972, dirigida por Bob Fosse. Minelli es Sally Bowless, una bohemia cantante que actúa en el Kit Kat Club en 1931, durante los últimos días de la República de Weimar, cuando el nazismo ya planea peligrosamente sobre el país. El rodaje no solo se hizo en el Berlín Occidental y alrededores, también en Múnich o Sajonia, y por el filme pasan Savignyplatz o el parque de Tiergarten.

Tietergarten y la columna de Victoria, en vista aérea.
Tietergarten y la columna de Victoria, en vista aérea.

¿Dónde encontrarlo? El pulmón verde de Berlín es bastante céntrico. Era el antiguo coto de caza de la realeza prusiana y su nombre significa, literalmente, zoo. Se extiende desde la Puerta de Brandemburgo hasta el Zoológico y la Universidad Técnica de Berlín y en él podrás ver el Monumento Soviético, otro Monumento a los gitanos asesinados en el holocausto o la Columna de la Victoria. Y si no, pues simplemente puedes pasear.

Charlottenburg

'Yo, Christiane F.' o, en español, 'Yo, Cristina F.' (1982), basada en la novela homónima 'Los chicos de la Estación del Zoo' ('Wir Kinder Vom Bahnhof Zoo'), fue un éxito absoluto cuando se estrenó. La historia de la protagonista se adelantó a 'Trainspotting' o 'Réquiem por un sueño' en lo que a toxicómanos se refiere: Christiane F. es una heroinómana adolescente que se pasea por el Berlín de los años 70. En ese momento mostraba una ciudad diferente a la imagen más capitalista de la Alemania Occidental.

¿Dónde encontrarlo? La mayor parte de la película está rodada en el distrito de Charlottenburg, en los alrededores del zoológico Bahnhnof, de donde viene el nombre de la novela. Ese zoo fue en otro tiempo el centro del tráfico de droga en la ciudad alemana. Charlottenburg, por su parte, fue una ciudad independiente fundada en 1705 y durante la Guerra Fría fue la zona central del Berlín Oeste, y aunque a día de hoy es una zona ideal para compras o para ver edificios culturales, ha perdido relevancia. Además del zoológico que sale en la película, en esta zona podemos encontrar el Palacio de Charlottenburg, el Estadio Olímpico, la Ópera Alemana, la puerta de Charlottenburg o la Torre de Radio de Berlín, una construcción similar a la Torre Eiffel, entre otras.

El palacio de Charlottenburg en Berlín.
El palacio de Charlottenburg en Berlín.

El palacio es de estilo barroco y fue levantado entre 1695 y 1699 por el arquitecto Johann Arnold Nering. Durante la Segunda Guerra Mundial quedó muy dañado y en la actualidad se usa como museo en el que se exponen insignias de Federico I y su esposa, porcelana, gran cantidad de cuadros y la habitación de Federico el Grande.

El distrito Mitte

'Das Leben der Anderen' o 'La vida de los otros' supuso en 2006 el debut de su director Florian Henckel von Donnersmarck. La película vuelve a llevarnos al Berlín Este (nos encontrábamos al otro lado con 'Cristina F.') para contarnos la historia de un capitán de la Stasi (policía política de la República Democrática Alemana) a quien se le encomienda la tarea de vigilar a un dramaturgo y su novia actriz y que acaba fascinado con ambos, hasta el punto de querer protegerlos a toda costa. Pese a que las escenas suceden mayoritariamente en lugares cerrados, la película recorre zonas imprescindibles de Berlín. Además del barrio de Lichtenberg o el bulevar Karl-Marx-Allee, que ya vimos en 'Goodbye Lenin', también podemos ver lo que ahora es el centro histórico o distrito Mitte reunificado.

¿Dónde encontrarlo? Es probablemente la zona más turística de Berlín en la actualidad, por eso lo hemos dejado para el final. La Puerta de Brandenburgo es la primera parada obligatoria, una de las puertas más antiguas de la ciudad (tiene más de 200 años) y es un emblema de prosperidad y paz. Fue construida en tiempos del káiser Federico Guillermo II de Prusia y se encuentra cerca de la ya mencionada Potsdamer Plazt y se establece en la Plaza París, al inicio del parque Tiergarten, que también mencionábamos antes. Quizá por su ubicación, suele ser el lugar donde comienzan la mayoría de los tour guiados. Como curiosidades, en 1806 Napoleón Bonaparte decidió llevársela a París y hubo un tiempo en que sirvió de separación de las dos Alemanias.

Al cruzarla encontraremos el Memorial del Holocausto (no exento de polémica), y si nos movemos un poco más llegaremos a la Isla de los Museos. En ella podemos encontrar el Museo del Pérgamo, el Museo Bode, el Museo Altes (Antiguo), el Museo Neues (Nuevo) y la Antigua Galería Nacional. Una buena forma de despedir una ciudad donde hay muchísimo que ver y en la que cada calle cuenta una historia, ha capturado un pequeño instante del tiempo.

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios