Es noticia
Hacer ejercicio (aunque solo sea caminar) reduce el riesgo de sufrir apnea del sueño
  1. Alma, Corazón, Vida
AFECTA AL 5% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

Hacer ejercicio (aunque solo sea caminar) reduce el riesgo de sufrir apnea del sueño

Los investigadores vieron que aumentar la actividad física supone una reducción del 10 por ciento en el riesgo de desarrollar apnea del sueño

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Investigadores canadienses y australianos han realizado un estudio, el más grande hasta la fecha, en el que afirman que el aumento de la actividad física está asociado con un menor riesgo de apneaobstructiva del sueño, un trastorno respiratorio común relacionado con el sueño.

Los investigadores revisaron los datos médicos, de estilo de vida, sociodemográficos y de salud del sueño recopilados de más de 155.000 adultos que participaron en el Estudio de Salud de Ontario (Canadá). Basándose en la actividad física de los participantes con y sin apnea del sueño, los investigadores determinaron que un modesto aumento en la actividad física, como caminar, está asociado con una reducción del 10 por ciento en el riesgo de desarrollar apnea del sueño.

Foto: Foto: pixabay.

"Nuestros resultados resaltan la importancia de la actividad física como medida preventiva contra el desarrollo de la apnea del sueño", explica el autor principal Lyle Palmer, profesor de Epidemiología Genética en la Universidad de Adelaida (Australia). "Un hallazgo sorprendente fue que no sólo la actividad física vigorosa sino solo también el simple hecho de caminarse asoció con un menor riesgo de apnea del sueño".

El trastorno del sueño más prevalente en España

Los autores descubrieron que añadir 20 minutos de paseo diario y aumentar la actividad física diaria en ocho minutos sería suficiente para lograr un menor riesgo de apnea del sueño. El hallazgo es independiente de otros factores de riesgo conocidos para la apnea del sueño como el sexo, la edad, el origen étnico y la obesidad. El estudio ha sido publicado en la revista científica 'Journal of Clinical Sleep Medicine'.

"Los índices de apnea del sueño en niños y adultos siguen aumentando. Por lo tanto, es importante comprender el papel de los factores protectores modificables"

"Los índices de apnea del sueño en niños y adultos siguen aumentando. Por lo tanto, es importante comprender el papel de los factores protectores modificables para la apnea del sueño", añade Palmer en declaraciones recogidas por Neuroscience News. "El ejercicio es uno de esos factores protectores y tiene muchos otros efectos positivos en la salud general. Los profesionales de la salud del sueño deberían tratar de que sus pacientes hagan más ejercicio".

Se estima que el 5% de la población adulta y el 2% de la población infantil padecen apnea del sueño, muchos de ellos sin diagnosticar. La apnea del sueño no tratada se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, ictus, hipertensión arterial y otras enfermedades graves. La apnea es, junto al insomnio, el trastorno del sueño más prevalente que se sufre en España y que afecta a un alto porcentaje de la población que en un 70 por ciento no está diagnosticada ni tratada. Entre sus síntomas destacan ronquidos fuertes, episodios en los que dejas de respirar durante el sueño, jadeos al respirar durante el sueño, boca seca, dolor de cabeza a la mañana siguiente, sensación de sueño excesiva durante el día, dificultad para prestar atención mientras se está despierto e irritabilidad.

Estilo de vida Ejercicio físico Trastornos del sueño Sueño
El redactor recomienda