los escenarios más terroríficos de la historia

Halloween en buena compañía: ¿dónde visitar a Drácula o al doctor Frankenstein?

Los castillos repartidos por Europa son lugares que invitan a revivir los momentos más tétricos de la historia y no hay mejor ocasión que el puente de Todos los Santos

Foto: Vivir la noche de Halloween en un castillo es una experiencia sólo para los más atrevidos. (Pixabay)
Vivir la noche de Halloween en un castillo es una experiencia sólo para los más atrevidos. (Pixabay)

Los amantes de lo esotérico se frotan las manos con la llegada de Halloween, una noche en la que los muertos cobran vida, según manda la tradición celta popularizada por los inmigrantes irlandeses en Estados Unidos. La Noche de Brujas es más que una fiesta, también es una oportunidad para recrear las terroríficas leyendas que no han dejado dormir a generaciones enteras.

[Planes baratos para celebrar Halloween en Madrid]

Habrá quien apueste por los grandes clásicos de la literatura y quien prefiera agarrarse a la butaca frente a una pantalla, pero los más atrevidos optarán por visitar los escenarios reales que encierran trágicos acontecimientos de la historia, aprovechando el puente de Todos los Santos. Para aquellos que quieran poner a prueba su valor durante los días más fantasmagóricos del año, la plataforma de reservas Musement ha seleccionado cinco castillos 'encantados' que visitar en Europa:

Fantasmas ilustres de la Torre de Londres

Junto al Támesis se encuentra la Torre de Londres, uno de los lugares más tenebrosos de toda Inglaterra. Allí fue ejecutada la segunda esposa de Enrique VIII, Ana Bolena, que de acuerdo a la leyenda sigue vagando decapitada junto a otros miembros de la realiza como Enrique VI, apuñalado en la capilla de la torre Wakefield; y el príncipe Eduardo V, encerrado en la torre por su tío Ricardo III.

La Torre de Londres acogió multitud de crímenes 'reales'. (Pixabay)
La Torre de Londres acogió multitud de crímenes 'reales'. (Pixabay)

Los músicos del castillo de Edimburgo

Dos músicos errantes moran en el castillo de Edimburgo (Escocia). Gran cantidad de visitantes aseguran haber escuchado los acordes del gaitero solitario, un músico de la ciudad al que los guardas de la fortaleza ordenaro entrar en los pasadizos para comprobar hasta dónde llegaban... y que nunca más salió. El otro célebre habitante es el tamborilero sin cabeza, que mientras alentaba al ejército durante una batalla fue decapitado de un cañonazo.

El castillo de Edmburgo contiene entre sus muros leyendas terroríficas. (Pixabay)
El castillo de Edmburgo contiene entre sus muros leyendas terroríficas. (Pixabay)

El castillo de Bran, hogar de Drácula

Aunque el escritor romántico Bram Stoker nunca pisó Rumanía, se inspiró en el príncipe de Valaquia Vlad Tepes para su novela 'Drácula'. Por su gran parecido con el que se describe en la obra, se ha extendido la creencia popular de que el castillo de Bran podría ser con gran probabilidad la casa del famoso vampiro, y hasta allí se desplazan miles de personas cada año para celebrar Halloween. Lo cierto es que el emplazamiento fue la residencia de verano de la reina María, cuyo espíritu arroja a los visitantes al vacío, según la leyenda.

El castillo de Bran fue la residencia de verano de la reina María. (Pixabay)
El castillo de Bran fue la residencia de verano de la reina María. (Pixabay)

¿María Antonieta sigue en Versalles?

Millones de turistas visitan cada año el Palacio de Versalles (Francia), declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre ellos, hay quien asegura haber visto el espíritu de la reina consorte María Antonieta, que pese a ser guillotinada en la plaza de la Concordia quedó ligada a Petit Trianon, su área preferida de la monumental edificación. Quienes dicen haber sentido su presencia, también advierten sonidos tétricos y destellos de luz.

Nubes grises cubren el cielo sobre el Palacio de Versalles. (Pixabay)
Nubes grises cubren el cielo sobre el Palacio de Versalles. (Pixabay)

Darmstadt y el doctor Frankenstein

El doctor Frankenstein concebido por Mary Shelley no fue real, pero está inspirado en la historia de Johann Konrad Dippel, médico y alquimista alemán que se dedicaba a robar cadáveres con el fin de resuctiarlos gracias a un "elixir inmortal" que fabricaba con partes del cuerpo. Los lugareños de Darmstadt creen que su alma aún habita en el castillo de Frankenstein, más concretamente en el tejado de la capilla.

Mary Shelley tomó el nombre del castillo para dar nombre a su personaje. (Pixabay)
Mary Shelley tomó el nombre del castillo para dar nombre a su personaje. (Pixabay)

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios