'Mask Singer', a examen: debilidades y fortalezas de esta evolución necesaria en los 'talent shows'
  1. Televisión
  2. Programas TV
crítica

'Mask Singer', a examen: debilidades y fortalezas de esta evolución necesaria en los 'talent shows'

Analizamos el último fenómeno televisivo mundial en su desembarco en España de la mano de Antena 3

Foto: Varios personajes de 'Mask singer'. (Atresmedia Televisión)
Varios personajes de 'Mask singer'. (Atresmedia Televisión)

Antena 3 ha lanzado ya 'Mask Singer. Adivina quién canta', su promocionado y esperado nuevo espacio de entretenimiento que lleva semanas generando expectación más allá de los fieles seguidores de este tipo de programas y los amantes de la televisión en general. Con la premisa de ser algo novedoso, de éxito internacional y con personajes inesperados debajo de la máscara, la primera entrega no ha defraudado. Pero vayamos por partes y examinemos este gran estreno producido por Fremantle España para Atresmedia Televisión.

Interactividad e intriga, los ingredientes perfectos

El principal atractivo de 'Mask singer' reside en descubrir quién se esconde detrás de la máscara. El programa, antes de la actuación de cada uno de sus concursantes, ofrece una serie de pistas que solo los más hábiles logran hilar y adjudicar al posible personaje. Con la ayuda de los comentarios de los investigadores, es decir, Malú, Los Javis y José Mota, al escucharle cantar (en playback) arranca el verdadero espectáculo.

Los espectadores comienzan a jugar desde sus casas para intentar adivinar de quién es esa voz, haciendo del WhatsApp y Twitter su refugio para compartir y descubrir conjeturas e hipótesis. Este hecho convierte el espacio televisivo en un juego interactivo de intriga apasionante más allá de la habitual mecánica de los talent shows, la cual en este caso no ha sido del todo detallada en su estreno al no saber cómo se adjudica el triunfo a uno de los concursantes.

Arturo Valls, el perfecto maestro de ceremonias

Arturo Valls ha sido el elegido para llevar las riendas de 'Mask singer' y, en contra de lo esperado, el comunicador ni acapara ni roba protagonismo a los concursantes. Está activo, divertido, mostrándose tal y como es, pero ocupando un acertado segundo plano durante la emisión. Su personalidad suma al juego y no resulta especialmente relevante en su desarrollo, algo que se agradece en una época en la que muchos presentadores busca lucirse más que los participantes.

placeholder Arturo Valls, presentador de 'Mask singer'. (Atresmedia Televisión)
Arturo Valls, presentador de 'Mask singer'. (Atresmedia Televisión)

Los Javis, el gran acierto, pero Mota no encaja del todo

En cuanto a los miembros del jurado, denominados en este concurso musical como investigadores, sin ninguna duda destacan Javier Calvo y Javier Ambrossi, siendo este último el más divertido, astuto, natural y espontáneo. Los Javis brillan con luz propia frente a las cámaras en este cambio de registro, ofreciendo ese nerviosismo, inquietud y punto infantil que también se vive desde casa, siendo el gran acierto del programa.

Malú está correcta, poniendo ese tono femenino necesario y ofreciendo algo de cordura. Sin embargo, José Mota no acaba de encajar del todo. Como maestro de la interpretación y los roles de personajes dispares, parece no aportar demasiado al show ni mostrar su vena más desenfadada. Quizá la cantante y el actor necesiten algo más de tiempo para soltarse y entrar de lleno en la agitada atmósfera que genera 'Mask singer'.

placeholder Investigadores de 'Mask Singer'. (Atresmedia Televisión)
Investigadores de 'Mask Singer'. (Atresmedia Televisión)

Ritmo y tiempo impecables, escenografía mejorable

El ritmo del juego de las máscaras es impecable. Se pasa el tiempo volado y no aburre en ningún momento (ni las presentaciones, actuaciones y votaciones) al ser todo muy ágil e ir al grano. La duración de las galas es la perfecta, ya que como dicen, lo poco gusta y lo mucha cansa. No es necesario tener tres o cuatro horas de duración como esos talent shows y reality shows que parecen no tener fin en sus emisiones. Quedarse con ganas de más y disfrutar del tiempo que dura sin mirar el reloj ni querer irse a la cama, es algo que se agradece.

Foto: ¿Quiénes son los concursantes de 'Mask Singer'? (Antena 3)

Por otro lado, la escenografía es mejorable. Al venderse como uno de los mayores espectáculos de la televisión, teniendo los enormes y cuidados platós de 'La voz' o 'Tu cara me suena' enfrente, que suman a la espectacularidad del formato, este estudio se queda corto y reduce este punto. Más espacio físico y efectos luminosos lo harían más espléndido en general.

Y como no podía ser de otra manera, lo mejor lo dejan para el final al desvelar quién se esconde detrás de una de las máscaras. Tras jugar durante toda su emisión y seguir pensando en la identidad de los personajes, 'Mask singer' lo da todo en su desenlace y ofrece justamente lo que se espera. La esfera de suspense que crean y las reacciones de los investigadores hacen de este momento 'el momento' de la gala.

La evolución necesaria en los talent shows en España

De esta forma 'Mask singer' ofrece emoción nueva el espectador, convirtiéndose en la evolución necesaria en el universo de los talent shows que tanto y tan bien se siguen explotando en todo el mundo, pero no como se debería en España. Aquí ya es cotidiano (y hasta aburrido) ver a niños cantando, descubrir habilidades extraordinarias en gente, observar cómo un grupo de famosos cocinan... pero por fin tenemos algo diferente.

En definitiva, estamos ante un gran show, sano, divertido y misterioso. Uno de esos acontecimientos televisivos que traspasa la pantalla y genera conversación en ámbitos inimaginables. Para los que dicen que la televisión en abierto está de capa caída y tiene los días contados, toma la taza 'Mask Singer', que llega para demostrar que las buenas ideas, bien ejecutadas, pueden con todo.

Antena 3 Arturo Valls Javier calvo
El redactor recomienda