¿Qué se esconde detrás del rosco? Los pasos que sigue 'Pasapalabra' para elaborar su prueba estrella
  1. Televisión
  2. Programas TV
¿CÓMO LO HACEN?

¿Qué se esconde detrás del rosco? Los pasos que sigue 'Pasapalabra' para elaborar su prueba estrella

El rosco es, sin duda, la prueba más icónica del exitoso concurso, ya que de su resolución depende que uno de los dos concursantes se lleve el bote acumulado

Foto: Roberto Leal, presentador del rosco de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)
Roberto Leal, presentador del rosco de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

El rosco no solo es la prueba final de 'Pasapalabra', es también la prueba más icónica y característica de este exitoso concurso que regresa a la parrilla de Antena 3 de la mano de Roberto Leal. Desde que el formato aterrizó en nuestro país se han emitido más de 4.500 entregas, por lo que los espectadores han tenido ocasión de poner a prueba sus conocimientos a través de más de 9.000 roscos.

El rosco es, sin duda, la prueba más importante del concurso, la que más tiempo se tarda en completar y la que más implicación conlleva. Pero ¿cómo se elabora un rosco?, ¿quién se encarga de buscar las definiciones y de dar el visto bueno final?

Foto: Chenoa, una de las artistas invitadas de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

"El rosco de 'Pasapalabra' se elabora desde el departamento de guion, donde nuestros guionistas seleccionan las palabras que van a ir en esos roscos", explica Borja Pérez, coordinador de guion. Ese mismo equipo, compuesto de cinco personas, es también el responsable de dar forma al resto de pruebas, de modo que no hay guionistas que estén expresamente dedicados a la elaboración del rosco.

placeholder El presentador Roberto Leal. (Atresmedia)
El presentador Roberto Leal. (Atresmedia)

Una vez supervisados los roscos, editadas las definiciones y comprobado que todo está en orden, "se pasan a una lingüista" que se encarga de repasar las preguntas y de que estén bien formuladas. No siempre se toma las definiciones tal y como vienen en el diccionario, sino que se adaptan y en ocasiones se les da un toque mucho más coloquial o informal.

"El rosco parte de dos fuentes básicas: la mayoría de palabras están en el diccionario de la RAE y en el de María Moliner. De modo que si un buen concursante se estudia estos dos diccionarios, en la medida que es posible, tiene ya mucho ganado del rosco", asegura el coordinador de guion. "Se busca, sobre todo, que la mayoría de palabras sean fáciles o que todos hayamos escuchado alguna vez. Luego siempre tenemos algunas que son un poquito más difíciles y que son las que permiten ganar el bote de 'Pasapalabra'. Son palabras más raras, aunque algunos concursantes incluso nos sorprenden y las sacan con gran facilidad".

placeholder Borja Pérez, coordinador de guion de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)
Borja Pérez, coordinador de guion de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

Ya en la última parte, se trasladan los roscos "al departamento de dirección, donde se repasa cada rosco minuciosamente". Es en esta fase cuando el director, Miguel Ángel Aparicio, y el subdirector de 'Pasapalabra' revisan los roscos y realizan los cambios oportunos para que la prueba final esté equilibrada para ambos concursantes. El remate final, es decir, antes de llevarlos a grabación pasan nuevamente por las manos de la lingüista. Como bien señala Pérez, "nos estamos jugando un bote, en ocasiones, de cientos de miles de euros".

placeholder Miguel Ángel Aparicio, director de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)
Miguel Ángel Aparicio, director de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

"Cuando 'Pasapalabra' empezó en esta casa muchas cosas eran distintas", recuerda Miguel Ángel Aparicio, director del concurso en esta nueva etapa. Efectivamente, allá por el año 2000 el rosco no contaba con 25 definiciones sino con 28. Los primeros roscos cabe recordar que incluían las letras K, LL y W. "Se vio que estas letras se iban a repetir demasiado a menudo, al haber pocos vocablos iniciando por esas letras, así que se dejaron de poner", explica Aparicio.

Las interrupciones del rosco

Aunque el espectador nunca lo ha visto en emisión, el equipo de 'Pasapalabra' ha llegado a paralizar la grabación del programa en alguna que otra ocasión. Y no hablamos de parar entre prueba y prueba, sino durante el desarrollo de la prueba final, en pleno rosco.

"Los vocabularios y los idiomas son tan ricos que algunas preguntas pueden dar lugar a respuestas singulares", nos comentó hace ahora año y medio Rafa Guardiola. El equipo del concurso realiza cualquier tipo de comprobación sobre la marcha, pero a veces no suele quedar más remedio que parar la grabación ante una duda importante. Es mucho el dinero que 'Pasapalabra' pone en juego, por lo que el equipo no puede permitirse ningún fallo en esta prueba final.

placeholder Roberto Leal, en una promo de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)
Roberto Leal, en una promo de 'Pasapalabra'. (Atresmedia)

El equipo del programa coloca siempre una respuesta por pregunta y, en ocasiones, dos, tres y hasta cuatro respuestas que consideran válidas y que, además, empiezan por la letra en juego. Nunca se sabe por donde va a salir el concursante, así que cuando el equipo tiene la más mínima duda, se para y se comprueba para que no haya confusión alguna. 'Pasapalabra' evita de esta manera meter la pata y, sobre todo, perjudicar a alguno de los participantes.

Una vez solucionado el contratiempo, la grabación se retoma desde el último turno del concursante que estaba jugando. El presentador repite las preguntas y el concursante hace lo propio: repite las mismas respuestas que había dado hasta ese momento. No hay posibilidad de hacer trampa, ya que el otro concursante es testigo en todo momento de lo que sucede en el plató.

Pasapalabra Programas TV Antena 3
El redactor recomienda