QUIÉN 'ROBA' A UN LADRÓN...

Frank Cuesta se la juega en el rescate de un búho con el que pretendían traficar

El famoso herpetólogo deja claro que no "ha robado" la cría de búho porque "el animal no es de nadie". La secuencia forma parte de la última entrega de 'Wild Frank: rescates'.

Este domingo, 17 de febrero, a partir de las 21:30 horas, DMAX estrenará la segunda y última entrega del especial 'Wild Frank Rescates', un programa que remueve conciencias y realiza una llamada de atención sobre la importancia de realizar un turismo responsable con los animales. Como explica el propio Frank Cuesta, es mejor hacerse fotos con animales en libertad y no con aquellos que son explotados en los numerosos puestos callejeros o parques turísticos de Tailandia ya que "lo que para nosotros es un momento de felicidad, para ellos es una cadena perpetua".

El formato producido por Molinos de Papel vivirá uno de los momentos de mayor tensión cuando el herpetólogo y el equipo del programa acudan a intentar frenar una venta dentro del mercado del tráfico ilegal de animales. En un aparcamiento y a plena luz del día se producirá el intercambio de un búho destinado a ser llevado a otro país por una considerable cantidad de dinero.

Los espectadores tendrán ocasión de comprobar la arriesgada labor que Cuesta lleva a cabo en Tailandia

Frank agudizará el ingenio para impedir que los traficantes se salgan con la suya. Sin tiempo para llamar a la policía, Frank decide actuar y 'robar' del coche del traficante la jaula donde se encuentra el indefenso búho. Rápidamente emprenden la marcha hacia casa, ¿conseguirá el equipo salir a tiempo del parking sin que les cojan los traficantes ilegales? Te mostramos en primicia la secuencia en la que Frank no duda en entrar en el coche del traficante.

Frank Cuesta, en su refugio. (DMAX)
Frank Cuesta, en su refugio. (DMAX)

Durante esta segunda entrega, el programa acudirá a un mercado flotante donde antiguamente los lugareños iban a comprar verduras, pero que ahora se ha convertido en un sitio turístico donde hay nutridos grupos de gente que esclavizan a los animales para que posen junto con los turistas. Por ejemplo, en este episodio podremos ver a Frank junto a un slow loris al que le han arrancado los dientes para que no muerda a los clientes.

Cuesta, junto a un slow loris. (DMAX)
Cuesta, junto a un slow loris. (DMAX)

"Esto es horrible", dice el presentador de DMAX. "Estos son animales que viven de noche y por eso tiene los ojos cerrados, porque les molesta la luz y probablemente en un año estará bastante ciego y lo tendrán que tirar a la basura. Esto es lo que hacen normalmente, los tiran a la basura o los dejan por ahí porque ya no valen", explica Cuesta ante las cámaras.

La residencia de Frank en Minburi (Tailania), donde el activista y presentador tiene la base de su asociación en defensa de los animales y un refugio donde cuida de ellos hasta su puesta en libertad, también seguirá contando con un gran protagonismo en el desenlace de 'Wild Frank Rescates'.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios