Plácido Rodríguez, el "indio de Doñana" que nos descubrió Évole en 'Salvados'
  1. Televisión
  2. Programas TV
Mowgli de la marisma

Plácido Rodríguez, el "indio de Doñana" que nos descubrió Évole en 'Salvados'

El antiguo habitante de la marisma fue educado por sus hermanas y no tuvo sus primeros zapatos hasta los doce años: "Andaba siempre descalzo y me bañaba desnudo"

Foto: Plácido Rodríguez, el "indio de Doñana" que nos descubrió Évole en 'Salvados'
Plácido Rodríguez, el "indio de Doñana" que nos descubrió Évole en 'Salvados'

Jordi Évole viajó hasta el parque de Doñana, el espacio natural con mayor diversidad de toda Europa, para conocer las condiciones que amenazan el porvenir de un lugar que está considerado Patrimonio de la Humanidad. El reportaje de 'Salvados' comenzó con el testimonio de Plácido Rodríguez, un peculiar y antiguo habitante de la zona. Un hombre que se educó y creció en plena naturaleza.

[Lee más:La magistral pregunta de Évole que desmontó al preso más antiguo de España]

"Yo me siento indio", explicó Plácido. El "marismeño" confesó que tenía una vida parecida a la de Mowgli en 'El libro de la selva': "Andaba siempre descalzo y me bañaba desnudo. No tuve mis primeros zapatos hasta los doce años cuando entré en el colegio".

Plácido fue educado por sus hermanas, que le enseñaron a escribir y el mundo de las matemáticas, pero reconoció que su estilo de vida chocaba con sus compañeros de clase: "Estaba preparado para el estudio pero no para convivir con tanta gente".

Su buena opinión de los señoritos terratenientes

Hijo de una familia de once hermanos, el "indio de la marisma" rompió con los tópicos del procedimiento déspota de los propietarios de grandes haciendas en Andalucía. "Los dueños eran gente encantadora. Lo que más se agradece es que nos dejaran ser indios en su reserva".

Plácido Rodríguez, el 'indio de Doñana'.
Plácido Rodríguez, el 'indio de Doñana'.

"Tuvimos muy buena relación con los llamados señoritos. Íbamos con mente abierta", comentó Plácido. La distancia con la civilización era tan profunda que la mayoría de grandes acontecimientos los conocían por la prensa que podían leer puntualmente: "Gracias a las revistas y periódicos que nos traían a la marisma nos enterábamos de muchas cosas".

El futuro del parque de Doñana

"La última vez que pasé por este lugar fue hace cinco años y se me quedaron pocas ganas del volver por como ha cambiado todo. La especies, el terreno y la gente", recordó Plácido. "Esto no es nada comparado con lo que fue hace 50 años. Ya no hay personas creciendo en este terreno. Hoy es un desierto de gente y casi de pájaros a pesar de lo que estás viendo", sentenció el "marismeño".

Parque de Doñana Jordi Évole Programas TV Salvados LaSexta
El redactor recomienda