Perseidas 2021: horario para ver mejor esta noche en su máximo la lluvia de estrellas
  1. Tecnología
  2. Ciencia
la gran noche de los meteoros

Perseidas 2021: horario para ver mejor esta noche en su máximo la lluvia de estrellas

Con la Luna en cuarto creciente, este 2021 será "especialmente bueno" para observar en su máximo los meteoros desde un lugar con bastante oscuridad y horizontes lo más despejados posibles

Foto: Horario para ver esta noche la lluvia de estrellas de las perseidas (iStock)
Horario para ver esta noche la lluvia de estrellas de las perseidas (iStock)

La noche más especial del verano sucede hoy, cuando el calendario llega a la cita astronómica por excelencia de la temporada veraniega: la lluvia de estrellas de las perseidas, originada por la nube de polvo y rocas que el cometa Swift-Tuttle deja a su paso y que se convierten en trazas incandescentes cuando la Tierra atraviesa el rastro del cometa, tal y como explican desde el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Aunque la actividad de estos meteoros que parecen venir de la constelación de Perseo, el punto del cielo que el astrónomo Adolphe Quetelet identificó como el radiante de las también conocidas como lágrimas de San Lorenzo en 1835, se extiende en este 2021 del 17 de julio al próximo 24 de agosto, estos meteoros —de los más billantes que se dejan ver en el cielo debido a que colisionan casi frontalmente con la atmósfera terrestre, en sintonía con lo que explica el astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), Mario Tallafa— recorren el firmamento de forma más activa durante varios días, del 11 al 14 de agosto este verano.

Dentro de esas fechas, destaca esta noche del 12 al 13 de agosto, madrugada en la que las perseidas alcanzarán su máximo de actividad en un año que será especialmente bueno para su observación. "Es una lluvia que tradicionalmente ha sido muy numerosa en cantidad de meteoros, con lo cual está garantizado que se van a ver. Y este año además la Luna va a estar en una situación favorable, algo que no pasa todos los años. Este 2021 es especialmente bueno", confirma Tafalla, en referencia al hecho de que la baja luminosidad del satélite, que estuvo en plenilunio el 8 de agosto, permitirá distinguir hasta los meteoros más débiles. "Lo que afecta de un año a otro es la posición de la Luna. Si la Luna está en el cielo eso va a hacer que haya poco contraste y se vean pocos meteoros; si la Luna se ha puesto pronto, como va a pasar estos días, vamos a tener una noche oscura, perfecta para ver la lluvia de estrellas", agrega el astrónomo en conversación con El Confidencial.

"No cabe duda que al no tener la contaminación lumínica natural de la Luna se van a poder ver los meteoros más débiles y podremos acercarnos a ese máximo teórico que roza los 100 meteoros por hora", secunda Miquel Serra-Ricart, astrónomo del IAC y administrador del observatorio del Teide, en alusión a los cálculos de actividad de la lluvia de estrellas que estiman que, en condiciones perfectas, se pueden ver tal cantidad de estrellas fugaces en una hora. Aunque lo cierto es que, con la excepción de los cielos sumamente oscuros de observatorios, este ratio es difícil de conseguir. No obstante, en palabras de Mario Tafalla, "no hace falta nada especial" para poder ver alguna perseida en el firmamento esta madrugada del 12 al 13 de agosto.

"Lo ideal es buscarse un sitio que uno sepa que es oscuro y que tenga mucho horizonte despejado, ya que las perseidas las puedes ver por cualquier parte del cielo. Básicamente hay que tener la paciencia para observar y dedicarle un cierto tiempo. La vista tarda en acostumbrarse a la oscuridad, con lo cual hasta dentro de unos 20 minutos no tenemos la mejor visión. En las ciudades es más difícil, pero en el campo es más fácil", concreta dando recomendaciones el experto, para que aquellos que tienen previsto pasar parte o toda la noche bajo el manto de estrellas puedan localizar meteoros.

Foto: Los meteoros de las perseidas, vistos desde el pueblo de La Almadraba de Monteleva, en Almería. (iStock)

Apuntado el lugar que se debe buscar para poder observar en el mejor entorno la lluvia de estrellas, queda otra duda por resolver: ¿a partir de qué hora es mejor ver las perseidas esta noche? Tal y como resalta Tafalla, al contrario que en fenómenos astronómicos como los eclipses, en los que se puede dar "hora, minuto y segundo de observación", el máximo de las lluvias de estrellas tiene "un componente un poco aleatorio" durante las noches en las que se espera ver un mayor número de estrellas fugaces.

"Uno no puede predecir cuántas va a haber en un momento particular, ni cuál va a ser el momento ideal", señala el experto, aunque esta noche sí marcará la diferencia. Serra-Ricart indica que, a pesar de que las recomendaciones de observación durante las mejores noches de las perseidas no varían porque "las diferencias son de minutos en cuanto a la constelación que sirve de radiante", "sí se va a notar muchísimo" el máximo de actividad de esta madrugada. "El resto de noches veremos bastante menos actividad. Podremos ver perseidas, porque su actividad se extiende hasta casi finales de agosto, pero no es lo mismo tener una actividad como vamos a tener en el máximo de casi 100 meteoros por hora que tener 15 o 20, hay una diferencia importante. Si realmente queremos ver el espectáculo, hay que estar la noche del 12 al 13 de agosto", agrega el astrónomo del IAC.

A pesar de que no hay hora exacta para echar la vista al firmamento, según adelanta el Real Observatorio Astronómico de Madrid del Instituto Geográfico Nacional (IGN) las perseidas se verán especialmente bien en la segunda mitad de la noche. Para observarlas, detalla Mario Tafalla, por una parte "vamos a querer esperar un poco a que oscurezca", aunque si se espera un poco más habrá un cielo bien oscuro tras haberse puesto la Luna, "pasadas las 23:00 horas aproximadamente". "La Luna, que está en cuarto creciente, una vez que se pone deja un cielo oscuro. Ese es el momento en el que hay que empezar a mirar", resalta.

Según agrega, lo más recomendable es, si se tiene tiempo para la observación aprovechando la época estival, esperar a que el cielo se ponga bastante oscuro, ya pasada la medianoche y tras ponerse el satélite, que es cuando se van a ver más meteoros. "El mejor instante suele ser de madrugada a partir de las 2:00 de la mañana. A medida que pasa la noche, la constelación de Perseo va a estar cada vez más alta, con lo cual las perseidas van a cubrir mejor el cielo y vamos a ver más", argumenta Tafalla a la hora de hablar del mejor horario para ver las perseidas. De todas formas, insiste también en que con un buen cielo, con poca contaminación lumínica, otro factor importante a la hora de ver las estrellas fugaces, se deberían ver "sin esfuerzo" teniendo paciencia para que la vista se adapte a la oscuridad.

"Antes de la medianoche no vamos a ver prácticamente nada porque el radiante o no estará en el cielo o estará muy bajo"

"Antes de la medianoche no vamos a ver prácticamente ninguna perseida", sostiene por su parte Miquel Serra-Ricart, "porque el radiante o no estará en el cielo o estará muy bajo. A partir de esa hora es cuando se empezará a ver una densidad importante de perseidas en el cielo", coincidiendo con la posición más alta del radiante.

'Apagar luces' y subirse a la azotea

Las perseidas ocuparán prácticamente todo el cielo en la madrugada de este viernes, 13 de agosto. A pesar de coincidir con otra lluvia de estrellas esporádica, las delta acuáridas, estas últimas se darán con una frecuencia muchísimo menor, por lo que "a lo mejor de cada 20 o 30 perseidas que veamos, veremos tan solo una delta acuárida, o incluso menos", concreta Serra-Ricart. Sumadas a las que suceden en cualquier momento, "son todas el mismo fenómeno, pequeñas partículas procedentes de la cola de un cometa que vagan por el espacio hasta que la Tierra choca con ellas", para quemarse en la atmósfera entonces y brillar unos segundos mientras se vaporizan y prácticamente desaparecen. "A veces podemos saber su origen al identificar el cometa del que proceden porque tiene una órbita", explica asimismo Mario Tafalla.

Para quienes no hayan logrado escaparse de su ciudad, auténticos "focos de contaminación", pueden ayudarse de un mapa que muestra la contaminación lumínica en todo el mundo y que permite a uno buscar "si se tiene cerca algún sitio con cielo oscuro o un parque natural". Desde Madrid, clase 8-9 en su capital —cuanto más baja es la clase, mejores condiciones se tendrán—, "cuando uno se va hacia el norte, ya con la barrera de la sierra del Guadarrama, se puede ver que baja la contaminación lumínica", explica Tafalla, que también incide en que dicha contaminación es "un gasto inútil de luz que se alza al cielo, rebota en la atmósfera y llega al polvo o a la contaminación, por lo que nos vuelve a los ojos y hace que el cielo nos brille".

Esa luz que se pierde en definitiva y forma parte de un despilfarro energético no se puede evitar con remedios caseros, utilizados en algunos casos para aislarse del entorno en fenómenos astronómicos como los eclipses. "La única probabilidad es 'apagar las luce's, no hay inventos", pone en evidencia Serra-Ricart en este sentido. "Es la única forma de alejarte de la contaminación lumínica, que es una especie de globo que rodea Madrid y muchas otras ciudades", agrega. En sintonía con lo que aporta a la par Mario Tafalla, si uno está en una gran urbe debe "evitar sobre todo la luz directa si tiene farolas cerca. Yo en mi casa por ejemplo me subo a la azotea, donde ya estoy por encima de las farolas, con lo cual la luz directa que me llega a los ojos me la he quitado".

En ese escenario, "el cielo claramente no es negro", matiza. "Si quisiera quitarme la parte difusa de la contaminación, ya me tendría que ir fuera de Madrid, pero hay que aprovechar lo que uno tiene. Las perseidas más débiles se las va a perder, pero las más brillantes las va a ver", expresa asmismo. Además, concluye, desde Madrid u otras ciudades se verán perfectamente Júpiter y Saturno en el cielo esta noche.

Lluvia de estrellas
El redactor recomienda