Las Delta Acuáridas siguen en su máximo: cuándo y desde dónde ver mejor la lluvia de estrellas
  1. Tecnología
  2. Ciencia
mayor tasa de actividad

Las Delta Acuáridas siguen en su máximo: cuándo y desde dónde ver mejor la lluvia de estrellas

Los meteoros que sirven de antesala a las Perseidas todavía se encuentran en su máximo de actividad y esta madrugada, del 29 al 39 de julio, seguirá habiendo posibilidad de cazar alguna estrella

placeholder Foto: Cuándo y cómo ver la lluvia de estrellas de las Delta Acuáridas en su máximo (iStock)
Cuándo y cómo ver la lluvia de estrellas de las Delta Acuáridas en su máximo (iStock)

Son meteoros de origen desconocido los que seguirán cruzando esta noche, del 29 al 30 de julio, el cielo nocturno en la que es una de las lluvias de estrellas fugaces que captan una mayor atención durante el verano. Se les conoce por el nombre de Delta Acuáridas, ya que su radiante es la constelación de Acuario tal y como indican desde la NASA, y se sospecha que pueden estar originados por el cometa 96P/Machholz, un astro que orbita alrededor del Sol cada cinco años. Esta lluvia de estrellas se encuentra en activo desde el pasado 12 de julio, fecha en la que tradicionalmente empiezan a entrar en la atmósfera terrestre a toda velocidad, como cuerpos incandescentes, los cometas que se atribuyen al astro descubierto por Donald Machholz.

Su actividad se extiende cada año durante dos meses del verano, julio y agosto, en los que las vacaciones permiten tener más tiempo libre para observar el cielo nocturno. En esta temporada, la de 2021, se podrán observar en el firmamento hasta el próximo 23 de agosto, una época en la que coincidirán también con las Perseidas, la lluvia de meteoros más atractiva de la época estival. Para quienes residen en el entorno del hemisferio sur, las Delta Acuáridas son más fáciles de observar al estar su radiante más alto en el cielo, en sintonía con lo que explican desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN), pero ello no significa que no se puedan vislumbrar desde el hemisferio norte y, concretamente, desde España, donde hay un lugar único en la geografía patria que ha recibido un reconocimiento por la protección del cielo oscuro que facilita la observación de meteoros.

"Es una lluvia de estrellas con actividad baja-moderada, con unas tasas horarias cenitales en su pico máximo de unos 25 meteoros por hora", explica al respecto de este fenómeno astronómico Miguel Rodríguez Alarcón, miembro del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y coordinador del canal de divulgación Sky-Live TV. "Esto quiere decir que si pudiéramos ver todo el cielo, en un cielo despejado, sin Luna y completamente oscuro —como el de La Palma— y el radiante, el punto donde parecen nacer los meteoros, se situara en el cenit del cielo, justo encima de nuestras cabezas, veríamos 25 estrellas fugaces por hora. Estas condiciones nunca se dan, por lo que en realidad estas tasas no se alcanzarán. En comparación con las Gemínidas de diciembre o las Perseidas en agosto, que seguro que la gente las ha visto alguna vez, la actividad es entre cuatro y cinco veces menor", añade el astrofísico en conversación con El Confidencial, haciendo alusión a los meteoros que, por sus mayores tasas de actividad, constituyen las grandes lluvias del año.

A finales de julio se suele dar el máximo de actividad de las Delta Acuáridas, en el que si las condiciones son propicias resulta más sencillo ver los meteoros. En esta ocasión, la cita ha coincidido en parte con la madrugada del 29 de julio y perdurará durante la noche de este jueves al 30 de julio. Si bien es cierto que 2021 no será el mejor año para la observación de esta lluvia de estrellas, por la presencia de una Luna brillante en los amaneceres de esta semana y el plenilunio del satélite que se produjo este 24 de julio, lo que dificulta la visibilidad del fenómeno en cuanto la Luna aparece por el horizonte, de acuerdo con lo que manifiesta el IGN, la madrugada de este 30 de julio sigue siendo una fecha marcada en el calendario astronómico para intentar ver estrellas fugaces.

"Estos meteoros tienen una mejor tasa de actividad durante una semana, la cercana a la noche de su máximo", explican asimismo desde la Organización Internacional de Meteoros, que indican a la par que en la primera noche de máximo, la del 28 al 29 de julio, la Luna se ha encontrado llena en un 74,02%. Esta pasada madrugada no es, sin embargo, la única noche en la que se podrán observar con suerte las Delta Acuáridas. Tal y como señalan desde el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), hasta el 30 de julio el máximo de estos meteoros perdurará, con distintos intervalos de observación óptimos dependiendo del lugar en el que se resida.

Seguramente se podrán ver Delta Acuáridas desde España en la segunda mitad de las noches siguientes, aunque la actividad será baja

"El máximo de las Delta Acuáridas se producirá el 30 de julio en torno a las 8:00, hora española, una hora menos en las islas Canarias", destaca en este sentido Rodríguez Alarcón. Para quienes decidieran probar suerte esta noche del 28 al 29 de julio, la lluvia podía verse con mayores posibilidades "en Canarias a partir de las 2:00, hora local, y en la península a partir de las 3:00 horas. Al ser una lluvia del sur, el radiante, que tiene una declinación de -16º, no subirá más de 30º sobre el horizonte peninsular, por lo que la actividad será baja. Canarias, en este sentido, ha tenido más posibilidades por no estar tan al norte. Un problema añadido es que tenemos una Luna gibosa menguante, con un 65% de iluminación esta madrugada, lo que disminuye aún más las posibilidades de ver muchos meteoros", añade el astrofísico. No obstante, "seguramente se puedan ver algunas Delta Acuáridas desde España en la segunda mitad de las noches siguientes, aunque la actividad será baja", insiste el experto del IAC.

En Tenerife, por ejemplo, desde el OAN destacan el instante de visibilidad que tendrán las Delta Acuáridas a las 6:41 de la madrugada del 29 de julio al día 30; mientras que para aquellos que viven en la península la cita sería a las 7:41 horas. A pesar de que la posibilidad de observar estrellas fugaces puede verse mitigada por la luz de la Luna, según detallan desde la Organización Internacional de Meteoros, a medida que ha avanzado esta semana "la luna menguante se eleva más tarde cada noche, lo que permite observar temprano de madrugada bajo cielos oscuros" durante estos días.

Cómo rastrear las estrellas Delta Acuáridas

A los consejos que se suelen repetir con cada lluvia de estrellas —alejarse de las grandes ciudades para perder de vista la contaminación lumínica y las estructuras voluminosas que pueden entrometerse en el campo de visión o tumbarse en un saco de dormir para mirar plenamente al cielo nocturno, entre otras pautas a seguir—, Robert Lunsford, experto que lleva observando las lluvias de estrellas desde hace más de 40 años, recomienda "centrar el campo de visión para que el radiante del que proceden las Delta Acuáridas se encuentre en el borde y no centrado, ya que rara vez los meteoros se ven en la posición del radiante. Más bien se disparan hacia fuera, lo que permite rastrear fácilmente el camino de cada meteoro hasta el radiante, si forma parte de una lluvia de estrellas, o en otra dirección si es esporádico".

Lunsford recuerda que quienes observen la lluvia desde áreas urbanas "verán menos actividad", pues en estas zonas se ven únicamente los meteoros "más brillantes". Además, las probabilidades reales de que la tasa de actividad de las Delta Acuáridas sea reconocible dependen de otros muchos factores, como "la percepción del movimiento que tiene cada uno, las condiciones climáticas y si hay alertas meteorológicas o la experiencia en la observación de la actividad de los meteoros".

Foto: Contaminación lumínica por exceso de alumbrado. (EFE) Opinión

A modo de ayuda, la NASA cuenta con un programa que sirve para calcular la tasa de la lluvia de estrellas esperada para una fecha y ubicación determinadas, ofreciendo la posibilidad de adelantarse al movimiento de los meteoros para saber cuál es la mejor localización para verlos o cuándo desplazarse. Desde la Asociación Internacional del Cielo Oscuro, una entidad sin ánimo de lucro fundada a finales de la década de los 80 con el objetivo de preservar "el medioambiente nocturno y nuestro patrimonio de cielos oscuros a través de una iluminación exterior ambientalmente responsable", destacan en su Programa Internacional de Lugares del Cielo Oscuro el término municipal de Albanyà, en la comarca del Alto Ampurdán catalán, tal y como se puede ver en su mapa interactivo de lugares donde hay un apoyo de la comunidad para la protección del cielo nocturno.

Desde 2017, en sintonía con lo que señala el Observatorio Astronómico de Albanyà, este municipio se convirtió en el primer parque internacional de cielo oscuro de España en recibir este reconocimiento por parte de la asociación.

Lluvia de estrellas
El redactor recomienda