¿Qué está pasando en Granada? La razón por la que se han dado más de 280 terremotos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
la serie sísmica empezó en diciembre

¿Qué está pasando en Granada? La razón por la que se han dado más de 280 terremotos

Los terremotos "superficiales" que se están sintiendo en localidades granadinas como Atarfe, Santa Fe o Vegas del Genil se deben a una serie sísmica que se inició el 2 de diciembre y se reactivó en el mes de enero

Foto: Todos los terremotos registrados en Granada desde el mes de diciembre. (IGN)
Todos los terremotos registrados en Granada desde el mes de diciembre. (IGN)

La madrugada del 27 de enero de 2021 fue una noche convulsa para los ciudadanos residentes en la provincia de Granada, especialmente para aquellos que tienen residencia en municipios como Santa Fe o Atarfe, que en cuestión de una hora, solo entre las 21:30 y las 22:30 de la noche del día 26, sintieron más de una quincena de seísmos, de los que al menos tres superaron la magnitud 4 en la escala de Richter, tal y como reflejan los datos recopilados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) en su sitio web. De madrugada, los temblores no cesaron en estas y otras localidades como el municipio de Vegas del Genil, perteneciente como el resto de pueblos a la comarca de la Vega de Granada, lo que provocó que parte de la población residente en la comarca aguardara en plena calle a que la situación se calmase, a la par que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recomendaba en la red social Twitter mantener la serenidad y esperar indicaciones de los servicios de emergencias.

Tras una noche sin pegar ojo, aunque los servicios de Emergencias del 112 no constataron daños personales o que se hubieran registrado daños materiales de carácter grave, la Junta de Andalucía activó la fase de preemergencia del Plan de Emergencia ante el Riesgo Sísmico de Andalucía, ya que por el momento no se descarta que vuelvan a repertirse de forma consecutiva varios terremotos de distinta intensidad pues, tal y como explicó este domingo en declaraciones recogidas por Europa Press la responsable del área de prevención del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Físicos de la Universidad de Granada (UGR), Mercedes Feriche, entra dentro de lo normal que se concatenen los temblores al registrarse una serie sísmica de terremotos muy próximos en el tiempo y geográficamente, en la que se pueden registrar hasta seísmos de magnitud 4,4, como el que se sintió en varias localidades el sábado 23 de enero. Y de hecho, así ha sido: dos días después de aquel fuerte temblor, ha tenido lugar otra cadena de movimientos sísmicos, con uno de ellos alcanzando la magnitud 4,2.

Foto: Los granadinos se echan a la calle después de tres grandes terremotos. (EFE)

De acuerdo con lo que explican desde el IGN en un informe en el que se detalla la actividad sísmica de Atarfe y Santa Fe, "desde principios de diciembre de 2020 se están registrando una serie de terremotos superficiales al noroeste de la ciudad de Granada, en el entorno de las localidades de Atarfe, Pinos Puente y Santa Fe", que pertenecen a la comarca de la Vega de Granada, una cuenca intramontañosa que se está hundiendo por su propio peso, por el acumulo de materiales, lo que influye en las fallas que se encuentran en el borde de la cuenca, de acuerdo con las declaraciones que hizo ante la prensa Mercedes Feriche.

Aunque para el Instituto Andaluz de Geofísica los terremotos de mayor magnitud que se han registrado en los últimos días, con aquel de 4,5 de la madrugada del miércoles, son considerados pequeños seísmos, esto no quiere decir que no puedan darse daños leves, si bien cabe destacar que se trata de terremotos "superficiales, con una profundidad menor de 10 kilómetros y magnitudes mayoritariamente menores de 2,5", concretan desde el IGN. El día 2 de diciembre de 2020 un terremoto de magnitud 3,6 abrió la veda de la serie sísmica que se reactivó a finales de enero de 2021 con el seísmo de magnitud 4,4 del día 23, que provocó más de 170 réplicas a día 26 de enero y se sintió con una intensidad V en la mayor parte de Atarfe. Así, desde el 1 de diciembre, se han registrado más de 280 terremotos en la zona. Teniendo como referencia únicamente el 26 de enero, la cifra de terremotos detectados asciende a 65. El lunes fueron 46; el domingo, día 24, 50; y el sábado se captaron 38.

Una región con alta actividad sísmica

La sismicidad que se ha vivido en los últimos dos meses es "habitual" en esta zona, indican desde el IGN en su informe, ya que el área afectada se enmarca dentro del sector central de las Cordilleras Béticas, "una de las regiones con mayor actividad sísmica de la península ibérica, fruto de la convergencia entre la placa africana y euroasiática". Por ello, tal y como concretan también en su sitio web, "esta zona se caracteriza por la ocurrencia de numerosos terremotos superficiales de baja a moderada magnitud y, de forma ocasional, con intensidad significativa". Además, "existe cierta sismicidad a profundidades intermedias que se extiende en la parte occidental del mar de Alborán y, ocasionalmente, se registran terremotos a profundidades de más de 600 kilómetros con epicentro en la provincia de Granada, cuyo origen está posiblemente relacionado con la historia tectónica del arco de Gibraltar, sobre la cual no existe un acuerdo unánime", concretan asimismo.

En este sentido, tal y como explican desde la Universidad de Granada investigadores de Geodinámica y del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra, los terremotos producidos recientemente en la comarca de la Vega de Granada son el resultado de "la liberación brusca de la energía acumulada en las fallas debido a la compresión entre las placas". Por ello, la reciente sismicidad de la zona está derivando en terremotos de "magnitudes pequeñas a moderadas" que ocurren en esta región durante "periodos discontinuos y recurrentes". "La causa principal es la aproximación continua de 4 a 5 milímetros al año entre las placas eurasiática y africana", detallan también en la nota informativa publicada en la página web de la universidad.

"La sismicidad de mayor magnitud se produce entre 3 y 12 kilómetros de profundidad. La Vega de Granada, fracturada en su interior, constituye el bloque superior de esta zona de falla que desliza hacia la dirección oeste-suroeste (OSO)", puntualiza por su parte en las declaraciones recogidas en la nota el investigador de la UGR Jesús Galindo-Zaldívar. "Los periodos de mayor actividad sísmica como el actual corresponden a enjambres, con numerosos terremotos de diferentes magnitudes en localizaciones próximas. Se desencadenan cuando la actividad de una falla produce un efecto dominó y dispara la actividad de otras fallas próximas”, añade.

En el entorno de los actuales epicentros, el último terremoto más importante registrado se dio en 1956 en las localidades de Purchil y Albolote, dentro del límite de la Vega de Granada. Fue un seísmo de magnitud 5 en la escala de Richter que se dejó sentir con "intensidad máxima de VII-VIII", tal y como recuerdan desde el IGN, y causó 11 muertos, dejando en Albolote "un 45% de casas con grietas, un 35% inhabitables, un 6% ruinosas y un 1% destruidas". Posteriormente, en los años 1986 y 1996, también se observaron seísmos de magnitud cercana a 4 y de intensidad máxima de V en los municipios de Atarfe y Santa Fe. Ya en los 2000, concretamente en 2010, se registró el 11 de abril de ese año otro terremoto significativo en la región a una profundidad de más de 600 kilómetros, que tuvo su epicentro en el pueblo granadino de Nigüelas y alcanzó una magnitud de 6,2, aunque la intensidad fue tan solo de II.

Para monitorizar la actividad sísmica en tiempo real, el Instituto Geográfico Nacional cuenta con tres estaciones sísmicas de velocidad y 22 de aceleración, de las cuales ocho se encuentran en torno a la zona en la que se están produciendo los seísmos. Además, tal y como informan en su sitio web, se han instalado adicionalmente dos estaciones portátiles temporales y una de aceleración para poder localizar los epicentros de los temblores con mayor precisión y fiabilidad. Desde la Red Sísmica de Andalucía, se pueden seguir también a través del mapa que ofrece el Instituto Andaluz de Geofísica los terremotos localizados en los últimos siete días.

Granada Terremoto
El redactor recomienda