SERÍA UNA MEDIDA AÑADIDA A LAS DE HIGIENE

Qué es la polémica luz UVC que Nueva York utilizará para desinfectar superficies

La ciudad norteamericana ha decidido poner en marcha un proyecto con un tipo concreto de luz ultravioleta con el que eliminar el covid-19 de diferentes espacios

Foto: Una sanitaria observa el funcionamiento de un dispositivo de luz ultravioleta continua (UV-C) móvil que sirve para desinfectar las estancias hospitalarias y eliminar el coronavirus. (EFE)
Una sanitaria observa el funcionamiento de un dispositivo de luz ultravioleta continua (UV-C) móvil que sirve para desinfectar las estancias hospitalarias y eliminar el coronavirus. (EFE)

En plena crisis por la pandemia en el coronavirus, sin duda el principal temor de buena parte de la población mundial es contagiarse del covid-19. El desconocimiento ante esta enfermedad, hace que tratemos de tomar todas las medidas posibles, como el confinamiento, el distanciamiento social, el uso de mascarillas o el de guantes. Pero no solo hay que protegerse de las personas, sino también de las superficies, donde el virus puede campar a sus anchas.

Sobre su transmisión, sabemos que la saliva, los estornudos y la tos son el principal foco de contagio, pero también sabemos que el virus puede quedar adherido en las superficies y que nuestro descuido y falta de protección puede provocar que el coronavirus termine llegando hasta nuestro cuerpo. Por esa razón, otra de las prioridades radica en la desinfección de estos espacios.

Ante esta situación, la icónica ciudad de Nueva York (EEUU) acaba de anunciar una medida extrema para este tipo de limpieza adicional: el uso de luz UVC. Pero ¿de qué se trata? Pues ni más ni menos que de un tipo de radiación que es capaz de romper el material genético de pequeñas bacterias y, con ello, crear alteraciones irreversibles en estructuras moleculares, lo que termina por acabar con ellas. Pero, ojo, llega con cierta polémica.

Descubierta en el año 1878, se trata de un tipo de radiación ultravioleta, de hecho, la más nociva que conocemos. Antes de la pandemia, era utilizada como método básico de esterilización en lugares como hospitales, aviones o, incluso, en purificadores de agua potable, pues es capaz de eliminar algunos parásitos resistentes a los antisépticos. Pero ahora, su uso será mucho mayor en elementos de uso diario para la población, especialmente el transporte público.

Efectivamente, la luz UVC acaba con los pequeños organismos que son nocivos para nuestra salud, aunque no existe prueba evidente de que lo pueda hacer también con el coronavirus. Sí es cierto que, en pruebas anteriores, se demostró que es eficaz contra el SARS, por lo que se cree que también hará lo propio con el covid-19. Pero se trata de un tipo de radiación con una longitud de onda más corta y enérgica, lo que hace que sea más dañina para los humanos.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Una exposición directa a esta luz puede provocar daños en la piel parecidas a las de las quemaduras solares en cuestión de segundos, y es especialmente peligrosa si tiene contacto directo con los ojos. Por esa razón, es necesario que su aplicación sea realizada por personal capacitado que sepa cómo utilizarlo, precisamente donde puede venir el principal problema a la hora de tener que tratar tantas superficies a un mismo tiempo, tal y como explica la BBC.

Hace unas semanas saltó a la actualidad informativa después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugiriera la posibilidad de rociar los cuerpos de los pacientes con covid-19 con este tipo de luz, algo que hizo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se negara tajantemente ante los daños que puede causar a los humanos. De hecho, expertos como los de la Universidad de Columbia, están intentando desarrollar un nuevo tipo de UVC que sea menos dañino para nosotros.

A pesar de que Nueva York va a poner en práctica su uso, solo sería efectiva si fuera aplicada de manera correcta por expertos y, en caso de que así lo fuera, solo sería complementaria a las medidas de higiene. O, dicho de otra manera, es básico seguir llevando a cabo los lavados de manos con soluciones desinfectantes para evitar el contagio del virus, pues la luz UVC acaba con el microorganismo, pero no limpia. Por tanto, no contagiarnos del covid-19 sigue estando más que nunca nuestras manos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios