TAMBIÉN AGUA Y AIRE

Científicos investigan cómo usar luces LED para desinfectar superficies de coronavirus

En un principio, la tecnología estaba pensada para la purificación del agua en países pobres sin agua potable

Foto: El poder de la luz, frente a Covid-19. Foto: UC Santa Bárbara
El poder de la luz, frente a Covid-19. Foto: UC Santa Bárbara

Al mismo tiempo que la psicosis existente por la desinfección de superficies que hayan podido estar en contacto con el Covid-19 aumenta, investigadores de la Universidad de California Santa Bárbara (Estados Unidos) están desarrollando luces LED ultravioletas que tienen la capacidad de descontaminar estas superficies y, potencialmente, aire y agua.

Como tecnología, la desinfección de la luz ultravioleta ha existido durante bastante tiempo, aunque aún no se ha demostrado, de manera práctica y a gran escala, su eficacia contra la propagación del coronavirus. No obstante, la empresa Seoul Semiconductor informó a principios de abril de una "esterilización del 99,9% del coronavirus en 30 segundos" con sus productos de LED ultravioleta. Su tecnología se está adoptando actualmente para uso automotriz, para esterilizar el interior de los vehículos desocupados. Y es que la tecnología de este tipo de lámparas, la UV-C, se obtiene de manera artificial (UV-A y UV-B se obtienen del Sol) y es perjudicial para el ser humano, pudiendo provocar quemaduras y daños en la piel, las mucosas y los ojos.

"La luz UV-C en el rango de 260-285 nanometros es perjudicial para la piel humana, por lo que por ahora se utiliza principalmente en aplicaciones donde nadie está presente en el momento de la desinfección", señala a Neuroscience News Christian Zollner, investigador doctoral de materiales de la universidad californiana. "Una aplicación importante es en ambientes médicos: la desinfección de equipos de protección personal, superficies, pisos, dentro de los sistemas de climatización, etc".

Tecnología más barata y estable

Uno de los desafíos a los que se enfrenta este tipo de tecnología es la forma de obtenerla. Hasta ahora, los LED ultravioleta se generan principalmente través de lámparas de vapor de mercurio y, según Zollner, "se necesitan muchos avances tecnológicos para que el LED UV alcance su potencial en términos de eficiencia, coste, fiabilidad y vida útil". Hace apenas unos días, los investigadores de la Universidad de California Santa Bárbara informaron de un mejor método para fabricar LED de alta calidad ultravioleta profunda (UV-C) que implica depositar una película de nitruro de galio de aluminio de aleación semiconductora (AlGaN) en un sustrato de carburo de silicio (SiC). Este hallazgo promete un producto más estable, fiable y barato, sobre todo en zonas donde el agua potable es un bien valioso.

La desinfección portátil y de acción rápida del agua fue una de las principales aplicaciones que los investigadores tenían en mente al desarrollar su tecnología LED UV-C, aunque la llegada de la pandemia del coronavirus ha añadido otra dimensión y un enfoque más centrado en la desinfección de “espacios públicos, tiendas, hogares y zonas médicas".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios