Investigación con un mapa 3D de la estructura

Descubren por qué este coronavirus es mucho más infeccioso que el SARS original

El SARS contagió a 8.437 personas en todo el mundo y se registraron 774 muertes en 2002. El Covid-19 ya lleva 786.291 casos positivos y se han producido 37.820 fallecimientos

Foto: Una imagen de microscopio electrónico que muestra (objetos en azul) al SARS-CoV-2, el virus que causa el brote del Covid-19. (EFE)
Una imagen de microscopio electrónico que muestra (objetos en azul) al SARS-CoV-2, el virus que causa el brote del Covid-19. (EFE)

Una nueva investigación de la Universidad de Minnesota, publicada en la revista 'Nature', ha analizado de forma detallada la estructura del Covid-19 en un mapa 3D y ha descubierto que la proteína tipo espiga que presenta la superficie del virus es, aproximadamente, cuatro veces más adherente a las células humanas que la del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS), que afectó a 8.437 personas en todo el mundo y registró 774 muertes en 2002.

Este mecanismo biológico es crucial para entender que el nuevo coronavirus que se inhala a través de la nariz o de la boca tiene una alta probabilidad de adherirse al tracto respiratorio. Esto significa que la infección se puede establecer con muy pocas partículas.

Los científicos de la Universidad de Minnesota han utilizado la cristalografía de rayos X para crear un mapa 3D a escala atómica de la proteína en forma de espiga del virus y su receptor en las células humanas, conocido como ACE-2.

Cuando el Covid-19 se topa con una célula humana, las espigas de su superficie se adhieren a los receptores ACE-2 y esto hace que el virus acceda a la misma y comience a replicarse.

El coronavirus ha desarrollado nuevas estrategias para unirse a su receptor humano, lo que provoca una unión más estrecha

"La estructura 3D muestra que, en comparación con el virus que causó el brote de SARS, este coronavirus ha desarrollado nuevas estrategias para unirse a su receptor humano, lo que provoca una unión más estrecha", explica al diario británico 'The Guardian' el doctor Fang Li, que está al frente de la investigación en Estados Unidos, y continúa: "Esto puede ayudar al virus a infectar las células y propagarse entre los humanos".

Con el mapa ya realizado, los científicos están ahora buscando posibles medicamentos que puedan neutralizar al virus antes de que comience a replicarse en el cuerpo humano y lo acabe infectando. "Si un nuevo fármaco puede adherirse al virus con mayor fuerza y ​​frecuencia que el receptor humano, bloqueará el virus de las células y se convertirá en un tratamiento potencialmente eficaz", señala Li.

Los investigadores además describen en el artículo científico en 'Nature' que han comprobado la estructura del nuevo coronavirus con cepas presentes en murciélagos y pangolines y han descubierto que podían unirse también al receptor humano ACE-2. Esto podría respaldar la idea que sugiere que el Covid-19 proviene de personas que fueron infectadas previamente por estos mamíferos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios