La Comunidad pide ayuda al Ministerio

Falta de suministros y EPI caducados: los hospitales, al límite por el material protector

Según explica el personal de varios centros, los almacenes están muy justos, falta incluso jabón antiséptico, y la comunidad ha pedido al ministerio poder usar protección caducada

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El brote de coronavirus en Madrid (el más importante de todo el país) está llevando al límite la Sanidad de la CAM. Los hospitales se llenan de personas contagiadas, las UCI y UVI están centradas en este tipo de enfermos y se están tomando todo tipo de medidas para estirar más aún las posibilidades de los centros, pero los problemas empiezan a aparecer. Tras unos días de explosión del virus (ya hay más de 1.000 afectados y 102 en la UCI), los materiales comienzan a escasear y los trabajadores denuncian la falta de suministros e incluso algunas medidas tomadas desde la Consejería de Sanidad.

Así lo aseguran distintos médicos y enfermeros consultados por El Confidencial de centros como el hospital Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal o el hospital de Alcalá de Henares, uno de los que más casos de coronavirus acumulan hospitalizados, con un total de 70. "Nos estamos quedando sin material, y eso que se está dando racionado y con cuentagotas. Deben agilizar eso, porque es básico si no queremos que los sanitarios empecemos a enfermar y por tanto incluso podamos contagiar a otros pacientes", explica uno de los trabajadores consultados. En su puesto de trabajo, asegura, ayer ya comenzaba a faltar material tan básico como los uniformes. "Ahora los han empezado a racionar, porque notan que la gente se cambia mucho más para evitar el contagio", apunta.

En otros centros, cuentan historias similares. "Mira, a mí, antes de entrar a ver a cada paciente en su habitación, la supervisora me suministra todo el EPI [equipo de protección individual], me lo coloco y después al salir me quito todo, se tira y me lavo. Y así una y otra vez. Por eso es tan importante tener un suministro adecuado de estos trajes, mascarillas, guantes, etc. Si no, corremos el riesgo de contaminarnos nosotros, y no solo eso, lo peor es contaminar a otros", apunta una enfermera. En su hospital ya faltan, según cuenta, mascarillas, batas y hasta jabón de clorhexidina, un jabón antiséptico que se usa para lavarse tras pasar por las habitaciones de los enfermos.

Los más damnificados, según esta enfermera, son los celadores y personal auxiliar. Al no ser sanitarios, no se les ofrece la misma protección e incluso se niegan a entrar en las habitaciones. "Yo los entiendo, pero, claro, el problema es que nos toca a enfermeros y auxiliares de enfermería realizar todo en la habitación. Desde tratar al enfermo a cambiar pañales, adecentar la habitación, etc. A mí no me importa, pero acarrea mucho más tiempo", apunta. Esto también lo señalan desde el hospital de Alcalá, uno de los más cercanos a Torrejón, foco importante del virus, que está bastante al límite. "Se está controlando tanto el suministro que he llegado a ver a personal de recepción con una misma mascarilla durante varios días. Eso no sirve de nada, y es gente que está muy expuesta".

Así estaba uno de los almacenes de uniformes del hospital Ramón y Cajal este martes.
Así estaba uno de los almacenes de uniformes del hospital Ramón y Cajal este martes.

Esa misma médica señala incluso que a ellos les dan las mascarillas con cuentagotas y hay que mantenerlas el máximo tiempo indicado. Las quirúrgicas, unas dos horas, las FP2, duran hasta 12. "Está todo muy justo, aunque también hay que decir que nos han ido dando incluso gafas de protección máxima. Eso sí, hay que poner el nombre, firmar y cuidarte mucho de no perderla ni que te la roben", apunta. Las medidas para evitar gastos innecesarios o problemas masivos con el suministro llegan a todo tipo de niveles. "Ya no hay mascarillas en las habitaciones, y cada sanitario debe ir con la que se le da para las horas indicadas. Si te la dejas en tu sitio y vas a pasar consulta o tal, debes volver a por ella".

Lío entre comunidad y ministerio

¿Quién tiene que suministrar a estos centros el material? Es una competencia autonómica, pues la responsabilidad suele caer en la Comunidad de Madrid, pero no es tan sencillo, ya que debe tener el visto bueno del Ministerio de Sanidad, a través del Ingesa (Instituto Nacional de Gestión Sanitaria), para ampliar y agilizar los pedidos. "Advertimos de esta situación por escrito al ministerio hace varios días. Y no podemos comprar nada hasta que el Ingesa lo autorice o gestione. Creo que hoy el Gobierno ha dado un paso en ese sentido para agilizar la compra, pero todavía no lo han dejado muy claro", apuntan desde la consejería madrileña.

De ahí nació un escrito también bastante polémico en el que se pedía al ministerio permiso para usar los EPIs que estuvieran incluso caducados. "El escrito se envió el sábado pasado. En él, ya se advertía que hemos estado esperando la compra centralizada a nivel europeo y la de Ingesa a nivel nacional, pero han pasado varias semanas y no se han hecho efectivas". Ante tal situación solicitaban permiso para usar estos materiales ante la falta de suministros en una muestra de la situación límite que vive la región.

Por su parte, el Gobierno empieza a responder. De momento ya ha anunciado que han comprado más de 410.000 mascarillas quirúrgicas y de protección respiratoria, "130.000 de ellas destinadas a la Comunidad de Madrid". "En los próximos días habrá un segundo reparto de 500.000 mascarillas más y está prevista la compra internacional de cantidades mayores que seguirán distribuyéndose”, apuntan desde la institución comandada por Salvador Illa. Los movimientos comienzan tras las medidas tomadas ayer por el Ejecutivo nacional, pero aún falta mucho, como saber qué pasa con los EPIs.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios