Hospitales y empresas se preparan para gestionar un incremento de contagios
  1. Tecnología
De las eléctricas a la UME

Hospitales y empresas se preparan para gestionar un incremento de contagios

Protocolos que cambian a diario, controles en los viajes y recuerdo de brotes pasados. Así ataja España la crisis del coronavirus y se prepara para lo que pueda venir

Foto: Hospitales y empresas se preparan para gestionar un incremento de contagios
Hospitales y empresas se preparan para gestionar un incremento de contagios

Ya no es una cuestión de sí veremos un fuerte embate del coronavirus en España, es una cuestión de cuándo. Y ese momento parece estar más cerca que nunca. Tras los 12 positivos confirmados en nuestro país, toda la maquinaria (hospitales, organismos públicos, empresas y hasta el Ejército) se preparan para algo que muchos expertos en virología y epidemiólogos temen y quieren evitar: una 'italianización' de la crisis con la aparición de muchos más casos de contagios. ¿Estamos preparados para mantener la epidemia bajo control?

"En España, lo que ahora nos preocupa es la situación en Italia dada la cercanía e intercambio de viajeros que tenemos con este país", ha dicho hoy Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. Hospitales todo el país ya saben lo que es activar un protocolo por la crisis del coronavirus y, en las últimas horas, por la influencia de Italia. Eso es justo lo que ha ocurrido por ejemplo en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, que comenzó esta semana sobresaltado por la posibilidad de que un paciente italiano estuviese infectado. “Llegó por su propio pie, acompañado de un amigo. Es un estudiante que está aquí en Salamanca y que había viajado a Italia, a un pueblo cerca de Milán, entre el 13 y el 16 de febrero, así que entraba dentro de los 14 días de precaución que marca el protocolo”, explica a Teknautas el director médico de este centro, Pedro Gómez de Quero.

Foto: Un viejo fármaco contra la artritis de 6,75€ demuestra ser eficaz contra el coronavirus

El joven italiano cumplía los criterios para catalogar el caso como sospechoso: un cuadro febril con algo de tos y un viaje reciente a una zona que ha pasado a considerarse de riesgo, Lombardía. Por eso, fue evaluado en Urgencias, desde donde alertaron al 112. El Sistema de Alertas Epidemiológicas de Castilla y León decidió su ingreso, aislado en una habitación. Allí le tomaron las muestras necesarias para el estudio del coronavirus, que rápidamente se enviaron al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, en Majadahonda (Madrid).

Todo fue relativamente veloz. “La muestra llegó en la tarde del lunes, alrededor de las siete, y a la una de la mañana nos avisaron de que era negativo”, narra Gómez de Quero. Así, en la jornada del martes pudo ser dado de alta y ya está en su domicilio recuperándose del susto. Al igual que su amigo, que “se mantuvo en vigilancia rutinaria, porque había tenido contacto con el paciente, pero no presentaba síntomas”.

Jesús Rodríguez Baño, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen Macarena de Sevilla y presidente de la European Society of Clinical Microbiology and Infectious Diseases, asegura que la alerta en este hospital y el resto de centros en España saltó en cuanto se vio la situación que había en Italia. “La mayoría de los hospitales ya nos preparamos el fin de semana y ahora estamos actuando”, asegura. “Por la comunicación que tenemos entre los servicios especializados, todos estamos en la misma línea, en todos los hospitales están muy avanzados los planes contingentes”, añade.

Según explica, es previsible que haya un volumen de casos sospechosos importante debido al estrecho contacto de España con Italia. “Hay muchas personas que tienen síntomas de infección respiratoria y que han estado en Italia en las últimas dos semanas, con lo cual en todos los hospitales estamos descartando muchas personas que tendrían un cuadro sospechoso. La mayoría dan negativo, pero alguno está saliendo positivo y es de esperar que en los próximos días tengamos más”, asegura.

Acceso principal del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. (EFE)
Acceso principal del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. (EFE)

La preparación de los profesionales es lo primero: “Ya se había hecho formación, pero ahora se está intensificando, hacemos formación diaria dos veces al día para llegar a todo el personal que eventualmente tenga que atender casos, sobre todo porque hay que explicar el protocolo nuevo”, comenta. Además, “hemos preparado un plan de contingencia de habitaciones en función de la demanda que tengamos en distintas fases. Vamos viendo en función de las necesidades, tenemos desde cuatro habitaciones que están siempre preparadas para el aislamiento hasta un ala entera si fuera necesario”.

Un protocolo de 6 versiones y 23 páginas

Para el responsable del Hospital Clínico de Salamanca “el protocolo está claro”, aunque lo cierto es que no deja de variar y adaptarse a las circunstancias y que el Consejo Asesor del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) no se ha puesto de acuerdo sobre los criterios clínicos que deben utilizarse para determinar si un caso es sospechoso.

“Desde el punto de vista clínico la infección por el coronavirus es difícilmente diferenciable de la gripe”, justifica Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) y responsable del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Lleida. “No hay un cuadro clínico con una sintomatología específica y propia del coronavirus, y tenemos la dificultad añadida de que estamos en plena epidemia de gripe, a la que se parece mucho. De ahí las dificultades para tener una definición de caso sospechoso. Aun así, los protocolos son uniformes en toda Europa, porque los servicios de salud pública son muy sensibles a que estas prácticas se realicen de forma unificada y sin discrepancias”, asegura.

“Nosotros seguimos las directrices que nos marca el Ministerio de Sanidad. El protocolo comenzó a finales de enero, cuando empezaron a aparecer los primeros casos y lo hemos ido actualizando, ya vamos por la sexta versión”, explica el director médico del hospital salmantino, que ayer, martes, tuvo que enfrentarse a la última modificación.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Los sanitarios deben investigar a cualquier paciente que tenga un cuadro clínico compatible con una infección respiratoria aguda, es decir, fiebre, tos y disnea (dificultad respiratoria) y que haya estado de viaje en áreas con evidencia de transmisión comunitaria en los últimos 14 días. “Eso es lo que se ha ampliado, porque al principio solo era la provincia china de Hubei, después China completa, y ahora se han añadido Irán, Corea del Sur, Irán, Japón, Singapur y cuatro regiones de Italia: Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia Romaña”, apunta Gómez de Quero. A esto hay que añadir que la nueva versión del protocolo añade la posibilidad de considerar caso sospechoso a infecciones respiratorias graves, como una neumonía, cuya causa sea desconocida.

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca cuenta con el personal de siempre, pero ha habilitado “una serie de habitaciones en previsión de que puedan venir pacientes que haya que analizar”. No sería de extrañar que aparecieran más casos en una ciudad universitaria con cientos de estudiantes con becas Erasmus. “Viajar a Italia no es lo mismo que viajar a China, hay mucho estudiante que lo hace incluso para un fin de semana y volver con un cuadro febril no es una situación rara, así que es posible que tengamos más casos”, comenta.

Si el caso del estudiante italiano hubiera sido positivo, el protocolo habría continuado, el paciente se habría mantenido ingresado y se habría avisado a las personas que conviven con él para que estuvieran atentas ante la aparición de cualquier síntoma. A lo largo de sus 23 páginas, ese famoso protocolo detalla el manejo del paciente y de los utensilios médicos, la limpieza de los lugares aislados o cómo tratar los residuos. Todo está descrito al detalle y accesible para todo el personal del hospital, asegura el director médico.

"Igual que con el ébola o la gripe A"

De hecho, el servicio de prevención de riesgos laborales lleva ya un tiempo formando al personal, sobre todo en cuanto a la interacción con los posibles pacientes y a la colocación del equipo de protección individual (técnicamente, EPI), “con la mascarilla adecuada, las gafas adecuadas y la bata adecuada”, comenta. Como es lógico, se ha hecho más hincapié en los servicios por los que pueden pasar los pacientes de Covid-19: Urgencias, Medicina Interna o la UCI.

Personal médico desinfecta un vagón del metro, este martes, en Teherán (Irán). (EFE)
Personal médico desinfecta un vagón del metro, este martes, en Teherán (Irán). (EFE)

“Cuando atiendes una enfermedad nueva, todos tenemos cierto miedo o al menos respeto, porque somos personas”, reconoce Mercedes Gago, enfermera y secretaria general del sindicato de Enfermería SATSE Castilla y León. “Pero después te pones en el pellejo del profesional que eres, lo que haces es trabajar lo mejor que puedes, tratar de evitar que con tu trabajo se puedan contaminar más personas y hacer todo lo posible para que el paciente salga adelante. Es lo mismo que pasó antes con el ébola o la gripe A”, añade.

“Al principio siempre hay un poco de desconcierto y sobre todo cuando hay un caso sospechoso, pero es verdad que tanto el Ministerio como las comunidades autónomas se han anticipado bien”, asegura. En ese sentido, considera que la formación está siendo eficiente: “En los hospitales se han hecho sesiones generales voluntarias y en los servicios más implicados se han dado instrucciones específicas. En algunas provincias, la formación incluye también la Atención Primaria”, apunta. No obstante, “lo que pedimos es que en ningún sitio haya desabastecimiento de material, que hasta ahora no lo ha habido, y que los equipos sean adecuados, si tiene que haber una mascarilla FFP2, que no nos den una FFP1”. Tampoco en esto existen diferencias con otro tipo de situaciones sanitarias: “Lo más importante de todo es la higiene de manos, tanto de profesionales como de las personas en general”.

Asimismo, pide a la población que se fíe de los sanitarios y evite alarmismos innecesarios. “Los profesionales españoles son los mejor preparados casi de todo el mundo, tanto médicos como enfermeras, se los rifan en el resto de países”, afirma.

Más teletrabajo y menos viajes

Por su parte, las grandes empresas españolas han comenzado a actualizar sus protocolos de actuación para hacer frente a una posible crisis del coronavirus. Muchas ya habían puesto en marcha recomendaciones durante las últimas semanas, pero esas 'sugerencias' se están convirtiendo ahora en directrices más estrictas. La primera medida pasa por los viajes.

(Reuters)
(Reuters)

"Se recomienda a todos los empleados del Grupo que eviten viajes que no sean esenciales a los países más afectados", reza una directriz interna del Banco Santander confirmada por varios empleados de la entidad. Las grandes empresas del Ibex han decidido cortar de raíz los viajes a países con más casos de coronavirus. Y una 'recomendación' aquí implica directamente cancelación o aplazamiento. "En el portal de salud laboral del banco se actualiza todos los días la información relevante sobre el tema", señalan de otra gran entidad bancaria española. "El banco está recomendando viajar a países asiáticos solo en caso necesario y extremando las medidas preventivas recomendadas. Además de informar que no deberán viajar personas con problemas de salud o en tratamiento de inmunosupresión".

Otras compañías consultadas, como en el sector 'retail', telecomunicaciones o servicios tecnológicos, han establecido políticas de viaje más estrictas. "Nos prohíben directamente viajar a China y tenemos que tener una razón muy urgente para ir al sudeste asiático. Pero esa era la lista antigua, ahora seguro que la actualizarán. Lo primero que te pregunta tu jefe si tienes un viaje a una zona con casos de coronavirus es: ¿puedes postponerlo o hacerlo en remoto?", comenta un empleado de una multinacional con cientos de empleados en Madrid.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Una de las compañías que ya han actualizado estos protocolos es Endesa que, como adelantaba este martes El Confidencial, ha puesto en marcha un plan para evitar viajes España-Italia por el coronavirus. José Bogas, consejero delegado de la compañía, asegura que su matriz italiana Enel ya tiene en marcha un plan de contingencia y señala que utilizar la medida de evitar vuelos es algo exagerada, pero se ha tomado por precaución ante el avance de la enfermedad, que ya ha comenzado a expandirse con fuerza por el país italiano.

Muchas empresas están, además, a la expectativa de lo que ocurra en los próximos días para establecer políticas de teletrabajo. En caso de que el número de casos aumente significativamente en Madrid y otras grandes ciudades españolas la directriz es clara: trabajar desde casa. Otra de las empresas que acaba de mover ficha en este sentido es Naturgy, que acaba de aprobar un protocolo que, además de suspender temporalmente todos los viajes internacionales, "fomentará la utilización de todos los medios telemáticos que el grupo pone a disposición (telepresencia, videoconferencia, teleconferencia, 'teams', etc.)".

La aseguradora Zurich, con más de 2.000 empleados en España, también ha anunciado hoy miércoles medidas aún más drásticas: la cancelación de todos sus viajes de trabajo tanto dentro como fuera de España. "En el caso de las personas que ya se hayan desplazado, deberán volver de forma inmediata a su ciudad y centro de trabajo. En el caso de presentar síntomas de resfriado o de gripe, hemos pedido a los empleados que acudan de forma inmediata al médico de cabecera y comunicarlo a cada manager. En este caso y aunque no se produzca una baja médica, se recomienda trabajar en 'flexwork' durante los siguientes 15 días".

¿Qué hay del Ejército?

Fuentes consultadas conocedoras del papel del Ejército en este tipo de crisis sanitarias aseguran que este cuerpo cuenta ahora mismo con especialistas muy competentes y medios en Sanidad, aunque limitados. Además del Ejército de Tierra, la Escuela Militar de Defensa NBQ de Hoyo de Manzanares (Madrid) y la Unidad Militar de Emergencias (UME) serían los otros dos cuerpos que se podrían movilizar en caso de una crisis grave por el coronavirus.

La Unidad Militar de Emergencias (UME). (EFE)
La Unidad Militar de Emergencias (UME). (EFE)

Estas mismas fuentes señalan que el punto de inflexión para la intervención o no del Ejército estará en el número total de afectados. Una avalancha de casos podría saturar el sistema sanitario principal, lo que haría necesario la intervención del Ejército o la UME para levantar hospitales de campaña en zonas saturadas. En caso de que la emergencia fuera importante, algo que ahora mismo no se contempla en el seno del Ejército, otra de sus labores sería vigilar las zonas de aislamiento y abastecer a la población aislada.

"Estamos a tiempo"

Para el presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, a pesar de la situación de Italia y de los últimos casos confirmados en España, si los protocolos se cumplen, estamos a tiempo de intentar contener el virus y que no pase de forma definitiva a la especie humana”. De hecho, “la coordinación internacional ha permitido tener en pocas semanas un conocimiento exhaustivo del virus en sí mismo, de la enfermedad, de su propagación y del riesgo de transmisión”.

En su opinión, los aspectos fundamentales para hacer frente a la epidemia están bien establecidos: “Sabemos detectar a los enfermos, que una vez detectados se tienen que aislar y hacer una buena trazabilidad de todos los contactos a los que haya podido contagiar y, a su vez, aislarlos durante 14 días para asegurarse de que no establecen cadenas de transmisión si desarrollan la enfermedad”.

Por eso, no cree que haya datos para pensar que el virus haya ido más allá de los pacientes confirmados en nuestro entorno. “Lo que sabemos es que los casos que se han dado en España se han contagiado fuera del territorio español. Es decir, que no ha habido transmisión en España, los casos que se han detectado están controlados y sin transmisión secundaria. Sugerir que hay una circulación inadvertida es aventurarnos, tenemos que trabajar con los datos disponibles y todos nos dicen que la situación es preocupante, pero controlada”, afirma.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. (EFE)
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. (EFE)

Dentro de ese esquema, cree que la confianza en el sistema sanitario español debe ser absoluta. “Para un hospital acostumbrado a lidiar cada año con la gripe epidémica, no es una situación extraordinaria. La mayoría de las infecciones por coronavirus son leves y en una situación normal ni siquiera requerirían ingresos hospitalarios. En todo caso, se sabe que la mayoría de los casos son leves. Los hospitales tienen habitaciones de aislamiento para otras cosas y las pueden utilizar para esto. Además, hay personal está entrenado para este tipo de infecciones, de manera que pueden cuidar a los enfermos de forma segura. Tenemos un sistema sanitario ejemplar y preparado”, agrega Godoy.

De hecho, “los pacientes que por su cuadro clínico no requieran hospitalización podrían perfectamente estar en su domicilio, pero en estos momentos estamos en una etapa muy temprana, muy focalizados en intentar que no haya ningún tipo de transmisión, por eso están siendo ingresados. En otra situación, una persona adulta con buen estado de salud y buen soporte familiar, podría pasar esta infección perfectamente en su casa”.

El director médico del Hospital Clínico de Salamanca, coincide con esa percepción tras enfrentarse al primer caso sospechoso. “Era un paciente joven que no tenía ningún síntoma de gravedad, lo que encaja con lo que sabemos hasta ahora, porque los pacientes que evolucionan peor son aquellos que tienen enfermedades pulmonares y cardiológicas de base o personas mayores”, recuerda. Por eso, alerta contra “la locura colectiva de ir en busca de mascarillas”. De hecho, “en este hospital hay más de 20 pacientes ingresados por gripe y eso no sale en ningún sitio, aunque causa más mortalidad en este país que cualquier otro virus”.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Administraciones Públicas Hospitales
El redactor recomienda