LA CURA UNIVERSAL, MÁS CERCA

Descubren una célula inmune que abre la puerta a tratar todos los tipos de cáncer

Puede encontrar y matar una amplia gama de células cancerosas que afectan a pulmón, piel, sangre, colon, mama, hueso, próstata, ovario, riñón y cuello uterino

Foto: Investigador trabajando ante células cancerosas. Foto: EFE BAYER
Investigador trabajando ante células cancerosas. Foto: EFE BAYER

Una célula de nuestro sistema inmunológico recién descubierta podría aprovecharse para tratar todos los tipos de cáncer, como el de próstata, el de mama o el de pulmón, según señalan científicos de la Universidad de Cardiff (Gales).

Los investigadores de la Universidad de Cardiff partieron de la base de que el sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo humano contra las infecciones y que, de esa manera, debe ser capaz de atacar las células cancerosas de una forma natural. Así, lograron hallar una célula T dentro de la sangre que, según los científicos, se encarga de escanear el cuerpo para evaluar si hay una amenaza que necesita ser eliminada y, al mismo tiempo, podría atacar una amplia gama de cánceres.

"Anteriormente, nadie creía que esto pudiera ser posible", señala a BBC Andrew Sewell, uno de los investigadores. "Se plantea la perspectiva de un tratamiento oncológico 'único para todos', un único tipo de células T que podría ser capaz de destruir muchos tipos diferentes de cánceres en toda la población".

Tratamiento "único para todos"

Las células T, que tienen "receptores" en su superficie que les permiten "ver" a nivel químico, son un tipo de glóbulo blanco que forman parte del sistema inmunológico y que se forman a partir de células madre en la médula ósea. Los investigadores descubrieron una célula T y su receptor que podían encontrar y matar una amplia gama de células cancerosas en el laboratorio, incluyendo las que afectan a pulmón, piel, sangre, colon, mama, hueso, próstata, ovario, riñón y cuello uterino. Todo esto sin afectar a los tejidos normales.

"Un único tipo de células T podría ser capaz de destruir muchos tipos diferentes de cánceres en toda la población"

"Somos los primeros en describir una célula T que encuentra MR1 en las células cancerosas; eso no se había hecho antes", añaden los investigadores, y es que esta particular receptor de célula T interactúa con una molécula llamada MR1, que está en la superficie de cada célula en el cuerpo humano y que marca el metabolismo distorsionado de una célula cancerosa, comunicándolo al sistema inmunológico.

Tratamiento sencillo

El tratamiento implicaría tomar una muestra de sangre de un paciente con cáncer, extraer sus células T y modificarlas genéticamente para que se forme el receptor de detección de cáncer. Las células mejoradas se multiplicarían en el laboratorio y se volverían a colocar en el paciente.

Los hallazgos, publicados en la revista científica 'Nature Immunology', se encuentran en su fase de laboratorio y se han probado en animales. Aunque todavía no se han realizado tests en pacientes humanos todavía, los investigadores sostienen que tienen un "enorme potencial".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios