COMO HACEN BACTERIAS Y MICROBIOS

Las células del cáncer colorrectal mutan su ADN para sobrevivir al tratamiento

La enfermedad inevitablemente vuelve porque algunas de sus células resisten al medicamento y evolucionan para convertirse en invencibles

Foto: Cáncer colorrectal (iStock)
Cáncer colorrectal (iStock)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Un estudio publicado en la revista 'Science' sostiene que las células que provocan el cáncer colorrectal son capaces de realizar mutaciones en su genoma para resistir a los antibióticos, convirtiéndose casi en invencibles ante cualquier tratamiento.

Ya era conocido que bacterias y microbios utilizaban una estrategia de supervivencia frente a los medicamentos que consistía en modificar su ADN con el objetivo de hacerse más resistentes. Ahora, investigadores italianos del Candiolo Cancer Institute, liderados por Mariangela Russo, han descubierto que las células cancerosas que provocan el cáncer colorrectal hacen lo propio.

"Incluso en el mejor escenario, cuando el medicamento adecuado se administra al paciente adecuado, incluso después de una gran respuesta clínica, la enfermedad inevitablemente vuelve. A veces es aún más agresiva que al principio", señala Russo.

Estrategia de supervivencia

Russo y sus colegas estudiaron cómo se desarrollaba la resistencia secundaria de las bacterias, que pueden aumentar temporalmente la capacidad de mutar su ADN con el fin de incrementar su resistencia a los antibióticos y poder sobrevivir. Los investigadores se preguntaron si las células cancerosas también eran capaces de incrementar su tasa de mutación para escapar de la muerte provocada por una terapia dirigida.

"Incluso en el mejor escenario, la enfermedad inevitablemente vuelve. A veces, más fuerte"

Para ello, usaron cetuximab, un medicamento aprobado para los pacientes de este tipo de cáncer que bloquea los receptores del factor de crecimiento epidérmico en la superficie de las células cancerosas colorrectales, impidiendo que proliferen.

La mayoría de las células cancerosas murieron después de 96 horas de tratamiento farmacológico, pero una fracción de las células resistentes sobrevivió tras dos semanas de cetuximab.

Cuando el tratamiento farmacológico se paralizó tras las dos semanas, las células que habían sobrevivido crecieron rápidamente y seguían siendo sensibles al fármaco. No obstante, si los investigadores continuaban el tratamiento farmacológico más allá de las dos semanas, las células se volvían resistentes y los medicamentos no les afectaban.

Mutagénesis adaptativa

El fenómeno se llama "mutagénesis adaptativa" y modifica la visión comúnmente aceptada por la comunidad científica internacional. Hasta ahora, un pensamiento común era que la masa tumoral ya contenía algunas células resistentes, incluso antes del comienzo de la terapia. En otras palabras, la resistencia y, por lo tanto, el fracaso de la terapia son un "hecho consumado", un hecho inevitable.

"Los resultados del estudio pueden sentar las bases para probar su extensibilidad en otros tipos de cáncer"

Descubrir este mecanismo en el campo de las células resistentes al cáncer colorrectal puede sentar las bases para futuros tratamientos, capaces de actuar con precisión sobre estas células malignas que "escapan" incluso a las terapias de precisión.

"Este estudio proporciona nuevos datos convincentes que desafían la forma en la que pensamos que el tratamiento dirigido provoca respuestas de resistencia en los cánceres colorrectales", declara a The Scientist Elaine Mardis, investigadora del Hospital Nacional de Niños y de la Universidad Estatal de Ohio, que no participó en el trabajo, "Los resultados pueden sentar las bases para probar su extensibilidad en otros tipos de cáncer, con otras terapias dirigidas y en modelos preclínicos".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios