Es noticia
Menú
La NASA ya trabaja con aviones eléctricos: ¿cómo afectará a la industria aérea?
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MENOS COSTES, MENOS CONTAMINACIÓN

La NASA ya trabaja con aviones eléctricos: ¿cómo afectará a la industria aérea?

Se trata del primer paso para el ahorro de costes y la reducción del impacto medioambiental en la investigación aeroespacial y en los vuelos comerciales

Foto: El X-57 Mod II, entregado a la NASA. Foto: NASA
El X-57 Mod II, entregado a la NASA. Foto: NASA

La NASA acaba de recibir su primer avión experimental totalmente eléctrico. Esta aeronave, con el nombre de X-57, supone un gran acontecimiento para la agencia espacial y el primer paso para el ahorro de costes y la reducción del impacto medioambiental en la investigación aeroespacial y en los vuelos comerciales.

El X-57, que sustituye los tradicionales motores de combustión por motores de crucero eléctricos, fue entregado hace unos días por la compañía Empirical Systems Aerospace (ESAero) y permite a los ingenieros de la NASA comenzar a someter a la aeronave a pruebas en tierra y, posteriormente, a pruebas de vuelo.

Foto: Foto: Reuters.

"La entrega del avión X-57 Mod II a la NASA es un acontecimiento que marca el comienzo de una nueva fase en este emocionante proyecto de avión X eléctrico", ha señalado el gerente del proyecto X-57, Tom Rigney.

Reducción de costes

"Con el avión en nuestra posesión, realizaremos extensas pruebas en tierra del sistema integrado de propulsión eléctrica para garantizar que la aeronave esté en condiciones de aeronavegabilidad. Planeamos compartir rápidamente lecciones valiosas aprendidas en el camino a medida que avanzamos hacia las pruebas de vuelo, ayudando a informar al creciente mercado de aeronaves eléctricas", ha confirmado Rigney.

"Compartiremos las lecciones aprendidas,ayudando al creciente mercado de aeronaves eléctricas"

Y es que uno de los objetivos con este desarrollo es lograr una reducción de los costes asociados, económicos y ambientales, de la exploración espacial (todavía sigue siendo extremadamente caro enviar cohetes al espacio) y de la aviación comercial. Respecto a este punto, la aviación comercial representa entre el 4 y el 9% de los gases de efecto invernadero y tiene una dependencia feroz de los combustibles fósiles.

Coches voladores

Otra de las misiones del proyecto X-57 es ayudar a desarrollar estándares de certificación para los mercados emergentes de aviones eléctricos, incluidos los vehículos de movilidad aérea urbana (o coches voladores), que también se basan en complejos sistemas de propulsión eléctrica distribuida.

La NASA compartirá el diseño centrado en la propulsión eléctrica y el proceso de aeronavegabilidad de la aeronave con los reguladores y la industria, lo que promoverá los enfoques de certificación para las aeronaves que utilizan propulsión eléctrica distribuida.

La NASA acaba de recibir su primer avión experimental totalmente eléctrico. Esta aeronave, con el nombre de X-57, supone un gran acontecimiento para la agencia espacial y el primer paso para el ahorro de costes y la reducción del impacto medioambiental en la investigación aeroespacial y en los vuelos comerciales.

Aviación
El redactor recomienda