YA HAY OTROS PROYECTOS EN MARCHA

Musk pronostica grandes aviones eléctricos en 5 años y las baterías Tesla serán la clave

Elon Musk espera que las aerolíneas puedan empezar a renunciar al queroseno en apenas un lustro. Y una de las empresas que ha comprado recientemente podría tener la tecnología necesaria

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

¿Un avión eléctrico de la marca Tesla? Quién sabe si Elon Musk está en esas, viendo lo que le ha costado que su fábrica de deportivos propulsados sin gasolina coja tracción comercial. Pero de lo que si que parece seguro el también padre de SpaceX espera que en un breve lapso de tiempo veamos vuelos comerciales que utilicen energías limpias. La historia ha saltado a la palestra después de un tuit del empresario estadounidense de origen australiano en el que, a petición de un reconocido 'youtuber' yanqui, ponía una fecha "probable" a este hito: cinco años.

Un lustro. Ese el tiempo que Musk estima en el que la industria aeronáutica podría empezar a renunciar al queroseno. Sería un invento nada baladí, al menos desde el punto de vista de la lucha contra el cambio climático. Anualmente estos viajes suponen cerca de dos por ciento de las emisiones en todo el mundo. Obviamente es bastante menos que los gases de efecto de invernadero que producen los desplazamientos en los automóviles de todo el mundo (ocho veces más). Esta idea se pone sobre la mesa en un momento en el que el debate de limitar los vuelos cortos en avión a donde haya alternativa de tren se está debatiendo en varios lugares, incluido España.

La clave para que el avión eléctrico se convierta en algo viable y no en una utopía de experimentos fugaces se producirá cuando la densidad energética de las baterías, un negocio que siempre le ha interesado mucho, alcance la mágica cifra de los 400 Wh por kilogramos. Actualmente, las más potentes y capaces manejan unos guarismos de 300 Wh/kg.

Tesla, ¿papel clave?

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La historia es que Tesla podría tener un papel clave en este impulso definitivo. Recientemente la compañía de coches y camiones eléctricos se hizo con la gran mayoría de las acciones de una empresa llamada Maxwell Technologies. Entre otras cosas, adquirió los derechos de sus desarrollos, centradas en lograr mayor densidad energética, menores costos de baterías, doblar la autonomía e incluso permiten multiplicar la producción de las fábricas de batería sin aumentar el espacio físico.

Según diferentes fentes, la densidad de energía de las baterías de 300 Wh/kg de esta firma era, en el momento de la compra, hasta un 40% superior que las que fabricaba Tesla. La proyección que manejan es que estos ratios se mejores cada tres años hasta en un 25%. Eso permitiría conseguir, no ya las de 400 Wh/kg, sino las de 500 para 2027. Con esas cifras podría lograr en uno o dos cursos baterías de 385 Wh/kg. Todo ello gracias a las baterías de electrodo seco, una tecnología que ya proponía su antecesor.

Esto daría cierta consistencia a las estimaciones de Musk. No hay que olvidar que hay otros proyectos en marcha para lograr aviones eléctricos para pasajeros. La startup israelí Eviation está fabricando un avión de pasajeros regional totalmente eléctrico para nueve pasajeros para 2021. La idea, llevar a nueve personas, en un viaje de 1000 km. Otros proyectos de renombre son Pipistrel, un proyecto esloveno con naves de menor tamaño que ya ha empezado sus pruebas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios