hasta 1,6 metros de altura

El "pingüino monstruo" existió: hallan fósiles de un ejemplar del tamaño de un humano

Un paletontólogo encuentra en Nueva Zelanda fósiles de un ejemplar de 'Crossvallia waiparensis', un pingüino que podía pesar hasta 80 kg y que vivió en el Paleoceno

Foto: Descubren en Nueva Zelanda una nueva especie de pingüino gigante. (Canterbury Museum)
Descubren en Nueva Zelanda una nueva especie de "pingüino gigante". (Canterbury Museum)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Los pingüinos no siempre han sido los animales "adorables" a los que DreamWorks y Disney nos tienen acostumbrados. Un nuevo hallazgo científico en Waipara Greensand, en Nueva Zelanda, certifica que el conocido como "pingïino monstruo", 'Crossvallia waiparensis' existió y que podía llegar a medir hasta 1,60 metros y pesar 80 kilogramos, alcanzando así la estatura de un humano.

Tal y como indican desde el Museo de Canterbury, en Christchurch, el descubrimiento de esta nueva especie de pingüino, que vivió en la época del Paleoceno, hace entre 66 y 56 millones de años, se suma a la larga lista de fauna gigante, aunque extinta, que habitaba Nueva Zelanda durante la época inmediatamente posterior al Cretácico. Allí, la ciencia sitúa a animales como el águila gigante, un murciélago excavador gigante o el moa, un ave endémica ahora extinta, caracterizada por su largo cuello,que podía llegar a medir más de tres metros y pesar 230 kilos.

Este nuevo hallazgo, fruto de una investigación inicial de la paleontóloga aficionada Leigh Love y el especialista en fósiles Al Mannering, y en la que luego participó un equipo de profesionales del museo de Christchurch, coloca a los pingüinos "Crossvallia waiparensis' como los pertenecientes a una de las especies más antiguas del mundo, así como de las más grandes, siendo su tamaño muy superior al del Pingüino Emperador, que mide 1,20 metros y pesa entre 70 y 80 kilos.

Nueva Zelanda y la Antártida

Tal y como indicó el equipo de investigadores en el artículo publicado en la revista 'Alcheringa: An Australasian Journal of Paleontology', el pariente más cercano de este pingüino gigante es es uno que vivió durante la misma época, el 'Crossvallia unienwillia', a quienes los científicos colocan en la Antártida, después de que en el año 2000 se descubriese allí un esqueleto parcialmente fosilizado.

Su pariente más cercano es el 'Crossvallia unienwillia', un pingüino que habitaba la Antártida


Así, tal y como indica el investigador del museo que ha participado en el estudio, el Dr Paul Scofield, encontrar aves de especies íntimamente relacionadas en Nueva Zelanda y la Antárdida es una prueba de la "estrecha conexión" que existe con el continente helado. "Cuando estas especices vivían Nueva Zelanda y la Antártida eran muy diferentes a las de hoy en día: la Antárdida estaba cubierta de bosques y ambos tenían climas mucho más cálidos", recuerda el científico.

Además, el investigador indica que del estudio de los huesos de las patas de ambas especies de 'Crossvallia' se desprende que estos jugaron un papel mucho más importante en la natación que los de los pingüinos actuales, o que estas especies extintas podrían no haberse desarrollado tanto como para mantenerse erguidas.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios