UN GUSANO CONTROLA SU CEREBRO

El arcoíris del caracol zombi: la aterradora historia del nuevo animal 'cuqui' de internet

Se trata de un caracol infectado por un gusano que toma el control de su cerebro y lo hace presa fácil de los pájaros. Estos luego esparcirán los huevos del parásito para 'comerse' a más caracoles

Foto: Un caracol zombi. (Foto: Wikimedia)
Un caracol zombi. (Foto: Wikimedia)

El llamado caracol zombie ha vuelto a ponerse de moda gracias a Twitter. Un usuario de esta red social compartió un vídeo en el que aparecía uno de ellos e Internet se ha vuelto loco. Para que no te asustes, te contamos qué son y por qué se comportan así.

Un usuario de Twitter compartía este lunes un pequeño vídeo en el que un caracol hacía gala de una llamativa gama de colores que se movían acompasadamente. El usuario, inconsciente, alababa la belleza del mundo animal.

Tuvo que venir otro usuario para sacarle de su error y relatar la verdad del asunto. Se trata de un caracol infectado por un gusano que controla su cerebro y que le hace ponerse a tiro de otros depredadores para ser devorado por ellos.

Leucochloridium Paradoxum es el nombre científico del gusano parásito en cuestión y que inicia su ciclo reproductivo en el estómago de las aves, donde genera unas larvas que salen al exterior a través de las heces. Estas son consumidas por los caracoles que, sin quererlo, quedan infectados.

Los gusanos crecen dentro del estómago del caracol e infectan el cerebro del animal, tomado el control de su mente. Por así decirlo, en este momento el caracol pasa a ser un ser pasivo y son las larvas las que dirigen los designios de su cuerpo.

Vuelta a empezar

Estéticamente el animal también cambia, convirtiendo las antenas del caracol en una especie de tentáculos verdes ondulantes y recibiendo una gama de colores de lo más llamativo. El objetivo es llamar la atención de los pájaros para que devoren al caracol zombie y empezar de nuevo el proceso, uno de los más fascinantes de la naturaleza.

¿Cómo 'zombifican' al caracol? Es algo sencillo, consiguen que este no se esconda de los depredadores y ni siquiera oculte su cuerpo en el caparazón. Los gusanos hacen que este trepe a un árbol y quede a simple vista de los pájaros.

Si la historia te ha dejado un mal sabor de boca debes saber que la mayoría de estos caracoles sobrevive a este ataque recuperando parte de sus capacidades (el gusano ya no lo necesita), eso sí, volverá a convertirse en zombie poco después pues sigue infectado. La naturaleza siempre supera a la ficción.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios