SU ADN ES DISTINTO DEL DE OTROS FELINOS

Descubren un gato-zorro que puede ser una nueva especie hasta ahora desconocida

Se quedó atrapado en un gallinero hace más de diez años y desde entonces no ha hecho más que aumentar su leyenda

Foto: El gato-zorro o, como le llaman en Córcega, el ‘ghjattuvolpe’ (Foto: ONCFS)
El gato-zorro o, como le llaman en Córcega, el ‘ghjattuvolpe’ (Foto: ONCFS)

"Creemos que es una especie natural salvaje conocida pero no identificada científicamente porque es un animal extremadamente discreto con hábitos nocturnos". Lo dice Pierre Benedetti, técnico ambiental de la Oficina Nacional de Caza y Vida Silvestre de Francia (ONCFS) que ha descubierto a lo que los lugareños conocen como gato-zorro.

Los científicos llevaban más de una década siguiendo la pista de este animal hasta ahora desconocido, pero ha sido ahora cuando, por fin, han podido estudiarlo. Lo han hecho en la isla mediterránea de Córcega y han conseguido poner cara a lo que, hasta ahora, solo era una leyenda: un depredador que atacaba a ovejas y cabras por las noches.

Todo comenzó hace más de diez años, cuando uno de estos animales se quedó atrapado por accidente en el interior de un gallinero. Era el año 2008 y el gato-zorro fue liberado, aunque el rumor corrió como la pólvora entre los investigadores que comenzaron a dejar en la zona pequeñas trampas para poder hacerse con muestras de su ADN.

Distinto ADN

En 2012 consiguieron algunos mechones de piel, ideales para el análisis genético y, tal y como explica Benedetti, era diferente a lo conocido hasta ahora: "Al observar su ADN, podríamos diferenciarlo del felino europeo, Felis silvestris silvestris. Está cerca del gato del bosque africano, Felis silvestris lybica, pero su identidad exacta aún está por determinarse".

Cuatro años después, en 2016, lograron capturar a su primer ejemplar y, desde entonces, han sido capaces de localizar a 16 animales y de capturar a 12 de ellos. Les dotaron de unos chips electrónicos para rastrear sus movimientos y conocieron que estos gatos se mueven por todas partes, incluso subiendo hasta cotas de 2.500 metros de altitud.

Las primeras hipótesis de los científicos es que el gato-zorro podría llevar 6.500 años viviendo en Córcega, desde la isla fuese colonizada por el hombre por segunda vez. Si eso fuese así, el origen del gato-zorro estaría en Oriente Medio. Aunque de zorro, según los investigadores, sólo tiene el nombre ya que dan por hecho que es imposible que un cánido y un félido se cruzaran.

De zorro, según los investigadores, sólo tiene el nombre ya que dan por hecho que es imposible que un cánido y un félido se cruzaran

Este felino es más grande que el gato doméstico: mide unos 90 centímetros, por los 75 de un gato normal. Además, sus orejas son más anchas, los bigotes más cortos y muestra largos dientes. Su pelaje es muy denso y le protege de pulgas y garrapatas, pero lo que más llama la atención son las rayas de sus patas delanteras y la punta negra de la cola. Pierre Benedetti explica a Science Direct que " lo que les valió el nombre de 'zorro gato' en toda la isla es su tamaño y su cola".

Lo que no tienen claro es que sea una especie completamente 'nueva'. Creen que podría ser un cruce de dos especies felinas, y una de ellas podría ser el gato montés de la Sarda (Felis lybica sarda). Pero si es realmente un cruce, esa mezcla podría haber deparado una especie distinta, algo que no es extraño en el desarrollo de nuevas especies. Lo que sí tiene es su propio nombre: para los habitantes de la isla de Córcega es el ‘ghjattuvolpe’.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios