un fallo de 'software'

Un problema en marcapasos Medtronic urge a reprogramarlos en modo a prueba de fallos

Aunque de momento no ha provocado ninguna víctima mortal, es susceptible de causar mareos a quienes se lo hayan implantado en los últimos dos años.

Foto: Hospital Universitario de Basurto, en Bilbao, donde se han instalado 59 de estos marcapasos (Alfredo Aldai / EFE)
Hospital Universitario de Basurto, en Bilbao, donde se han instalado 59 de estos marcapasos (Alfredo Aldai / EFE)

El pasado viernes, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) remitió una carta a 289 pacientes que se habían puesto un marcapasos en los últimos dos años emplazándoles a una revisión urgente.

Bajo ciertas condiciones, el 'software' de varios marcapasos de la marca Medtronic, el mayor fabricante mundial de estos dispositivos, puede fallar causando mareos a sus portadores, por lo que a mediados de enero emitieron una alerta mundial que el 1 de febrero fue replicada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ahora, cientos de pacientes en toda España deberán pasar por la consulta de su cardiólogo para reprogramar estos marcapasos en el modo seguro, aquel en el que el implante se dedica sólo a asegurar el siguiente latido.

El electrodo de un marcapasos en el molde 3D de un corazón humano en Heidelberg, Alemania (Ralph Orlowski / Reuters)
El electrodo de un marcapasos en el molde 3D de un corazón humano en Heidelberg, Alemania (Ralph Orlowski / Reuters)

"Hasta el 4 de enero de 2019, Medtronic ha tenido conocimiento de cuatro incidencias en dos pacientes en las que se producía la pausa en la terapia de estimulación debido aparentemente a este error del circuito", explicaba la empresa en un comunicado. "Estos eventos comunicados tuvieron lugar en tres dispositivos de un total de 156 957 dispositivos vendidos en todo el mundo".

Pese a que el servicio vasco ha sido el primero en actuar, los posibles fallos de estos marcapasos, que no han causado ninguna víctima a nivel mundial, se extienden al resto de la geografía nacional. Otras consejerías de salud como la de las Islas Baleares han alertado también del problema.

En los últimos años y coincidiendo con la publicación de The Implant Files, España sólo había hecho públicas ocho alertas relativas a dispositivos cardiovasculares. Sin embargo, en lo que llevamos de este año ya se han publicado nueve: las de un cable de electrocardiograma Philips, un electrocardiógrafo Schiller AG, unos catéteres y un dispositivo de oclusión intraaórtica marca Edward Lifesciences, un sistema de sellado endovascular de aneurismas Endologix, un sistema de asistencia ventricular Thoratec, equipos de stent marca Cook, un sistema quirúrgico percutáneo Teleflex y los marcapasos implantables bicamerales de Medtronic.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios