Esta 'startup' española trabaja para el ejército de EEUU y es el nuevo 'unicornio' patrio
  1. Tecnología
Ya vale 1.500 millones de euros

Esta 'startup' española trabaja para el ejército de EEUU y es el nuevo 'unicornio' patrio

Devo se ha convertido este martes en el último unicornio con firma española y el primero del sector de la ciberseguridad. Su negocio se basa en el análisis de datos y la seguridad en la nube

Foto: Trabajadores de Devo. Imagen cedida.
Trabajadores de Devo. Imagen cedida.

España tiene un nuevo 'unicornio' en su cartera. En este selectivo grupo, que aglutina no más de 5 o 6 nombres oficiales, se mueven la 'jet set' del empredeurismo patrio, las compañías que partiendo de este modelo han conseguido elevar su valor hasta superar los más de 1.000 millones de dólares y hay un nuevo chico en la oficina. Ahora, en esa lista que comparten nombres como Cabify o Glovo, se estrena Devo (anteriormente conocida como Logtrust), una empresa con origen español, pero con sede actual en EEUU y Reino Unido y que cuenta en su haber con clientes como la Fuerza Aérea estadounidense. ¿Su secreto? Una plataforma de análisis de datos y ciberseguridad práctica, adaptable y sencilla en la cada vez más solicitada nube.

Así lo explica Pedro Castillo, actual CTO y fundador de la empresa que, junto a varios compañeros todos salidos de Bankinter, montó la empresa hace algo menos de 10 años. Su trabajo sobre una herramienta pensada para manejar grandísimas cantidades de datos de empresas de primer nivel, aseguran, les ha servido para levantar en estos días la última ronda en su haber y que ha sido clave para superar la barrera de los 'unicornios' y llegar a los 1.500 millones de dólares de valoración. Con un montante de 250 millones de dólares, dicha ronda ha sido liderada por TCV, junto con otros 2 nuevos inversores, General Atlantic y Eurazeo. Nombres que han apostado por una compañía que basa buena parte de su éxito en un concepto clave: cada vez más gente quiere tener todo en la nube, fuera de sus entornos, pese a que hace nada parecía una locura y eso supone un reto de seguridad de tamaño colosal. Su trabajo pasa por conseguir que esa salida al 'cloud' no acabe en un 'hackeo' masivo.

Foto: Foto: Bit2Me.

"No creo que tengamos un solo secreto para nuestro éxito, pero bueno creo que para llegar hasta aquí hay puntos clave como que la empresa la montamos un grupo de trabajo cohesionado, que ya había trabajado muchos años manejando grandísimas cantidades de datos muy sensibles y que teníamos claro hacia dónde nos dirigíamos. Nos la podíamos haber pegado, pero aquí estamos", señala Castillo. Resumiendo bastante su labor, ellos ofrecen a, sobre todo grandes empresas aunque también tienen pequeños clientes, un entorno seguro al que mandar los datos y una plataforma intuitiva y sencilla que te ayuda a tocar toda esa información a tu gusto. "Es una plataforma que es igual para todos y cada cliente valora nuestro servicio por algo diferente. Creo que la adaptabilidad del servicio es clave en el modelo".

Su solución funciona en el mercado, o al menos eso parece, porque los datos se dan con mucha cautela. Además de las rondas de financiación y el valor de la compañía, poco más se sabe sobre su información interna. Ellos hablan de que tienen contratos con grandes marcas a nivel global, pero prefieren no dar muchos nombres. Conocemos el de la 'US Air Force', Telefónica o Accenture, y señalan nombres mucho más grandes, pero se amparan en lo delicado de su trabajo para no ofrecer más información.

placeholder Pedro Castillo, CTO y fundador de Devo. Imagen cedida.
Pedro Castillo, CTO y fundador de Devo. Imagen cedida.

El caso militar puede ser el más llamativo y da cuenta del peso de Devo en el sector. En julio de 2020 se anunció que Devo había firmado un contrato para optimizar las defensas cibernéticas de la Fuerza Aérea valorado en 9,5 millones de dólares. De momento no se ha dado mucha más información al respecto, pero su cometido parece similar al que podría buscar cualquier empresa: proteger información que quieres tener en la nube de forma sencilla y con acceso práctico a esa información. "Nosotros no tocamos los datos que nos mandan, solo nos aseguramos de que están a buen recaudo y ofrecemos a los clientes las herramientas para que puedan visualizarlos, cruzarlos, añadir nuevas fuentes", comenta Castillo en conversación con Teknautas. Todo eso, claro, a cambio de un pago que la empresa da a Devo por los servicios prestados.

De lo que sí dan algunos datos desde la empresa es de que tienen un crecimiento de los ingresos de casi el 100% año a año (sin hablar de cifras) y lo mismo ocurre con el número de clientes. "Tenemos un crecimiento de más del 100% en número de clientes, incluyendo H&R Block, Manulife, FanDuel, Ulta Beauty y AMEX Global Business Travel", señala la empresa. Actualmente cuenta, además, con más de 400 empleados en Norteamérica, Europa y APAC. Y esto solo acaba de empezar.

Esto solo es el principio

La idea tras la última ronda de financiación levantada esta semana es usar el dinero para que la estructura de Devo siga creciendo. Entre los planes de expansión, según la empresa, se encuentran "el crecimiento de nuevos verticales y zonas geográficas, incluyendo una mayor presencia en el sector público, así como en la región de Asia-Pacífico. De igual manera, aprovechando la rápida adopción de Devo por parte de los principales distribuidores y proveedores de servicios de seguridad gestionados (MSSP) de todo el mundo, la empresa también ha redoblado su compromiso con el canal y los socios de integración. Por último, la compañía realizará una importante inversión en alianzas tecnológicas, contenidos y personas para construir una comunidad de seguridad global que marque el comienzo de una nueva era para la industria".

Pero Castillo hace hincapié en otro detalle que cree importantes al hablar de su invento, ahora comandado por el CEO Marc van Zadelhoff, ex director general de IBM Security. "Creo que es importante recordar que tenemos tres verticales, aunque ahora mismo sea la de seguridad la más demandada y la más exigida".

La herramienta de Devo trabaja para asegurar grandes cantidades de datos, pero también tiene una potente máquina de análisis en tiempo real para monitorear todo tipo de información almacenada en la nube y, por último, cuenta con un desarrollo que apuesta por la inteligencia artificial y el uso de estos datos almacenados para mejorar los procesos de los clientes. "Ahora mismo se nos conoce más por la seguridad, pero las otras verticales también están funcionando y queremos potenciarlas".

Sobre el futuro, Castillo piensa en seguir doblando resultados año tras año, aunque sabe que es algo complejo. Y se pone otro hito en la carrera: salir a Bolsa en Estados Unidos. "No lo veo como un objetivo sino como una consecuencia lógica. Aún podemos crecer mucho más y ese crecimiento pasa por lógica por una salida a Bolsa a 2 o 3 años vista", termina el empresario.

El redactor recomienda