El 'roadshow' de Sánchez en Silicon Valley: 2.000 millones y la imagen de España en juego
  1. Tecnología
"Nuestra marca en EEUU es malísima"

El 'roadshow' de Sánchez en Silicon Valley: 2.000 millones y la imagen de España en juego

El presidente del Gobierno inicia hoy en Nueva York un viaje exprés que acabará en California para vender las bondades de España y recabar 2.000 millones. No va a ser fácil

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el CEO de Apple, Tim Cook, en su visita a España en 2018. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el CEO de Apple, Tim Cook, en su visita a España en 2018. (EFE)

Tres días para 'vender' España a los grandes fondos y tecnológicas de EEUU y conseguir al menos 2.000 millones. Es el reto que se ha impuesto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su viaje al otro lado del charco, ideado por Iván Redondo antes de su adiós, y cuyas primeras reuniones arrancan hoy mismo en Nueva York. En el corazón financiero de EEUU, Sánchez almorzará con Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York e inversor, y se verá con Larry Fink, consejero delegado de BlackRock. El jueves, pondrá rumbo a Los Ángeles, donde se verá con directivos de Netflix, HBO, Disney y Warner. Y el viernes aterrizará en el corazón tecnológico mundial, en Silicon Valley, para almorzar con los consejeros delegados de Intel, Qualcomm, PayPal y Microsoft, entre otros. La idea es regresar con las manos llenas de acuerdos de inversión. ¿Funcionará?

Sánchez cuenta con dos ases en la manga para convencer a sus interlocutores de que España es un lugar seguro y con futuro para invertir. Primero mostrará el dinero: acudirá con el recién lanzado fondo Next Tech, 2.000 millones de euros procedentes al 100% de los fondos europeos de recuperación y que el Ejecutivo espera completar con otros 2.000 millones de inversión privada. Segundo as: la regulación, con su recién estrenada ley de 'startups', que hace algo más competitivo nuestro país para crear empresas desde cero y, más importante todavía, para atraer talento en pleno 'boom' del teletrabajo. Sobre el papel, parecen buenas cartas, pero el diablo está en los detalles.

Foto: Javier de la Torre (izquierda), cofundador de Carto, junto a Luis Sanz, CEO.

Inversores y emprendedores tecnológicos consultados por Teknautas con una larga trayectoria en cerrar negocios y rondas de financiación en Silicon Valley coinciden: independientemente del resultado, el hecho de que un presidente del Gobierno se lance a un 'roadshow' de este tipo es un cambio de tendencia positivo. "Se puede criticar todo lo que se quiera a Sánchez, pero la realidad es que es la primera vez en la historia de España que un presidente va a Silicon Valley. Eso ya dice mucho", explica Miguel Valls, fundador de la inversora Alta Life Sciences. Valls vivió 14 años en San Francisco y ahora dirige la iniciativa que hermana esta ciudad con Barcelona.

placeholder Sede de la inversora BlackRock en Nueva York. (Reuters)
Sede de la inversora BlackRock en Nueva York. (Reuters)

"Lo hace Macron, lo hace Trudeau, lo hace hasta Merkel, ¿por qué no lo va a hacer Sánchez? Mostrar que el Gobierno está comprometido con la tecnología viene muy bien. Es una forma de decirle al mundo: oigan, estamos abiertos a hacer negocios", señala Iñaki Berenguer, cofundador de CoverWallet (vendida a Aon) y otras dos 'startups' (también vendidas por cifras millonarias), y uno de los emprendedores españoles con más éxito en EEUU. Puede parecer una mera operación de lavado de cara, pero desgraciadamente es necesaria.

"La imagen de las 'startups' españolas en EEUU es malísima. Tú miras al resto y todas presumen de país. Las suecas, las francesas, las británicas... Todas ponen la nacionalidad sobre la mesa como un valor. Las 'startups' españolas aquí se presentan como europeas. Nuestra imagen de marca es tan mala que ni la usamos. El viaje de Sánchez podría ayudar a cambiar esto", explica Isaac de la Peña, 'general partner' de la inversora Conexo y afincado en Palo Alto desde hace cuatro años.

Será un empujón de imagen necesario, pero ¿qué hay de las propuestas concretas? ¿Interesará a las VC y tecnológicas estadounidenses el fondo Next Tech que 'vende' el Gobierno? "Va a depender de la letra pequeña y del rol del Gobierno. Lo que buscan los fondos de inversión es gestionar de forma independiente el dinero. Si España propone una cogestión de los fondos, francamente, no lo he visto en ninguna otra parte", advierte desde Singapur Oskar Mielczarek de la Miel, 'managing partner' del brazo inversor de la japonesa Rakuten. De la Miel estuvo precisamente al otro lado en uno de estos 'roadshows', el protagonizado por Boris Johnson en una gira económica por Asia. "El resto de líderes europeos lo hacen a menudo. Es un paso en la dirección correcta para España".

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Eneko Knörr, fundador en San Francisco de la 'startup' Ludei entre 2011 y 2016, coincide. "Lo que se ha hecho muy bien en España todos estos años es regar de dinero público el ecosistema a través del ICO y de los fondos europeos: tú das el dinero a los fondos privados, que son los expertos, y estos lo gestionan. Me preocuparía que no se tomara la misma ruta. Si me dicen hace siete u ocho años que 'startups' españolas iban a conseguir rondas de financiación de 20 millones y más con fondos españoles, no me lo creería. Eso ya está pasando, y en parte gracias a esa estrategia de inversión pública y gestión privada". De la Peña coincide: "El modelo de poner dinero público en manos privadas con unos objetivos de rentabilidad es el que más esperanzas tiene de llegar a buen puerto".

Consultadas por este diario, fuentes del Ministerio de Economía aseguran que los 2.000 millones del fondo Next Tech van justo en esa línea. "Aún faltan por ultimar detalles, pero se usarán los mecanismos tradicionales del ICO: aportación de fondos al 49% del Gobierno, al 50% de la empresa privada, gestionado 100% por la compañía, pero con una persona de la Administración en el consejo para asegurar que se cumplen ciertos hitos", explican. Si el Gobierno logra reunir esos 2.000 millones extra, el fondo global de 4.000 millones sería uno de los más potentes de Europa, a la par que las cifras propuestas por Francia o Alemania.

El punto más oscuro de la estrategia del Gobierno está, paradójicamente, en la recién estrenada ley de 'startups', que la mayoría de especialistas consultados califican de "maquillaje". Cuando los inversores y tecnológicas con los que se reunirá Sánchez en EEUU conozcan los detalles, no les van a gustar. El anteproyecto de ley ha olvidado demandas históricas del sector como igualar la fiscalidad de las 'stock options' con la de países vecinos para ser competitivos, o permitir que los inversores tributen sus ganancias como renta del capital y no del trabajo, algo que también ocurre en la mayoría de países europeos.

placeholder Sede de Intel en Santa Clara, California. Será una de las visitas del presidente Pedro Sánchez. (Reuters)
Sede de Intel en Santa Clara, California. Será una de las visitas del presidente Pedro Sánchez. (Reuters)

"El Gobierno habló con todo el mundo para elaborar esta ley. Yo estuve en ese proceso, todos les dijimos qué necesitaba el sector, y luego la publican y es como si no hubieran hablado con nadie. Hay errores de bulto, como bajar el impuesto de sociedades a 'startups' y no las cotizaciones sociales. Es de risa. Y lo de las 'stock options' también. Estamos rodeados de países con fiscalidad más favorable, nos perjudica seriamente en la atracción de talento", explica Knörr. "A veces nos empeñamos en reinventar todo para acabar haciendo lo mismo. En ocasiones, es más sencillo copiar directamente y esto ya lo están haciendo bien Portugal o UK. Bastaba simplemente con copiarles", añade Berenguer.

Foto: Foto: EFE.

La realidad sigue siendo demoledora con España. Francia lleva los últimos cinco años impulsando una agresiva estrategia de fomento de 'startups' e invirtiendo millones de euros de dinero público, una estrategia que les ha llevado a tener a día de hoy casi 30 unicornios (nuevas empresas valoradas en más de 1.000 millones). Es el triple que hace tres años. En España, los unicornios se pueden contar con los dedos de una mano. Nuestro sector tecnológico pinta más bien poco en Europa y menos en EEUU. Y hay problemas eternos que siguen sin resolverse.

"No puede ser que crear un negocio en España siga siendo tan complicado en 2021. En EEUU, no hay que ir a un notario, no pagas doble imposición, personal y corporativa, y puedes abrir una empresa haciendo el papeleo 'online' por 200 o 300 dólares. En España, aún te lleva varias semanas y te cuesta entre 5.000 y 10.000 euros lo mismo, por tener un cascarón hueco con el que empezar a operar", se queja Isaac de la Peña. "Está bien poner la casa bonita de puertas hacia fuera, pero tienes que hacerlo primero de puertas hacia dentro", dice Valls. "Sin una ley de 'startups' completa que retenga el talento que estás luchando por atraer, los viajes de Sánchez no servirán de mucho".

Tres días para 'vender' España a los grandes fondos y tecnológicas de EEUU y conseguir al menos 2.000 millones. Es el reto que se ha impuesto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su viaje al otro lado del charco, ideado por Iván Redondo antes de su adiós, y cuyas primeras reuniones arrancan hoy mismo en Nueva York. En el corazón financiero de EEUU, Sánchez almorzará con Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York e inversor, y se verá con Larry Fink, consejero delegado de BlackRock. El jueves, pondrá rumbo a Los Ángeles, donde se verá con directivos de Netflix, HBO, Disney y Warner. Y el viernes aterrizará en el corazón tecnológico mundial, en Silicon Valley, para almorzar con los consejeros delegados de Intel, Qualcomm, PayPal y Microsoft, entre otros. La idea es regresar con las manos llenas de acuerdos de inversión. ¿Funcionará?

Startup Road show ICO Silicon Valley Fondos de Inversión Iván Redondo Michael Bloomberg Ministerio de Economía BlackRock
El redactor recomienda