Olvídate del resto: estos son los mejores altavoces Bluetooth que puedes comprar
  1. Tecnología
PARA TODOS LOS BOLSILLOS

Olvídate del resto: estos son los mejores altavoces Bluetooth que puedes comprar

Hemos probados muchos de estos aparatos en los últimos meses y aquí va una pequeña selección, para todos los bolsillos, de los que más nos han llamado la atención

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

No es lo mismo amueblar un salón de 250 metros cuadrados que apañar un balconcito de 2x2 para poder coger cuatro rayos de sol los sábados y domingos mientras te tomas una cervecita. En el primer caso utilizaríamos sillas de diseño y en el segundo, quizás, unas plegables que nos hagan el apaño. Hay tropecientos modelos, todos sirven para sentarse las pongas donde las pongas, pero tenemos claro que unas encajan mejor en un momento determinado. Con los altavoces 'bluetooth' ocurre tras cuartas partes de lo mismo. Todo sirven para escuchar música, pero no es lo mismo si quieres tener uno que resuene hasta en el último rincón de la casa que si lo quieres para poner un poco de música mientras echas unas cartas en la piscina municipal o la playa.

Foto: Los cinco auriculares analizados. (EC Diseño)

Al igual que con los auriculares existen muchísimas opciones para todo gusto y bolsillo. Y de la misma forma que hay gente que no concibe dejarse más de 30 euros y es feliz con un clon chino de los AirPods y otros son capaces de dejarse 600 y pico euros en unos auriculares de diadema, la gente tiene preferencias muy distintas. Por eso hemos escogido entre los múltiples altavoces que hemos tenido oportunidad de probar en los últimos meses los modelos que más nos han gustado y más nos han llamado la atención. Todo para que tengan una idea en caso de que estés buscando una buena compra y no tengas ninguno concreto en mente.

El más equilibrado: Sonos Roam

En 2019, Sonos, una de las marcas con más popularidad en sistemas de audio para el hogar, ya se introdujo en el mundo de los altavoces 'bluetooth'. Lo hizo con Move, un altavoz 'premium' que se podía mover de lado a lado sin que ello supusiese renunciar a un sonido de muchos quilates. Sin embargo, no era algo realmente portátil dadas sus dimensiones. Esto es algo que la compañía ha intentado remendar con Sonos Roam, un concepto que se acerca mucho más a la idea de altavoz bluetooth que tenemos en la cabeza. Me parece una de las opciones más equilibradas que hay a día de hoy y una de las grandes compras que puedes realizar en 2021. Es cierto que no es asequible, ya que su precio oficial es de 179, pero puede ser una buena inversión si lo que buscas es un buen sonido en un formato compacto.

El diseño, disponible en blanco y en negro, es bastante alargado, cuenta con un agarre cómodo gracias a su planta triangular y se puede utilizar tanto en horizontal y vertical. Lo más importante en este aspecto es que es resistente a golpes y al agua y al polvo gracias a la certificación IP67. Si hay algo que sorprende tremendamente es la calidad del audio. En este aspecto, puedo afirmar, que es lo mejor que se puede conseguir en este rango de precios y tamaño.

placeholder Vista del Sonos Roam. Foto: M. MC
Vista del Sonos Roam. Foto: M. MC

Si vienes de un modelo de mayor tamaño y mayor coste puedes sentir que los graves tienen poca chica. Pero esto es algo condicionado por el formato, no es algo exclusivo del Roam. Sin embargo, me parece que cumple en este aspecto. En el resto, tanto en voces como medios y agudos cumple excelentemente. Cabe destacar aquí la función 'Trueplay', una de las señas de identidad de Sonos, con la que sitúa donde están las paredes y ajusta la reproducción al entorno.Si no te convence, siempre puede tirar del ecualizador de la app.

Quizás donde puede tener más margen de mejora es la autonomía. Yo he conseguido entre 8 y 9 horas y media la mayoría de veces en mis pruebas. No es malo, pero no es extraordinario por este precio. La carga se demora unos 90 minutos. Compatible con Alexa, Assistant y AirPlay 2, es una compra obligada si tienes uno de sus altavoces wifi, ya que cuando estés en casa puedes utilizarlo como uno más del conjunto. Si tienes un presupuesto mayor y buscas un sonido más contundente (sin importarte tanto el tamaño), el Sonos Move es también un equipo 'pata negra' de grandísima calidad.

Una buena opción barata: Sony XB13

No hay que olvidar que no todo el mundo está dispuesto a dejarse más de cien euros en un altavoz para finalmente lo va a utilizar para escuchar música en la playa sin demasiadas expectativas en lo que se refiere al sonido. En esta categoría hay una buena opción como este Sony XB13, el más portátil de los altavoces bluetooth de la marca. Apenas mide 10 centímetros de alto y 7,6 de diámetro. Su forma circular y la salida de sonido orientada hacia arriba hace que se perciba el sonido exactamente igual estés donde estés.El diseño es IP67, lo que ayuda a su durabilidad gracias a esta resistencia a polvo y líquidos.

placeholder Sony XB 13. Foto: M. Mcloughlin
Sony XB 13. Foto: M. Mcloughlin

El peso es de poco más de 250 gramos. El sonido está más limitado que en otros altavoces de mayor rango, pero creo que dentro de la categoría 'asequible' logra un buen punto. Aunque los graves no son comparables a algo más caro, consiguen hacer un apaño con un radiador pasivo que ayuda a parchear un poco la ausencia de riqueza en los tonos más graves. Eso sí, donde se echa algo en falta un poco más de empuje es en el volumen máximo. Insisto en que puede ser una muy buena alternativa para los presupuestos más cortos, ya que cuesta 60 euros.

Uno de los puntos fuertes es su autonomía, ya que me ha llegado a dar hasta 15 horas de reproducción. Esa es su gran ventaja competitiva. También tiene función de manos libres. No es una maravilla, pero te hace un buen apaño si quieres utilizarlo en un ambiente no muy ruidoso, como tu casa o la oficina.

La golosina: B&O Beoplay Explore

No es la primera vez que Bang & Olufsen (a partir de ahora B&O) se mete en los altavoces portátiles, pero creo que han llegado a un punto de madurez muy interesante con el Beoplay Explore. Un altavoz hecho para llevar de aquí para allá. Es un pequeño capricho, ya que cuesta 200 euros. ¿Por ese precio qué ofrece? Lo primero de todo una autonomía que es la reina absoluta de esta selección. La marca promete hasta 27 horas y mis pruebas indican que va en esa línea.

Su diseño es el más 'premium' de todos. Se nota robusto. Está recubierto de aluminio anodizado que le da un aspecto muy elegante y aguante frente a arañazos. Cuenta con IP67. Sin embargo, tiene una cosa negativa: su peso. Más de 600 gramos. Para un aparato pensado para llevar con un mosquetón colgado de la mochila o metido en el bolso se siente algo tosco y pierde algo de portabilidad.

placeholder Beoplay Explore. Foto: M. Mcloughlin
Beoplay Explore. Foto: M. Mcloughlin

Tiene un sonido muy completo, pero en mi opinión está ligeramente por detrás del Sonos Roam, que ofrece algo más equilibrado. Cabe señalar que es una cuestión de detalles porque ambos rinden a un grandísimo nivel. Cuenta con dos controladores de rango completo y dos amplificadores de clase B que son los responsables del audio, que puede llegar a un volumen alto sin excesivas distorsiones. Funciona con BT 5.2 y tiene emparejamiento rápido con iOS, con Android y con Windows.

Para llenar la casa: Sony SRS-RA3000

Un altavoz inalámbrico también puede ser una buena opción para aquellos que busquen un equipo para llenar su salón, su cocina, el despacho o todo al mismo tiempo. Si no quieres o no puedes gastarte el dinero que te puede salir montar un sistema 'multi-room' tienes una serie de altavoces que te permitirán hacerlo sin renunciar a un sonido muy completo. Hace dos años Sonos puso Move sobre la mesa, un equipo que funcionaba con 'bluetooth' pero que se podía gobernar también con Wifi para integrarlo en una red mayor. Ahora Sony también se ha subido a este carro con su gama SRS. Aunque tiene modelos de mayores prestaciones y mayor precio, a mí me ha llamado poderosamente la atención el SRS-RA3000, que ya se puede conseguir por 260 euros en algunas páginas de internet, a pesar de que su precio oficial es de 300 euros.

Cuenta con un diseño de 25 centímetros de altura y 2,5 kilos de peso. No está pensado para llevar de excursión, pero tiene la ventaja que lo puedes mover donde quieras: del salón a la terraza, siempre que tengas un enchufe cerca, ya que no tiene batería incorporada. Está rematado en tela negra o gris y tiene unos remates en color bronce que le dan un aspecto francamente elegante a la par que discreto. Si estás pensando en usarlo junto a la bañera tienes que saber que es resistente a la humedad.

placeholder Sony RS3000, perfecto para llenar todo un cuarto. Foto: M. Mc
Sony RS3000, perfecto para llenar todo un cuarto. Foto: M. Mc

El Sony SRS-RA3000 cuenta dos tweeters de 17 mm junto con un altavoz de rango completo de 80 mm y dos radiadores pasivos. El altavoz admite códecs de audio SBC y AAC. Es compatible con tecnología 360 Reality Audio, aunque a día de hoy este formato de audio inmersivo es todavía una rareza de pago. Al igual que los Sonos, también tiene un sistema de calibración automática que detecta el entorno y reparte el audio por la habitación. La sensación, efectivamente, es que las canciones o los podcasts fluyen perfectamente, con graves bien calibrados, voces cristalinas y sin ningún tipo de estridencia. También lo puedes conectar a tu televisión con el cable auxiliar y utilizarlo como 'smart speaker', ya que es compatible con Assistant, Alexa y AirPlay 2. Tiene incorporado Chromecast, lo que te sirve para lanzar fácilmente contenidos de audio desde el móvil. Desde la app Google Home, puedes conectar varios para crear un sistema multiroom.

El equilibrado: Bose SoundLink Revolve II

El Bose SoundLink Revolve Plus II es una buenísima opción si estás buscando un altavoz compacto, elegante, con buena autonomía y que venga coronado con un buen sonido. El diseño se parece mucho al de su predecesor. Un cilindro metálico más grueso en la base que en la parte superior, rematado con piezas de goma, que pueden ayudar tanto a minimizar daños por caídas como a reducir vibraciones que provoquen distorsiones. En este caso, el armazón cuenta con resistencia IP55, lo que nos ayudará a protegerlo frente a salpicaduras y humedad, pero dista de ser algo que se pueda sumergir.

El sonido corre de la mano de un controlador orientado hacia la parte inferior, dos radiadores pasivos y un deflector, que es el que se ocupa de crear esa sensación de audio 360. La verdad que en este aspecto cumple. Se nota como reparte equitativamente la reproducción en todos los ángulos, sin escupir el sonido hacia un lado o hacia otro. A la hora de valorar el audio, cabe decir que se maneja excelentemente bien las zonas templadas, tanto con voz como música de prácticamente todos los géneros. He disfrutado mucho en las jornadas de teletrabajo usándolo en mi escritorio mientras aporreo el teclado.

placeholder Bose ha vuelto a hacer un gran altavoz con un SoundLin Revolve II. Fotos: M. Mc
Bose ha vuelto a hacer un gran altavoz con un SoundLin Revolve II. Fotos: M. Mc

Sin embargo, si lo que buscas es un altavoz para montarte un fiestorro en la piscina o en la terraza, deberías buscar algo con más punch y, probablemente más caro, ya que sufre un poco más cuando se sube el volumen al máximo. Aunque la autonomía no es un brutal, ofrece una digna marca que ronda las 13-14 horas de autonomía. Tiene algunos lunares. Por ejemplo, que sigue utilizando microUSB y no USB tipo C. La aplicación es muy intuitiva, nos deja sincronizarlo con otros altavoces de la marca y activar Assistant o Alexa. Sin embargo, no cuenta con ecualizador digital, algo que a los más sibaritas no les terminará de convencer. Su precio ya está por menos de 200 euros.

Potencia: Ultimate Ears Boom 3

Ultimate Ears es una marca bastante popular cuando se habla de sonido inalámbrico. Y lo cierto que la fama es merecida. Dentro de su catálogo hay un modelo que particularmente me parece interesante, que este UE Boom 3. Más ahora que ha ajustado su precio para hacerse más competitivo. Cuenta con un diseño cilíndrico, cubierto con una especie de membrana resistente al agua. El aparato, disponible en varios colores, es resistente al agua (resistencia IP 67) y flota, lo que lo hace idóneo si lo que estás pensando es hacer el cabestro en la piscina o tenerlo junto a tí en una colchoneta. Es un altavoz bastante contundente y preparado para soportar caídas e incidentes ocasionales. Y lo digo por experiencia.

placeholder UE Boom 3. Foto: M.Mc.
UE Boom 3. Foto: M.Mc.

Los controles son bastante peculiares (en el sentido del diseño, mucho más grandes que en otros modelos), pero quiero destacar uno especialmente. Un botón enorme colocado en la parte central superior que si tienes Apple Music te servirá para cargar listas de reproducción concretas solo con una pulsación larga. El nombre Boom le va como anillo al dedo la verdad. Si algo ofrece este 'pequeñín' es una gran potencia de sonido, que uno no se espera en un formato relativamente compacto como este. Es decir, puede ser una gran elección si lo que buscas es ponerlo a todo trapo en el coche o en casa, donde te puede llenar una habitación o salón de tamaño medio sin absolutamente ningún tipo de problemas.

Eso sí, para los más puristas del sonido puede haber ciertas cosas que les chirríen. Eso intento por ser un altavoz extremadamente potente, hace que muchas veces se incline a tonos más graves y gruesos sonando más contundente de la cuenta y descuidando (sin ser ningún tipo de desastre) un poco los tonos más agudos. En ese contexto, hay veces que se puede echar un poco de menos voces más claras o más nítidos, ya que hay veces que se ven superadas por la potencia de la música. La batería se coloca en la zona templada de la tabla con 15 horas con una sola carga. El problema, una vez más, es un microUSB en el puerto de carga. Ahora mismo se puede encontrar por poco más de 120 de euros en Amazon. Y atentos al Prime Day.

JBL Clip 4: cómodo y 'low cost'

Para cerrar esta selección traemos un altavoz de JBL, con una gran relación calidad - precio para los que buscan una alternativa asequible. Y es que este Clip 4 cuesta tan solo 50 euros. Una de las cosas que más me ha gustado de este aparato es su diseño, a prueba de salpicaduras, y su tamaño. Pesa tan solo 240 gramos y aunque está diseñado para llevarse colgado de la mochila o de un bolso, se puede llevar por sus dimensiones incluso dentro del bolsillo de una chaqueta. Si lo quieres utilizar en posición vertical tendrás que bien enganchar el mosquetón a algo o sujetarlo con algo. En su parte trasera cuenta con unas gomas que impide que se deslice si está en una superficie algo inestable o ligeramente inclinada.

placeholder JBL Clip 4. Foto: M. Mc
JBL Clip 4. Foto: M. Mc

Nuevamente volvemos a eso de que a estos precios no se le puede pedir un sonido escándaloso ni el más definido, porque para tener eso hay que echarle billetes. Aun así sorprende. Los graves no son su especialidad, pero suena lo suficientemente alto como para poder disfrutarlo en exteriores, a pesar de sus limitaciones. Por ejemplo, si subes el volumen más del 80% empezarás a notar unas distorsiones que pueden afear la reproducción de algunas pistas, haciéndola sonar artificialmente. Pero insisto, estamos ante un altavoz de 50 euros. Si lo comparamos con otros modelos de este rango que han pasado por nuestras manos, podemos decir que se sitúa en un notable muy alto dentro de su clase.

Esa portabilidad no está reñida con la autonomía. No es tan buena como la del Sony 'low cost' que hemos presentado más arriba, pero ofrece 10 horas de vida útil antes de cargarlo (por cierto, este si tiene USB tipo C).

¿Me lo compro?
El redactor recomienda