¿Está Elon Musk manipulando el bitcoin? La gran duda tras el último bombazo de Tesla
  1. Tecnología
Siempre jugando al límite

¿Está Elon Musk manipulando el bitcoin? La gran duda tras el último bombazo de Tesla

Tras la inversión de 1.500 millones de dólares en esta criptomoneda por parte de Tesla, llega el debate sobre si los tuits del magnate sobre esta tecnología buscaban influir en el mercado

placeholder Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Elon Musk, el magnate fundador de compañías como Tesla, PayPal o SpaceX, cumple a rajatabla y de forma literal con el dicho "cada vez que habla sube el pan", y lo sabe. Todos sus movimientos se siguen detalladamente a nivel global y puede conseguir desde resucitar una empresa con una pequeña recomendación hasta provocar el impulso de otra que no tiene nada que ver con su recomendación, pero tiene un nombre parecido. Conocedor del "efecto Elon Musk", juega con él a su antojo, y, a veces, al límite de las normas. Esos movimientos en el alambre son justo lo que se debate ahora después de que se cruzase en su camino otro nombre clave de los mercados y con el que está jugando una vez más: el bitcoin.

Este lunes, Tesla, como empresa pública, informó en un documento entregado a la SEC (la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos) que había invertido en 'bitcoins' un total de 1.500 millones de dólares durante el mes de enero. Un bombazo que ha tardado poco en aparecer en todas las redes sociales y medios de comunicación y que, obviamente, ha disparado el precio del bitcoin más de un 12% (ahora mismo 1 bitcoin se cambia por 36.250 euros) y las acciones de Tesla un 2,5%. Pero hay un punto especialmente oscuro en todo esto y es que Musk, director general de la empresa, lleva semanas coqueteando con esta y otras criptomonedas y provocando que su precio se volatilizara aún más en el mismo mes en que su empresa hacía la inversión. Y ahora muchos se preguntan si podría haber cometido un delito.

Foto: Elon Musk. Foto: Reuters.

A pesar de que hoy todo ha saltado por los aires gracias al anuncio de Tesla lo cierto es que Elon Musk lleva semanas jugando con las criptomonedas, en especial con bitcoin y la moneda 'meme' conocida como Dogecoin. ¿A qué se refiere el 'jugando'? Pues a que ha estado lanzando todo tipo de mensajes sobre ellas, provocando que sus precios se muevan con gran volatilidad, generando picos cada vez que los mencionaba. El pasado 30 de enero, por ejemplo, colocó en su 'bio' de Twitter el 'hashtag' '#Bitcoin' consiguiendo que su precio pasase de unos 32.000 dólares a más de 37.500. Además, en una intervención en la red social Clubhouse, alabó la criptomoneda y dijo que era "algo bueno".

Mayor, y más polémica, fue la gesta conseguida con Dogecoin, una moneda 'meme' creada como una broma y que lleva años arrastrándose por los mercados con toques de especulación. Empezó a bromear con este 'token' justo después de todo lo ocurrido con Gamestop, y gracias a su efecto arrastre, que consiguió que otros famosos la mencionaran también, provocó un ascenso de un 65% acercando el valor del 'meme' a un dólar. Su broma ha sido muy mal vista por los defensores de las criptomonedas que creen que con ella deslegitima la tecnología y pone en riesgo su evolución además del dinero de muchas personas que siguen sus dictados al pie de la letra.

Pero tras el paso dado por Tesla se abre un nuevo escenario y el debate llega a un nuevo escenario y es el de si Musk, a través de estas bromas y polémicas, estaba intentando manipular intencionadamente el mercado, sabiendo además que su compañía había hecho una importantísima inversión en una de las monedas afectadas y que podría afectar a sus propios intereses. De ser así, ¿podría ser investigado y condenado por ello? Hay es donde entra el límite de las normas que busca el magnate.

Un terreno desconocido

Lo cierto es que no sería la primera vez que Musk es investigado por un caso similar, pues ya en 2018 la SEC lo llevó a jucio por una serie de tuits en los que aseguró que tenía un plan para sacar a Tesla de la Bolsa y eso provocó diferentes movimientos en el mercado. Se le acusó de engañar a los inversores con información falsa y tuvo que dejar uno de sus puestos en la compañía y pagar una multa de 20 millones de dólares, pero este caso es diferente. ¿Por qué? Por la regulación de las criptomonedas y cómo se puede afrontar lo ocurrido esta vez.

Como es ya sabido, las criptomonedas, y en especial el bitcoin, se caracterizan por la desregularización y en este caso no queda claro si la SEC podría tomar cartas en el asunto por lo realizado por el empresario estadounidense. Expertos en criptomonedas consultados por este periódico confiesan que es un caso bastante único y al límite de las leyes, y otros mencionados en medios como Bloomberg o el portal Markets.com aseguran que el caso "plantea una pregunta real sobre la posible manipulación del mercado".

A expensas de ver qué ocurre en los próximos días, todo apunta a que el futuro de Musk en este sentido dependerá de la decisión que tome la SEC. Y que de esa decisión puede depender también el futuro de otros empresarios (Mark Cuban o Snoop Dogg también le han seguido las gracias a Musk) o de las propias criptomonedas. Pero lo que esto deja claro es que a pesar de que parezca un juego, Musk se toma los juegos muy en serio.

Elon Musk SpaceX Bitcoin
El redactor recomienda