CONECTADO ESTÉS DONDE ESTÉS

¿Teletrabajo playero? Las mejores opciones para conectarte a internet en tu 2ª residencia

Pisos de verano, casas en la sierra o la casa del pueblo vuelve a llenarse pero muchos seguirán necesitando una conexión a internet, que puede llegar por distintas vías

Foto: Foto: Anete Lusina. Unsplash. Creative Commons
Foto: Anete Lusina. Unsplash. Creative Commons

Una vez el estado de alarma ha acabado, la movilidad total vuelve a España y con ello se llenarán las segundas residencias. Y ya sea porque algunos traslados llevarán el teletrabajo a cuestas o por seguir contando con una conexión para el ocio, es momento de buscar la mejor opción para tener esa segunda vivienda conectada a internet. Las opciones para seguir conectado son numerosas, desde tarifas específicas para residencias de verano, conexiones sin permanencia o tarifas móviles generosas en datos.

Los tres grandes operadores cuentan con tarifas directamente orientadas a segundas residencias, siempre con la condición de tener ya contratado un pack de fibra y móvil en tu hogar habitual. Así, Movistar ofrece una conexión de fibra, limitada a 10 Mbps, o ADSL por entre 15 o 30 euros al mes, en función de la Fusión que se tenga en la residencia principal. No tiene permanencia, pero a cambio hay que pagar 30 euros de alta. Orange en cambio da más libertad a la hora de elegir conexión para ese segundo hogar, pudiendo elegir entre fibra a 100, 300 o 1000 Mbps, o ADSL si no llega la fibra, desde 24,95 euros al mes.

La alternativa de Vodafone pasa por una conexión 4G mediante un router que ofrece hasta 150 Mbps, en función de la cobertura del hogar, por 25 euros al mes. Tiene sus ventajas optar por la cobertura móvil, como que no es necesario que ningún técnico vaya hasta esa segunda residencia a hacer una instalación, aunque su uso está limitado a la dirección que hay que proporcionarles. Eso sí, muy importante a tener en cuenta: las tarifas de Orange y Vodafone tienen 12 meses de permanencia, con 150 y 50 euros de penalización respectivamente, por lo que no son las mejores alternativas si vamos a pasar poco tiempo bajo ese segundo techo.

¿Y si no tengo un pack de fibra y móvil con uno de estos tres operadores? Hay muchas alternativas, incluso con precios y condiciones similares. Si necesitas una conexión fiable y rápida puedes recurrir a una conexión de fibra sin permanencia, que existir, existen. Vodafone ofrece 100 Mbps por 30,99 euros al mes pero si esa velocidad no es suficiente para tus necesidades, Pepephone ofrece los 300 Mbps más baratos, por 34,60 euros al mes, mientras que Virgin ofrece 600 Mbps por 39 euros al mes.

Internet para casa sin instalaciones

Todas las alternativas anteriores, salvo la conexión 4G de Vodafone para segundas residencias, tienen en común que requieren de una instalación, y es algo que en algunos casos puede no ser fácil de hacer, ya sea porque la segunda vivienda sea alquilada, o es que simplemente no queremos meternos en nuevos cables por casa. También hay alternativas para evitar cables y visitas de técnicos.

hand and lan network cable with people work on wireless router,
hand and lan network cable with people work on wireless router,

Por un lado están las conexiones vía 4G pensadas para sustituir a conexiones de fibra o ADSL. Eurona, más conocida quizás por las conexiones por satélite, ofrece dos tarifas para estos casos, una con 80 GB por 24,90 euros al mes u otra con datos ilimitados (que son 200 GB en realidad) 29,90 euros. Son precios interesantes, teniendo en cuenta además que se puede usar en movilidad, pero con el inconveniente de una permanencia de 12 meses, aunque la penalización por baja anticipada es de un máximo de 40 euros.

Orange también cuenta con un producto similar, Internet 4G en casa se llama, con 110 GB por 39,95 euros al mes. Las pegas vienen por el lado de la permanencia, de un año, y de que solo se puede usar en un domicilio. En cambio, Amena (de la misma Orange) ofrece 60 GB por 29,95 euros mensuales, ampliables en otros 40 GB por 9,95 euros más. En este caso no hay permanencia pero sí que es obligatorio comprar su router, por 48 euros.

Ojo con las tarifas con datos “ilimitados”

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Las opciones que hemos visto hasta ahora son conexiones pensado para dotar de conexión a un hogar, pero hay una alternativa a la que se puede recurrir con 'asteriscos': las tarifas móviles con más gigas. ¿Y por qué con asteriscos? Porque sí, hay tarifas móviles con datos ilimitados, pero la letra pequeña, o no tan pequeña, puede ser un problema para usarlas para estos fines.

Orange es la más clara de todas, especificando un límite claro de gigas a usar compartiendo datos desde el móvil de hasta 40 GB, por lo que no son muy útiles para dar conexión a un hogar. Vodafone y Yoigo incluyen en las letras pequeñas de sus tarifas móviles ilimitadas menciones a políticas de uso razonable que pueden limitar usos como el de compartir datos. Movistar menciona literalmente en su web que sus datos ilimitados se pueden usar para videoconferencias o teletrabajo, por lo que no debería haber problema. Su tarifa puede ser interesante, porque aunque su precio oficial es de 39,95 euros al mes, durante el primer año está rebajada a 24,95 euros al mes y sin permanencias ni trucos.

Y si no queda otra… siempre quedará el satélite

De todas las alternativas que hemos repasado hasta ahora, la ideal sería una conexión de fibra, porque asegura la velocidad ofertada y es con la que mejor se puede teletrabajar por ser la que menos latencia tiene. De seguido estarían las conexiones 4G pensadas para reemplazar las anteriores, aunque la velocidad dependerá de la cobertura y la latencia mayor, y por penúltimo las tarifas móviles. Pero hay una última alternativa, que pasa por el satélite.

El satélite debería ser el último recurso porque siempre hay límites al consumo, aunque la letra grande hable de datos ilimitados, y además su latencia es la más alta, lo que dificulta con creces usarlo para videoconferencias o jugar online. Si careces de cobertura de fibra, ADSL y una buena cobertura móvil, es la solución que queda. Eurona cuenta con tres tarifas con 30 o 50 Mbps de descarga y entre 20 y 100 GB de descarga a máxima velocidad desde 27,90 euros al mes, mientras que Viasat tiene condiciones similares partiendo de 29,90 euros al mes. Ambas incluyen la instalación de la parabólica y equipamiento gratis, están subvencionados con dinero público, pero a cambio de ellos Viasat pide 12 meses de permanencia y Eurona 18.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios