Los 'youtubers' señalados por Vox: "Nos han llamado traficantes solo por hablar en árabe"
  1. Tecnología
Solo traducen noticias a su idioma

Los 'youtubers' señalados por Vox: "Nos han llamado traficantes solo por hablar en árabe"

Un grupo de 'youtubers' de origen marroquí residentes en España han denunciado al partido verde por un vídeo en el que usan sus canales asegurando que forman parte de "mafias de tráfico de personas"

Foto: (Foto: Otmane El Hadad)
(Foto: Otmane El Hadad)

El vídeo, publicado el pasado 31 de mayo, dura dos minutos. En él, con una producción muy simple y con la marca de agua del usuario de Twitter Rubén Pulido (Secretario de Comunicación de Vox en Andalucía y creador del clip) siempre visible, se ven recortes de contenidos de varios 'youtubers' (hasta 5) hablando en árabe sobre la noticia de la aprobación del Ingreso Mínimo Vital. En el clip no se dan más detalles, pero el partido Vox, a través de su cuenta de Twitter y Facebook, añade un texto: "Las mafias del tráfico de personas, con el apoyo de progres e incautos, ya están ofreciendo un nuevo complemento a su oferta de viaje: una renta mínima pagada por los españoles que llevan toda una vida trabajando". Sin embargo detrás del contenido no hay ninguna mafia ni se invita a venir a España.

Tras los canales señalados están Otman Barcelona (Otmane El Hadad), Khadija Ben Amar Taza, Abou Mariam, Karim Kasri y Abou Razan, cinco 'youtubers' de origen magrebí afincados en España (tres de ellos tienen la nacionalidad española desde hace años y los otros dos cuentan con tarjeta de residencia) y que en sus canales, algunos con cientos de miles de seguidores, traducen y explican en su idioma natal todo tipo de noticias y cuestiones administrativas. Entre sus contenidos podemos encontrar desde una explicación sobre cómo conseguir la pegatina medioambiental para el coche hasta recetas de cocina o, como en este caso, un comentario sobre el Ingreso Mínimo Vital.

Foto: Jorge Buxadé, en una foto de archivo (EFE)

"Hacemos los mismos contenidos que cualquier otra persona que vive en un país y quiere explicar lo que ocurre a su comunidad. Hay españoles que lo hacen desde Inglaterra o Francia o Suecia y finlandeses o alemanes que lo hacen desde España. Es más, con esto del Ingreso Mínimo Vital hay vídeos de gente de todo el mundo que lo explica, pero Vox solo nos señala a nosotros... No sé por qué lo hacen aunque supongo que es, y nos llaman traficantes de personas, porque somos de origen marroquí y nos expresamos en árabe", explica a este periódico Otmane El Hadad, uno de los 'youtubers' más señalados por ser el primero que aparece en el vídeo y, además, ser mencionado en diversos medios que se hicieron eco de la noticia.

El Hadad tiene 43 años, lleva desde 1994 en Mataró (Barcelona) y detalla, sorprendido, la rocambolesca situación. "La verdad que llevo como 6 meses con el canal, es como un hobby, y estoy muy contento con el número de visitas y de seguidores, pero esto ha sido muy duro. Yo en mi vídeo, como mis compañeros, solo explicaba los detalles de la medida. De repente me han venido a insultar cientos de personas por mi forma de vestir y sin ni siquiera saber lo que decía. Además, mis hijos, que son adolescentes y están todo el día en las redes, lo han pasado fatal viendo lo que me decían por todas partes sin venir a cuento". Y es que el vídeo ha corrido como la pólvora llegando a todo tipo de páginas y foros.

Como el resto de los afectados y tras varios días de dudas, él también decidió subir un vídeo denunciando lo ocurrido y ahora se organiza con el resto del grupo para ver qué medidas tomar. "Hemos puesto una denuncia conjunta y vamos a ver qué podemos hacer porque esto no puede quedar así en un país democrático como el nuestro". Para intentar parar la bola generada también han mandado cartas a diferentes medios, y webs como Maldita.es han desmentido lo vertido por Vox traduciendo punto por punto lo que se mostraba en el vídeo. "Lo peor es que cualquiera que sepa algo de árabe sabe que el vídeo que ponen no tiene ningún sentido, que no dice nada de lo que luego denuncian, pero parece que les da igual. Es odio sin más".

Su gran preocupación reside, según explica el propio barcelonés, en el daño que puede hacer este odio irracional contra su comunidad. "Yo me siento integradísimo aquí y me siento más español que marroquí tras tantos años, pero estos mensajes luego calan en la sociedad y pueden hacer mucho daño sobre todo en los jóvenes. Yo he estado varios días sin poder dormir y bueno ya vamos mejor pero ha sido muy duro. Solo tienes que ver los comentarios que hay en el vídeo".

Basta dar una vuelta por el contenido en el que según, Vox, se alienta el llamado 'efecto llamada' por el Ingreso Mínimo Vital, para ver que los comentarios racistas en castellano se disparan y lo mismo ocurre con el resto de los canales señalados. "Es una clara incitación al odio porque sí. Odiar por odiar", apunta.

El éxito de los canales comunitarios

Algo que tanto El Hadad como sus compañeros señalan constantemente es que Vox no ha entendido nada el concepto de sus canales y que ellos se centran solo en traducir y explicar las noticias y contar su experiencia. Ni siquiera buscan hablar para los marroquíes que viven en Marruecos sino informar a sus compatriotas que también residen en España, que rondan los 800.000, según cifras del padrón. "Somos canales de información, ayudamos a nuestra comunidad y explicamos diferentes asuntos y temas para que lo puedan entender y sepan de qué va", explica El Hadad. Su idea, además, no es nueva sino que responde a un filón muy explotado en YouTube a nivel global desde hace años y que también tiene tirón en España.

Sin ir muy lejos podemos encontrar decenas de canales de la diáspora venezolana que explican cómo llegar a España y cómo es la vida aquí y lo mismo encontramos con 'youtubers' de origen rumano o de cualquier otro país. Además, hay casos como Parainmigrantes.info, comandado por el abogado granadino experto en extranjería y nacionalidad española Vicente Marín con más de 149.000 seguidores y que es uno de los canales de abogados más vistos de nuestro país y uno de los pioneros.

Fuera de nuestras fronteras está el caso de Óscar Alejandro un venezolano que emigró a EEUU y que se hizo famoso al explicar a sus compatriotas todos los pasos que dio para llegar a Miami y cómo es la vida allí para un migrante. Tan arraigados están este tipo de canales que incluso instituciones como la ONU han ensalzado el papel de estos 'youtubers' migrantes por ayudar "en la lucha contra la xenofobia y la discriminación".

El parecido con los canales de los 'youtubers' señalados por Vox es claro, aunque, como recuerda El Hadad, en su caso también tienen un perfil interno muy importante. "Si ves mi canal verás que en los últimos meses he hablado mucho del caso de españoles atrapados en Marruecos que no podían volver por el coronavirus, y al revés, pero también trato muchos más temas relacionados con la comunidad marroquí en España". El último habla de lo ocurrido este fin de semana en Barcelona cuando un grupo de 5 jóvenes de magrebíes fueron detenidos por golpear supuestamente a un hombre para robarle un reloj.

Vox descarta retirar el vídeo

Pese a todo lo explicado, a la petición de los 'youtubers', a la denuncia interpuesta por ellos mismos o el desmentido de Maldita, desde Vox dejan claro a Teknautas que no van a retirar el vídeo de ninguna de sus redes sociales. ¿El motivo? Su razonamiento es simple: "Explicar a la población de Marruecos que pueden tener acceso al IMV es efecto llamada". Por ello seguirán manteniendo los mensajes. De lado dejan las explicaciones de los afectados que detallan que la mayoría de su audiencia no viene de su país natal, o lo de que haya hasta 800.000 residentes en España originarios de aquel país.

Aunque no ha habido más contenidos sobre estos usuarios en las redes oficiales de Vox, su secretario de comunicación en Andalucía sí que ha continuado con la polémica subiendo otro vídeo similar con una traducción que ya ha sido denunciada por estar manipulada. Y el propio Santiago Abascal mencionó lo ocurrido en el Congreso de los Diputados al relacionar el 'efecto llamada' con "webs magrebíes con personas que intervienen con perplejidad ante el maná que parece que les cae del cielo".

Por su parte, los 'youtubers' seguirán adelante con la denuncia y desmienten que sus contenidos estén pensados para llamar a nadie. "Primero tengo que decir que, aunque tengo gente que me ve desde Marruecos, la mayoría de mi audiencia viene de España, Francia y Países Bajos. Y quiero dejar claro que es falso que incitemos a nadie a venir, no decimos nada similar y, además, explicamos los requisitos necesarios para solicitar el IMV que ya de por sí descartan que cualquiera que venga ahora mismo pueda recibirlo", termina El Hadad.

Vídeo Vox
El redactor recomienda