La cifra que nadie logra explicar: ¿por qué España tiene un número tan elevado de altas?
  1. Tecnología
Solo después de China

La cifra que nadie logra explicar: ¿por qué España tiene un número tan elevado de altas?

Con más de 30.000 pacientes dados de alta de Covid-19, los números son más favorables que los de otros países de nuestro entorno. ¿Qué hay detrás de esta cifra?

Foto: La cifra que nadie logra explicar: ¿por qué España tiene un número tan elevado de altas?
La cifra que nadie logra explicar: ¿por qué España tiene un número tan elevado de altas?

Entre tantas cifras catastróficas en torno al coronavirus, el número de recuperados reconcilia cada día a los españoles con el optimismo, aunque sea el que menos caso recibe por parte de los medios. La cifra oficial de diagnosticados hasta ayer se situaba en 117.710 y de ellos 30.513 ya se consideraban curados, es decir, un 25,9%. Gracias a que más de la cuarta parte de los casos identificados han superado ya la enfermedad, España se coloca en segundo lugar en el mundo en esta estadística, solo por detrás de China. ¿Sorprendente?

Es difícil establecer comparaciones con países que ya han pasado hace tiempo el pico de la enfermedad o que aún lo ven muy lejos. En el caso de los chinos, quedan muy pocos casos activos, pero si nos remontamos a mediados de febrero, las cifras que estaba dando China hablaban de más de 72.000 infectados y unos 12.000 recuperados, lo que suponía un 16%. En estos momentos tampoco tiene mucho sentido compararnos con Estados Unidos a pesar del gran volumen de casos que comienza a tener este país, porque parece claro que la epidemia está llegando allí más tarde y su porcentaje de pacientes recuperados está en el 3,7%.

Foto: Un epidemiólogo español de Harvard saca los colores a España: "Se ha desperdiciado 1 mes"

No obstante, llama la atención el caso de Italia, un país en el que el brote comenzó antes y que lleva un número de diagnósticos similar al español, pero en el que los pacientes recuperados son del 16% (19.758 de los 119.827 contabilizados hasta ayer). En Alemania los números se parecen más a los españoles, con un 26% de recuperados, mientras que Francia se sitúa en el 20%. En cambio, Reino Unido, que ya acumula un volumen importante de diagnósticos (más de 38.000), apenas ha contabilizado altas, un 0,5%.

Dentro del hospital de campaña en IFEMA. (Reuters)
Dentro del hospital de campaña en IFEMA. (Reuters)

¿Por qué tantas diferencias? En realidad, a estas alturas ya no extrañan las divergencias en cuestión de estadísticas sobre coronavirus. La polémica de los números ha recorrido desde el principio cada faceta de la enfermedad, desde las diferentes formas de diagnosticar —con países que hacen muchos test y otros que hacen muy pocos— hasta las diferentes formas de contabilizar los fallecidos. Así que, ¿qué está pasando con los que se consideran recuperados? ¿Lo estamos haciendo mejor en España? ¿Podemos volver a presumir otra vez de sistema sanitario? Los tiros no van por ahí.

Diferentes criterios de alta

José Manuel Ramos Rincón, coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), cree que también en esta cuestión hay disparidad de criterios y que los que se utilizan para considerar que un paciente ha superado la enfermedad no son uniformes. "No es lo mismo decir que un paciente está curado porque ya no tiene síntomas que esperar a que los test le salgan negativos", afirma en declaraciones a Teknautas. En España "estamos haciendo diagnósticos a través de los test, pero para dar el alta se utilizan criterios clínicos", aclara.

Es posible que incluso los criterios sean distintos en cada comunidad autónoma, porque las diferencias dentro de España también son muy marcadas. El porcentaje de pacientes curados con respecto al total de los que se han diagnosticado varía mucho entre Madrid (40%), Cataluña (33%), Castilla y León (22%), Comunidad Valenciana (7%), Castilla-La Mancha (6%) o Galicia (2%). En parte, podría explicarse por la llegada de la epidemia antes o después, pero en algunos casos no parece tan fácil de explicar.

La decisión de que un paciente pase a engrosar la cifra de recuperados depende de los servicios de Medicina Preventiva o de Atención Primaria (según las diferentes comunidades autónomas, se pueden ocupar de ese registro los profesionales de una de estas áreas o de la otra). "Yo estoy atendiendo pacientes que ingresan mal, algunos permanecen mucho tiempo y otros se van bastante bien a casa", señala este especialista, que atiende en el Hospital General Universitario de Elche. Sin embargo, "cuando un hospital da de alta a un paciente, eso no quiere decir que esté dado de alta como paciente de Covid-19, porque puede haber dejado de estar grave pero seguir con la enfermedad en casa y ser derivado a Atención Primaria, que pasado un tiempo decidirá si ya ha superado el coronavirus".

En ese sentido, también hay que tener en cuenta que la cifra final de recuperados que ofrece el Ministerio de Sanidad corresponde a la suma de grupos de pacientes que han pasado por situaciones muy diferentes. A todos se les ha hecho el test, pero gran parte han pasado la enfermedad en casa con síntomas leves (e incluso, sin apenas síntomas en algunos casos), mientras que otros han tenido que ser ingresados.

El tiempo de recuperación varía mucho entre los diferentes colectivos de pacientes. "Los que han pasado la enfermedad con síntomas en su domicilio tardan en recuperarse entre una semana y diez días, aunque en algunos casos la tos persiste bastante tiempo o manifiestan estar muy cansados bastantes días más tarde", comenta Ramos Rincón.

Miembros de la UME realizan labores de desinfección en la residencia geriátrica

Los que son ingresados, generalmente con neumonía, pasan un trance mucho más prolongado que puede durar varias semanas antes de entrar en la lista de curados. "Para muchas de las neumonías que conocemos, causadas por bacterias, ya sabemos el antibiótico que hay que dar y la inmensa mayoría se curan, pero ahora tenemos que buscar la mejor respuesta posible en los pacientes, muchos hospitales están probando tratamientos", señala. Si además el paciente tiene que pasar a la UCI, "por la experiencia que estamos teniendo, la recuperación va a ser muy larga".

Factores epidemiológicos y estadísticos

Aparte de los diferentes criterios que puedan usarse para identificar a un paciente como recuperado, en opinión del representante de la SEMI, casi todas las diferencias estadísticas relacionadas con Covid-19 en países de nuestro entorno se pueden explicar por las diferencias a la hora de analizar la situación. "No jugamos todos con los mismos parámetros", asegura. Al igual que algunos países han realizado muchas pruebas diagnósticas y eso baja mucho la tasa de mortalidad, el porcentaje de curados también tiene que ver con el número de diagnosticados. No obstante, esto no explica que la cifra total de pacientes curados sea tan distinta.

Otros especialistas también creen que la clave del asunto puede estar en el perfil de la población que se somete al test. "Aquí se prioriza la prueba en enfermos hospitalarios y en los profesionales sanitarios", recuerda Ignacio Rosell, experto en medicina preventiva y salud pública y profesor de la Universidad de Valladolid. Por eso es posible que el peso relativo que están teniendo médicos, enfermeras, auxiliares o celadores dentro del total de diagnosticados tenga una importante influencia en la cifra de curados, aunque aclara que esta idea tan solo responde una de especulación personal.

De acuerdo con esta idea, dado que el 15% de los casos confirmados de España son profesionales de la sanidad y que tienen una edad media inferior a la de los pacientes habituales, es probable que su recuperación sea más rápida. "Se hacen la prueba tras haber pasado el coronavirus para favorecer su reincorporación al trabajo y eso puede influir en la cifra", comenta. En efecto, el número de sanitarios infectados en Italia es menor, ya que ronda el 9% de los casos totales, así que ese podría ser un factor relativamente importante a la hora de explicar las diferencias.

En cualquier caso, en general "el perfil de los pacientes no difiere mucho entre España e Italia", apunta Ramos Rincón, "la población es anciana, y tener pacientes mayores es lo que más determina la gravedad de la enfermedad". Sin embargo, no descarta que haya algunas diferencias que puedan hacer variar los datos. De hecho, es bien conocido que el porcentaje de muertes en Italia es superior, sin que haya explicaciones concluyentes. Además, la tasa de letalidad es más alta entre los italianos de casi todas las edades, siendo especialmente significativa la diferencia entre los que tienen entre 70 y 79 años: fallece el 5,6% de los pacientes españoles frente al 15,6% de los italianos.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Castilla y León Reino Unido
El redactor recomienda