Esta agua se ha generado de la 'nada' con un panel solar y sabe genialmente normal
  1. Tecnología
CES DE LAS VEGAS

Esta agua se ha generado de la 'nada' con un panel solar y sabe genialmente normal

Zero Mass Water es capaz de convertir y almacenar cientos de litros solo con luz del sol y aire. "El agua no tiene porque ser un bien finito", dicen los creadores de una idea que ya está en 35 países

Foto: Esta agua se ha generado de la 'nada' con un panel solar y sabe genialmente normal
Esta agua se ha generado de la 'nada' con un panel solar y sabe genialmente normal

El Centro de Convenciones de Las Vegas (LVCC) es un edificio de dimensiones titánicas. Muchos de los kilómetros que se recorren cada día se hacen a través de los pasillos enmoquetados que conforman los diferentes 'stands' de las miles de marcas que se exponen en CES. Expositores que aprovechan para convertir sus recintos en puntos de avituallamiento en muchas ocasiones. Ofrecen un refresco, un café o algo con lo que tener una excusa para colocarte una demostración de un caso único, por ejemplo, de 'blockchain' aplicado a la inteligencia artificial del 'big data'. En Zero Mass Water pasa eso. Ofrecen agua. Pero no hay nada más. No es el gancho. En realidad, es el producto. Sí, el agua es el producto. ¿Y qué tiene eso de innovador? La forma en la que se obtiene.

Foto: El 'satisfyer' contra la eyaculación precoz es sevillano y ya vale 2 millones de euros

El líquido rey, en este caso se genera de la nada como quien dice. Del aire y del sol. Su particular 'hidropanel' (si no lo conoces, te parecerá un panel solar) es capaz de acelerar el proceso de condensación en cualquier punto del planeta y conseguir cientos de litros cada mes. Hasta en el desierto. Y lo mejor de todo es que sabe genialmente normal. Uno, que lleva diez años educándose y viviendo la religión del grifo de Madrid, se pensaba que encontraría un regustillo similar al que tiene el agua corriente en Levante. Pero nada de eso. Ni un ápice de sabor que delate su peculiar origen.

La clave: materiales higroscópicos

En esta ocasión, la segunda que esta pequeña 'start up' de Arizona participa en el CES de Las Vegas, han presentado dos cosas. Por una parte, un nuevo modelo de 'hidropanel' bautizado como Rexi. Se trata de una versión mucho más pequeña que la anterior. "Hemos conseguido reducir el tamaño en un 50% frente al anterior modelo", cuenta Kaitlyn Fitzgerald, directora de marca de la empresa, que ya ha hecho instalaciones en 35 países de todo el mundo, incluyendo varios europeos. "Esto nos permite poder ofrecerlo e instalarlo en superficies más pequeñas, como domicilios particulares".

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Pero, ¿cómo funciona exactamente? Aprovechando la energía solar crean un entorno para que la humedad relativa del ambiente pueda ser condensada en el interior de estos tanques. La clave está en los materiales higroscópicos que absorben en primer término ese vapor de agua. Estos materiales, explican desde la compañía, solo absorben las moléculas de agua, así que se obtiene un líquido similar al agua filtrada.

Hasta 300 litros al mes

El tamaño de la instalación depende del lugar donde se encuentre. En un escenario muy árido harán falta más unidades para lograr un abastecimiento similar a un entorno como un clima tropical. La firma, que tiene sede en Arizona, dice que es capaz de generar agua incluso en niveles de humedad relativa de tan solo 5%. En un lugar estándar, sin un clima extremo hacia ningún punto, aseguran que la media al mes ronda los 150 litros por cada 'hidropanel'. En condiciones óptimas, su nuevo modelo puede doblar esa cifra hasta los 300 litros mensuales.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Cada unidad de Rexi cuesta 2.500 dólares, ya se pueden reservar y esta nueva versión empezará a distribuirse el próximo verano. "La instalación que se hace en una jornada incluye también la conexión al punto de consumo de ese agua", explica Fitzgerald. Puede ser a la nevera, a una fuente, a un calentador... "Cada panel tiene un tanque de 30 litros. Si se queda corto, siempre se puede conectar a un depósito externo y distribuirlo desde ahí". En ese primer depósito se agregan las sales minerales necesarias. En el caso de este nuevo modelo doméstico, que toma el relevo al primer modelo que presentaron en el pasado CES, cuenta con una serie de sensores que permiten consultar desde un móvil o un ordenador la cantidad de agua almacenada, la calidad, etc.

'Agua como servicio'

La otra novedad que han traído a la feria es una nueva manera de explotar su negocio que han bautizado como 'agua como servicio'. Es decir, en lugar de vender el aparato, instalar, mantener y explotar una 'granja' de hidropaneles e ir proporcionando agua potable a una población remota. Lo más sorprendente del sistema es que no necesita electricidad, ni tuberías ni ningún otro tipo de infraestructura pública para generar el agua. Autoabastecimiento, como con la luz solar y las placas, pero con el agua.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Gestionan, a día de hoy, cuatro grandes instalaciones con este modelo. Tienen dos en los Emiratos Árabes, capaces de producir al año, entre ambas, cerca de 1,2 millones de litros anualmente. Otra en Australia, que genera hasta un millón de litros anualmente que se suministran a una marca de agua embotellada local. La última, en Phoenix, produce cerca de 200.000 litros anuales que se distribuyen a domicilios y negocios locales. "El agua no tiene que ser un elemento finito. Al menos de esta manera", afirman. "El sol y el aire son ilimitados".

CES 2020
El redactor recomienda