Dudas sobre la causa del accidente

¿Fue un fallo técnico? Todo lo que se sabe (y lo que no) sobre el avión ucraniano estrellado

Un Boeing 737 de la compañía Ukraine International Airlines con 176 pasajeros se ha estrellado en Irán. No hay supervivientes. Las dudas sobre qué ha ocurrido de verdad rodean el accidente

Foto: Restos del avión estrellado. (Reuters)
Restos del avión estrellado. (Reuters)

Los problemas nunca vienen solos y si ya era motivo de preocupación la creciente tensión entre EEUU e Irán, un nuevo y desgraciado accidente aéreo viene a enturbiar más aún esta ya compleja situación. Y no es para menos porque, coincidiendo con la respuesta iraní atacando con misiles una base norteamericana, un Boeing 737 de la compañía Ukraine International Airlines, se estrelló cerca del aeropuerto internacional Imán Jomeini en circunstancias que, como poco, resultan sospechosas. El resultado es 176 personas fallecidas y mucha confusión al respecto. Y esta vez no se trata de un 737 MAX.

¿Fue un fallo técnico? Todo lo que se sabe (y lo que no) sobre el avión ucraniano estrellado

El vuelo PS752 de la compañía Ukraine International Airlines iba a despegar del aeropuerto internacional Imán Jomeini, cerca de Teherán. Parecía que iba a ser un vuelo rutinario cuando el avión alzó el vuelo pasadas las seis de la mañana. Todo normal con una salvedad importante, Irán había lanzado apenas unas horas antes varios misiles tierra – tierra contra dos instalaciones militares estadounidenses en Irak.

¿Qué se sabe hasta ahora?

Como siempre tras un accidente aéreo, todo lo que se pueda decir se basa en indicios o especulaciones, mientras no se lleve a cabo una investigación que determine las causas del mismo. Pero tenemos varios datos. El primero es el propio avión, un Boeing 737-800, un avión moderno, fabricado en 2016 y del que responsables de la compañía aérea se han apresurado a afirmar que había pasado una revisión el 6 de enero, hace tan solo unos días. No se trata de un nuevo caso del fatídico Boeing 737 MAX por lo que nada apuntaría, de momento, al modelo o diseño del avión.

Un avión de Ukraine International Airlines 737-800, como el accidentado recientemente, en el aeropuerto de Fráncfort. (Reuters)
Un avión de Ukraine International Airlines 737-800, como el accidentado recientemente, en el aeropuerto de Fráncfort. (Reuters)

Otro dato importante es la información facilitada por la aplicación FlightRadar24. Esta aplicación es una página web que proporciona datos en tiempo real de los aviones en vuelo, así como sus destinos y aeropuertos por los que pasan. Se basa en recopilar información de los transpondedores de los aviones, cuando van equipados con este sistema de tecnología ADS-B (Automatic Dependant Surveillance-Broadcast). Se trata de unos equipos que obtienen su posición mediante GPS y emiten de forma permanente sus datos de velocidad, posición y altura.

La aplicación también rastreó el vuelo PS752 y los datos que se han podido comprobar es que el avión siguió una senda normal de despegue hasta alcanzar los 7.925 pies de altura (2.415 m) a las 06’14 horas (hora local), momento en que la señal desaparece por completo. Es decir, el avión (su transpondedor) deja de emitir de forma repentina. En ese momento volaba con rumbo 312, noroeste, a una velocidad de 275 nudos (509 km/h) y en pleno ascenso a 2.944 pies/minuto.

El avión se estrelló poco después y acudieron servicios de emergencias iraníes constatando la ausencia de supervivientes. Sobre la zona se han podido ver diversas imágenes de restos del avión esparcidos por el terreno. Las autoridades ucranianas en un primer momento dijeron que el accidente se había debido a un fallo en uno de los motores del avión, aunque posteriormente eliminaron esa afirmación indicando que todo son especulaciones hasta que se realice una investigación y que cualquier comentario previo carecía de carácter oficial. Además, el gobierno ucraniano ha prohibido todos los vuelos sobre la zona, hecho al que ya se han sumado otras compañías, como Air France, que ha suspendido todos los vuelos sobre Irak e Irán.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

También se ha difundido un vídeo, muy revelador, que supuestamente recoge los últimos instantes del Boeing ucraniano. En él se ve como lo que parece un avión envuelto en llamas va perdiendo altura hasta, poco después, estrellarse en el suelo con una gran llamarada.

Posibles causas

El vídeo, si se confirma su autenticidad, es bastante esclarecedor y nos referiremos a él en varios momentos. En primer lugar, se habla de fallo técnico y fallo en un motor, pero hay varios datos que no encajan con esta hipótesis.

Un incendio en un motor es posible y no es un asunto menor, pero el Boeing es un avión bimotor y todos los aviones bimotores están diseñados para seguir volando con un solo motor. Si este hubiera sido el único problema, el piloto hubiera comunicado de inmediato la emergencia y habría dado la vuelta para intentar aterrizar en el aeropuerto. Pero desde el momento en que se pierde la señal del transpondedor, según las primeras informaciones, tampoco hay comunicación alguna de los pilotos.

En el vídeo se aprecia un importante incendio, pero el avión no ha explosionado ni cae descontrolado en llamas, aparentemente desciende en vuelo más o menos controlado hasta que se estrella. En otro momento del vídeo se aprecian lo que parecen explosiones, así como fragmentos del avión que se desprenden en llamas. Esto es bastante sospechoso y podría deberse o bien a un serio incendio en la bodega de carga o bien directamente a una explosión interna.

Restos del avión estrellado. (Reuters)
Restos del avión estrellado. (Reuters)

El fallo en el transpondedor y en las comunicaciones también es muy raro. Todo hace indicar que el avión se quedó sin energía, pero un incendio en un motor, incluso si es severo, no debería dejar al avión de esa manera, pues dispondría de otro motor e incluso de la APU (Auxiliary Power Unit) o unidad de potencia auxiliar, que le habría permitido disponer de suficiente energía al menos para comunicar la emergencia.

¿Derribo no intencionado?​

Sobre el desastre del vuelo PS752 planean otras circunstancias que están dando pie a todo tipo de dudas sobre la causa real del mismo.

La primera es si existe una relación entre el ataque iraní con misiles y el accidente del avión ucraniano. A este respecto hay que indicar dos cosas. La primera es que no parece muy responsable que, en una situación de conflicto con lanzamiento de misiles, se mantenga el espacio aéreo abierto, como ocurrió, y sin ningún tipo de restricción. La segunda es que, el ataque iraní probablemente se produjo con misiles de corto o medio alcance, pues los objetivos estadounidenses no están muy alejados de la frontera iraní, y disponen de los famosos misiles Scud C (con alcance de 600 km) y otros como el Fateh-110 de alcance similar.

Restos del avión estrellado. (Reuters)
Restos del avión estrellado. (Reuters)

En cualquier caso, la posibilidad de que un misil tierra-tierra afecte a un avión en vuelo, máxime en las proximidades de un aeropuerto, es remota. Ni los sistemas de guiado pueden interferir en los sistemas de vuelo del avión ni el misil sigue una trayectoria que pudiera (a priori) establecer un rumbo de colisión. Sin embargo, también se está especulando con otras alternativas en la vía de avión 'derribado'. Van desde la utilización de un misil tierra-aire, que podría ser, hasta el derribo mediante artillería ligera antiaérea. En este último sentido hay varias imágenes de los restos del avión donde se aprecian daños en las estructuras que podrían ser debidos a impactos de bala. Pero también hay múltiples voces autorizadas que señalan que es demasiado pronto para asegurar absolutamente nada respecto a esos agujeros en el fuselaje.

Otra teoría totalmente viable dados los hechos es que, en la confusión de un estado de alerta militar, una batería de artillería confundiera al avión ucraniano con un avión militar norteamericano y abriera fuego. Pero también es muy posible que los daños que se aprecian en los restos del avión sean precisamente impactos de las propias piezas del motor averiado y en llamas. De momento, todas las hipótesis están abiertas y ese es de hecho la principal conclusión: aún no se puede achacar lo ocurrido a un fallo técnico o de motor.

Nada se podrá afirmar con total seguridad mientras la investigación no se realice y en este tema, también va a existir cierto conflicto pues, según la legislación internacional, tiene que haber una comisión de investigación en la que sean miembros el estado del operador (Ucrania), el estado donde sucede (Irán) y el estado del fabricante (EEUU). Irán ya ha dicho que no va a entregar las cajas negras en una muestra evidente de querer tensar el ambiente. Veremos cómo se realiza esa investigación y cuál es el resultado final.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios