Revisa tu factura y evita sorpresas

Los servicios que te cuela tu operador y por los que acabarás pagando si no te das de baja

Los operadores miden al dedillo los ingresos que consiguen por cada cliente e intentan hacer lo posible para exprimir la factura. Por eso debemos estar muy atentos a lo que pagamos

Foto: (Foto: Pexels)
(Foto: Pexels)

Una de las mayores obsesiones de los operadores es mejorar su ARPU, el ingreso medio por cliente. En los últimos años hemos visto como muchos de ellos recurrían a una técnica muy directa para incrementarlo: subir sus precios. Pero hay otra vía para hacer que paguemos más. Ofrecernos servicios extra que hacer sumar unos eurillos a la factura mensual es algo más que habitual y fácil de esconder.

De distintas formas, ya sea no ofreciendo por defecto la reducción de velocidad si consumimos todos los megas de nuestra tarifa, queriéndonos cobrar por saber quién nos llama o con servicios que aparecen casi de la nada, los operadores buscan que paguemos algo más sin motivo alguno. Pero si estás prevenido puedes evitar caer en su trampa.

Los megas extra: un coladero a taponar

El primer agujero por el que tu factura puede verse incrementada son los datos extra. Sí, ya hay tarifas con 20, 30, 50 y hasta gigas “ilimitados”, pero no son mayoría y a cualquiera nos puede pasar que un mes gastemos todos los gigas, especialmente en épocas de vacaciones. ¿Qué pasa cuando consumes todos los datos incluidos en tu tarifa? Que si no contemplas ese escenario, puedes acabar pagando un dineral por los gigas extras que consumas.

Todos los grandes operadores y buena parte de los virtuales ofrecen seguir navegando sin pagar más, aunque a una velocidad mucho más lenta, la justa para mandar mensajes de texto por WhatsApp, pero no en todos los casos la bajada de velocidad viene activada por defecto. Es el caso de las tres grandes marcas, que por defecto cobran por el exceso de datos y si quieres no pagar ni un euro más, tienes que ser tú mismo quien solicite pasar a la bajada de velocidad.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Movistar cobra por defecto 3 céntimos por mega o lo que es lo mismo, 30 euros por un giga. Poca broma. Es verdad que viene con un límite de 45 euros al mes en gasto de datos extra, pero es que si se prevé la necesidad de más datos, tienen bonos de datos extra, con desde 1 GB por 6 euros hasta 30 GB por 30 euros. En el caso de Orange y Vodafone, el extra se paga por bloques: 2 euros por cada 100 MB en el primer caso y 4 euros por 200 MB en el segundo.

Por eso, siempre que cambies de operador cerciórate enseguida de qué ocurre en el caso de que consumas todos los gigas incluidos. En algunos casos puede que no tengas más alternativa que pagar cada mega extra consumido, pero si te ofrecen la posibilidad de reducir la velocidad gratis pásate a esta opción y si un mes te pasas siempre tendrás tiempo de contratar un bono de datos extra.

El identificador de llamadas en el fijo

En la era de la factura única con los packs que incluyen fijo, móvil, internet y en algunos casos televisión, hay algo que cada vez más operadores dejan fuera de sus packs: algo tan simple como el identificador de llamadas. ¿Qué operadores cobran por un servicio que debería estar incluido en todos los packs? Movistar, Orange, Vodafone y Jazztel.

Concretamente son dos euros más al mes los que pagarás si mantienes este servicio activo, y en algunos casos viene activado por defecto, así que si no quieres sumar dos euros a tu factura tendrás que contactar con atención al cliente para desactivarlo. Si eres de los que nunca usa el fijo, ya que muchos usuarios ni lo tienen conectado al tener llamadas ilimitadas en el móvil, desactívalo. Si usas el fijo pero no quieres pagar esos dos euros, en la pantalla de tu fijo verás un montón de ceros.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

¡600 Mbps al precio de 100 Mbps!

Una de las promociones más recurrentes de los operadores para nuevos clientes pasa por ofrecer la velocidad de fibra más alta al precio de una inferior, por tiempo limitado. Es un viejo truco para hacernos ver lo rápida que puede llegar a ser su fibra y, de paso, para que si se nos olvida que la oferta solo dura unos meses, paguemos la diferencia entre ambas velocidades hasta que hagamos el cambio.

Mucho ojo además con los operadores que pueden combinar este tipo de ofertas con permanencias, porque puede que, acabada la promoción que te permite probar la fibra superior, no te puedas cambiar a la inferior. No caigas en esa trampa, porque para la mayoría de los hogares una conexión de 100 Mbps puede ser más que suficiente, y pagar por 300, 600 o 1000 Mbps puede ser innecesario.

Oferta de Jazztel para probar su fibra. (Foto: Jazztel)
Oferta de Jazztel para probar su fibra. (Foto: Jazztel)

Otros servicios añadidos que son 'gratis'

Más allá de los datos extra y el identificador de llamadas en el fijo, algunos operadores también tienen otros servicios de los que llaman de valor añadido, que regalan por unos meses pero que si no se dan de baja sumarán euros a la factura. Y en muchas ocasiones por no leernos la letra pequeña de lo que firmamos, aceptamos el alta de esos servicios y no nos enteramos de que los tenemos activos hasta que empiezan a ser de pago.

Uno de esos servicios es Secure Net de Vodafone, que promete introducir una capa de seguridad entre el usuario e internet, filtrando posibles ataques de programas espía, 'phishing' y otros riesgos. Este servicio es gratis durante tres meses (hasta dos años en algunas tarifas) y cuando acaba ese periodo cuesta un euro al mes. Eso sí, Vodafone avisa antes de acabar esos tres meses y lo hace en dos ocasiones: 30 y 3 días antes. Su desactivación se puede hacer desde la propia web del servicio.

(Vodafone)
(Vodafone)

Entre los habituales también están los meses de Netflix u otros servicios de televisión o 'streaming' gratis. Por ejemplo, ahora mismo Yoigo regala su Agile TV durante un año gratis con ciertas tarifas, pero si no se da de baja supone seis euros más al mes en la factura. Y otro de los clásicos es el servicio técnico 'premium' de Euskaltel. El servicio se traduce en una atención ante averías más rápida que si no se pagase nada y todas las altas nuevas tienen dos meses gratis, tras los cuales se pagan 4,78 euros al mes.

Si miramos tras los servicios que inicialmente son gratuitos, conviene revisar siempre las facturas de nuestro operador. Es relativamente fácil que acabemos suscritos a SMS 'premium' o a servicios como Movistar Emoción, que sale por la nada desdeñable cifra de 2,99 euros a la semana. Sobre todo si tenemos menores con acceso a 'smartphones' o tablets, que pueden caer en trampas que se esconden tras anuncios de YouTube.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios