Hay casos de hasta 2.000 euros

Pagos a terceros: así te cobra tu operadora por algo que ni recuerdas haber comprado

Asociaciones de consumidores denuncian un "fraude" que se resiste a desaparecer: servicios que contratas sin darte cuenta al hacer clic por error en algún enlace mientras navegas desde el móvil

Foto: Una mujer tecleando en un móvil. (iStock)
Una mujer tecleando en un móvil. (iStock)

Llega fin de mes y toca pagar la factura de la operadora móvil. Todo va bien hasta que uno se percata de que, al lado del precio habitual, hay un extraño epígrafe: 'Otros pagos'. ¿A qué pagos se refiere? ¿De dónde ha salido esa cifra? La respuesta es que la operadora cobra en este extracto por servicios de terceras empresas, muchas veces sin que el cliente se percate de que los está contratando.

Este incremento de la factura ocurre cuando se acepta, en la gran mayoría de las veces sin querer, la compra de un servicio externo como el alquiler de películas, 'apps' de pago, música, juegos... Normalmente los afectados han detectado (cuando han logrado hacerlo) que estos servicios aparecen en una ventana emergente o 'pop up' mientras navegan por internet desde el móvil. Al hacer clic por accidente, la empresa logra que la compra la realice la operadora en nombre de su cliente. Eso sí, no hay ninguna alerta y el usuario no descubre que ha comprado algo hasta que le llega la factura a final de mes.

.
.

Según los afectados, que están comenzando a unirse en plataformas como Stop pago a Terceros, no existe ningún paso intermedio y no les llega ningún mensaje de confirmación de la compra. Esto sería el equivalente a que, navegando por internet, hagas clic en un anuncio sin querer y tu tarjeta comprase automáticamente sin pedirte que introduzcas el pin o tuvieras que indicar que realmente quieres pagar por ese producto.

Desde asociaciones de consumidores como la Ocu llevan tiempo avisando de lo que tachan de "fraude". Otras, como Facua, confirman que les llegan a menudo este tipo de casos y que, hablando con las operadoras, siempre logran que quiten los cargos adicionales. El problema: como la cantidad suele ser pequeña por cada cobro (una media de tres euros), mucha gente no se percata y durante años pagan un extra por algo que en realidad ni quieren ni saben que tienen contratado. Así se van acumulando los cargos y las cifras llegan a elevarse hasta los miles de euros.

Otro problema adicional es que los usuarios tienen activada por defecto con su operadora la opción de permitir pagos a terceros. Las compañías publican de forma muy clara cómo quitar esta opción. Sin embargo, para expertos legales, estaríamos hablando de prácticas ilegales. "Superaría el límite de lo permitido porque, si bien la empresa informa al cliente en la factura, no hay una notificación de pago y eso es algo que la ley requiere", explica a Teknautas el abogado especializado en tecnología Sergio Carrasco.

(Reuters)
(Reuters)

Ante una reclamación "las operadoras tienen todas las de perder", asegura Carrasco. Las empresas deberían "someterse a un código de autoregulación" para que todas ellas, a la vez, desactiven los pagos a terceros de forma predeterminada. Quien quiera disfrutar de esta forma de adquirir servicios debería activarla manualmente. Eso sí, explica que "sería poco recomendable intentar cambiar esto imponiéndolo con un cambio de ley".

Las empresas no mueven un dedo para que el fraude no suceda porque les viene bien

Para la plataforma Stop Pagos a Terceros, se trataría directamente de “un fraude” y sí piden al Gobierno que estudie la forma de mejorar la situación a través de nuevas regulaciones. Proponen que, cada vez que se vaya a contratar un servicio a través de la factura de una operadora móvil, “se tenga que confirmar con una operación manual”. Una forma sería teniendo que introducir un código que envíen por SMS. “Con esto se acabaría el la estafa”, aseguran a Teknautas desde la asociación.

El motivo por el que las compañías lo mantienen, según Stop Pagos a Terceros, es “que es un negocio millonario, son servicios encubiertos y la compañía deja que existan a sabiendas. No son ellas las que estafan directamente pero no mueven un dedo para evitarlas porque les viene bien que existan”. Algunos de los afectados denuncian que la suscripción a estos servicios "ilegales" ocurrió mientras estaban durmiendo o, lo más común, cuando cerraban el anuncio que les apareció en una ventana emergente.

De 20 euros a 2.000

La mayoría de los casos son pequeños gastos mes a mes que se van acumulando hasta que el cliente se percata. Desde Stop Pagos a Terceros afirman que “el mejor de los casos es cuando solo cobran de 3 a 6 euros por semana. Sin embargo denuncian un caso en el que un cliente llego a acumular 2.000 euros que pagó por servicios que ella no contrató. “El problema es que la gente no detecta estos gastos porque muchas veces son pequeños comparados con el pago total”. Por ello piden que “se revise de forma regular la factura”.

Todas las empresas que tienen políticas de pagos a terceros tienen la opción de deshabilitarlos. Tanto por vía digital como hablando directamente con la empresa. Por lo tanto recomiendan que “para evitar que te suceda o te vuelva a suceder pidas a la operadora que bloquee estos pagos”. Además, los clientes que hayan pagado estos servicios sin quererlo y puedan demostrar que esto es así, tienen el derecho de reclamar que les quiten este sobrecoste hablando con la compañía.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios