Una experiencia casi religiosa

Duelo de móviles de 50€: esto es lo que necesitas si solo llamas y usas WhatsApp

Cada vez más gente busca móviles simples que les den poco más que llamadas y WhatsApp. Si estás buscando uno de estos dispositivos (o lo quieres regalar) aquí te damos varias opciones

Foto: Mi madre escribiendo en el nuevo Nokia 8110 4G. (Foto: Mikel Cid)
Mi madre escribiendo en el nuevo Nokia 8110 4G. (Foto: Mikel Cid)
Autor
Tiempo de lectura9 min

En un mundo en el que los móviles ya hace tiempo que han superado la barrera de los 1.000 euros, son muchas las personas que buscan un móvil simplemente para poder tener WhatsApp. ¿Cuál es el precio mínimo? Acudimos a una experta en este tipo de móviles por 50 euros para ver si con ellos es posible 'whatsappear': mi madre.

Si eres de esos usuarios hartos de grandes móviles con espacio de sobra para 'apps' y todo tipo de servicios y sientes la necesidad de volver a lo más clásico aquí te vamos a ayudar. Aunque parezca un contrasentido hay compañías a nivel global que están buscando en estos móviles simples una salida a contracorriente para todo el usuario cansado de los grandes 'smartphone'. En cuanto a cómo acertar con tu elección y que vas a conseguir con cada modelo tienes un análisis a continuación. Y recuerda, no estás solo en esta lucha.

Los candidatos: un móvil con tapa y un Android

Móviles por menos de 100 euros hay unos cuantos, pero la pregunta es si de verdad sirven para algo más que para llamar. Quien quiera un móvil solo para WhatsApp probablemente no quiera gastarse más, pero querrá tener la certeza de que por lo menos va a poder estar comunicado por la omnipresente 'app'. Y queriendo buscar móviles aptos para WhatsApp hemos logrado bajar la barrera hasta unos 50 euros, el precio por el que se pueden encontrar los dos móviles que hemos probado: el Nokia 8110 4G y el Wiko Sunny 3 Mini.

Imagen de los dos teléfonos que vamos a probar. (Foto: Mikel Cid)
Imagen de los dos teléfonos que vamos a probar. (Foto: Mikel Cid)

El primero es el clásico 'banana phone' amarillo de Nokia, con su tapa deslizante, que renovado ha vuelto con KaiOS, un sistema operativo para este tipo de móviles compatible con WhatsApp. El segundo es un Android muy básico, que cuenta con la versión Go del sistema operativo de Google, optimizado para funcionar en móviles con especificaciones más bien bajas.

¿Y quién es el público objetivo de un móvil lo más barato posible para usar WhatsApp y ya? Probablemente las personas mayores, aunque cada vez se generaliza más el hastío de los móviles más complejos. Por eso, hemos creído que esta prueba no la debería hacer alguien de un perfil tecnológico, así que ha sido mi madre la que ha hecho las veces de 'reviewer' en este caso. Espero que no se ofenda por lo de persona mayor. Nota: es mi madre y no mi padre porque, entre otras cosas, a él en su día le intenté enganchar a WhatsApp con un LG Wine (un Android de tipo concha) pero no hubo manera.

(Foto: M. C.)
(Foto: M. C.)

Mandar mensajes con el Nokia

El Nokia 8110 4G es la reencarnación del clásico 'bananaphone'. Fue uno de los teléfonos más llamativos del Mobile World Congress de 2018, porque se aleja de las pantallas táctiles grandes. Su pantalla es de 2,4 pulgadas y no es táctil, cualquier interacción pasa por un teclado de los de antaño. El resto de características no son ni mucho menos la leche: lo justo por el lado de la potencia, 4 GB de memoria interna y una cámara muy básica, de 2 megapíxeles. Eso sí, no falta la radio FM.

Conocido nuestro primer candidato, y antes de entrar en la experiencia (casi religiosa), toca explicar el contexto que rodea a nuestra experta. Mi madre tiene ahora mismo un Xiaomi Mi A1. Tras pasar por otros Android de gama básica, no necesita más, quiso tener “un móvil de esos que sacan fotos con el fondo así desdibujado” y a finales de 2017 no había dudas de cuál era la mejor opción en relación calidad-precio.

Sabido esto, la experiencia de este artículo empezó por el Nokia 8110 4G. Fue curioso preparar el móvil para la prueba, porque es un móvil 'viejuno' pero renovado. Instalar WhatsApp en un móvil me hace sentir raro, aunque lo bueno es que no hace falta ni crear una cuenta tipo Google ni nada. De hecho, antes de entrar en lo que es la prueba me ha llamado la atención una de las posibilidades que ofrecen los ajustes de este móvil. Hay una opción llamada “No quiero ser rastreado” para no compartir con ninguna web ni 'app' los datos de navegación y comportamiento. Bien por Nokia y KaiOS.

(Foto: M. C.)
(Foto: M. C.)

Lo primero que pensó mi madre al ver el Nokia que iba a tener que usar con WhatsApp durante varios días es que eso era “para frikis”. Acostumbrada ya a pantallas táctiles, usar un móvil con el teclado clásico, en el que hay que pulsar varias veces una misma tecla para escribir ciertas letras, ya no lo contempla. Ahora, lo que sí le ha gustado de principio a fin ha sido el formato del teléfono, del que siempre me ha dicho que es muy cómodo para coger en mano o para llevar a la oreja.

Y empezó la "tortura", tal y como me la ha descrito. ¿Por qué tortura? Bueno, mi madre ya sabía a lo que se enfrentaba cuando vio el móvil. En su día ya escribía algún SMS en teclados similares, pero hay algo más allá de la incomodidad de no contar con un teclado completo: el teclado físico. Las teclas son pequeñas y pegadas entre sí, pero la mayor pega es la visibilidad de las letras. Pequeñas y con una iluminación casi inconveniente, porque tal y como me relataba mi madre, a la luz del sol se ven muy mal. Incluso me decía que se verían mejor sin la iluminación que tienen, que no se puede desactivar desde los ajustes del móvil.

(Foto: M. C.)
(Foto: M. C.)

Otro punto es la pantalla (de 2,4 pulgadas), en la que los mensajes también se ven pequeños, hasta el punto en el que mi madre optó por escribirme todo en mayúsculas. Los decálogos de internet, que no aconsejan escribir todo en mayúsculas porque se entiende que estás gritando, no van con ella. Ante todo lo anterior, hay una 'solución': tirar de mensajes de audio. Estos funcionan igual que en cualquier otro móvil con WhatsApp, aunque mi madre no es de mensajes de audio, cosa que le agradezco en el alma. Igualmente, usar las notas de voz es una alternativa que está ahí y que puede ser de gran utilidad en móviles de este formato.

Pasamos al Wiko: de la noche al día

Tras probar el Nokia, tocó mover la tarjeta SIM al Wiko Sunny 3 Mini. Nuestro segundo candidato es un 'smartphone' Android al uso, con pantalla de cuatro pulgadas pero muy básico, que funciona gracias a Android Go. Su pantalla es de cuatro pulgadas (por supuesto, táctil) y la cámara al igual que en el Nokia es de 2 megapíxeles, aunque en este caso también hay una cámara selfie, pero limitada a calidad VGA. De memoria tampoco va sobrado, solo tiene 8 GB, y por tener no tiene ni 4G. Justito en todo, pero funcionar, funciona.

¿Por qué elegimos este móvil y no otro? Porque entre la escasa oferta por precios similares al Nokia, es el de una marca más conocida. Podría haber tirado de eBay, AliExpress o incluso Amazon para encontrar móviles con Android incluso más baratos, pero este perfil de usuario suele evitar marcas totalmente desconocidas, que además suelen tener servicios técnicos más lentos y lejanos.

Según vio el Wiko mi madre respiró aliviada. Vale que la pantalla es bastante más pequeña (cuatro pulgadas frente a 5,5) que la de su móvil actual, pero por lo menos era una pantalla táctil y el manejo iba a ser más sencillo. La prueba del cambio está en la pinta de los mensajes que me mandaba, las mayúsculas y minúsculas se entrelazaban en mensajes más largos. Es cierto que viéndola escribir en vivo había ciertas correcciones por pulsaciones no deseadas por lo pequeño de la pantalla, pero la agilidad era mucho mayor que con el Nokia.

Mi madre utilizando el Wiko Mini (Foto: Mikel Cid)
Mi madre utilizando el Wiko Mini (Foto: Mikel Cid)

Mis dudas sobre la idoneidad del Sunny 3 Mini de Wiko iban más allá de la pantalla, por el tema de que es un móvil de características muy justas. Tan justas son que ni lleva un procesador Mediatek, lleva un Spreadtrum SC9850 de cuatro núcleos acompañado por solo 512 MB de memoria RAM. Eso sí, en Wiko en ningún momento ocultan que sea un móvil básico y lo cierto es que a mi madre no le he oído quejarse de que se le quedase colgado ni nada similar.

También es verdad que lo ha usado como segundo móvil (tampoco quería torturarla pidiéndole que no usase su móvil por unos días) y que el hecho de usarlo solo para WhatsApp ha hecho que no ponga en muchos apuros al móvil. Pero se ve que el empleo de Android Go facilita que el móvil por lo menos sea útil para 'whatsappear'.

(Foto: M. C.)
(Foto: M. C.)

El veredicto final de mi madre: no hay color

Tras pasar más de una semana con ambos móviles, el veredicto ya está listo. En declaraciones a este medio, mi madre ha confesado lo siguiente sobre el Nokia:

“Si destacaría del Nokia que es ergonómico y cómodo. Por lo demás le veo más desventajas, claro que pensando para qué tipo de gente está ideado. La apertura ya no es cómoda y el teclado menos. Los caracteres no se ven bien. Quizás mejor mandar mensajes de voz. En conjunto me ha resultado incómodo.”

Sobre el Wiko, sus opiniones cambian un poco y se nota el desahogo al encontrar un móvil más actual que sigue la tendencia de los 'smartphone':

“El Wiko es cómodo en tamaño, a pesar de estar acostumbrada a un móvil más grande no me ha resultado difícil manejarlo. La pantalla se ve muy bien. Quizá, como se asemeja a los actuales, es más fácil de entender.”

(Foto: M. C.)
(Foto: M. C.)

Tras dedicar unas palabras a cada candidato, ha habido cero sorpresas a la hora de elegir el ganador del duelo por el mejor móvil por 50 euros: “Sin dudarlo me quedaría con el Wiko. Por tamaño, por el teclado... En general es mucho mejor.”

Ojo, esto no quiere decir que el Wiko vaya a ser siempre la mejor opción. Para quien no se maneje bien con un 'smartphone' o una pantalla táctil, el Nokia tiene WhatsApp y recurrir a las notas de voz puede ser la solución para no tener que pelearse con el teclado. Pero si no hay dificultades para usar una pantalla táctil de este tamaño, el Wiko Sunny 3 Mini es una mejor opción. Palabra de mi madre.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios