Aviones, carros de combate, helicopteros...

Este es el avanzado arsenal militar de Turquía en Siria listo para volver a golpear

La lucha en el norte de Siria se ha calmado por el alto el fuego anunciado, pero Turquía ha entrado fuera en la batalla y tiene un gran armamento preparado para atacar

Foto: Lanzacohetes T-122 Sakarya (TAF)
Lanzacohetes T-122 Sakarya (TAF)

La guerra que se estaba librando en Siria entre las facciones rebeldes, el Daesh, las tropas gubernamentales y todos los países que, de alguna manera u otra, estaban interviniendo allí dio un giro de lo más brusco hace solo unos días. De repente EEUU anunciaba su retirada del norte del país ante la entrada en escena de Turquía y la lucha cambiaba de plano. Ahora, un nuevo alto el fuego ha calmado algo la situación, pero si ya de por sí ese conflicto era complejo, estos últimos movimientos han significado otra vuelta de tuerca. Turquía ha entrado fuerte en la partida y con un ejército potente preparado para golpear.

El país otomano es una nación en la que se han dado varias contradicciones en materia de Defensa. Por un lado es miembro de la OTAN y, hasta ahora al menos, firme aliado de Estados Unidos aunque cuestiones políticas y la islamización de la clase dirigente turca han hecho peligrar la relación. Tradicionalmente las fuerzas armadas turcas se han apoyado en Occidente, así como sus mandos, acostumbrados a tratar con sus homólogos de la Alianza y a participar de doctrinas comunes con sus socios. Eso sí, la tradicional enemistad con Grecia era siempre una dificultad a la hora de realizar ejercicios y maniobras, a la vez que la propia idiosincrasia turca chocaba en ocasiones con la filosofía de trabajo del resto de socios.

Esa brecha de mentalidades, entre la occidental del ejército y la islamista de la clase dirigente, no es baladí y lleva años generando tensiones con casos como el del fallido Golpe de Estado de 2016 que acabó en una purga entre los mandos militares. Este descabezamiento de las fuerzas armadas turcas sin duda tiene su precio y ha restado ciertas capacidades a un ejército que tiene sus luces, pero también sus sombras. Y todo esto se ve ahora en su operación en Siria, la llamada 'Peace Spring'.

Viper y Phantom para el combate aéreo

El arsenal de Turquía en Siria es potente y variado. En cuanto a aviones de combate la aviación turca mantiene operativos dos modelos, el F-16 y el F-4 Phantom. Los F-16 turcos son su principal activo y en la actualidad operan una flota de aproximadamente 230 aparatos. Todos son de la versión C/D (los D son biplazas) y se entregaron en cuatro tandas dentro de un programa de adquisición turco denominado 'Peace Onyx'. Las primeras entregas fueron aviones de los Block 30 y Block 40 (los 'Block' establecen un nivel determinado de equipamiento y capacidades) que comenzaron 1987. Las otras tres fases, la última de 2012, fueron aviones del Block 50.

Los F-16 de los Block 40 ya están superados, pero han sufrido diversas modernizaciones que los mantienen en una buena forma. Los Block 40 se equiparon con el radar APG-65 y los Block 50 con el más moderno APG-65 (V5). Todos ellos se prepararon para utilizar misiles AMRAM y se dotaron de sistemas de comunicaciones y otras mejoras.

Después, en 2005, se lanzó un programa de modernización que afectó a 217 de los F-16, que se actualizaron con un nuevo radar APG-68 (V9) (de muy buenas características), cabina mejorada con pantallas multifunción, nuevos computadores de vuelo, sistemas de información integrados en el casco del piloto JHMCS (Joint Helmet Mounted Cueing System) y Link-16, que permite intercambio de información de datos en tiempo real con otras aeronaves o sistemas en tierra. En definitiva, no es un avión de primerísima línea, pero se hizo una buena modernización y hay muchos en servicio.

F-16 C Blok 50 con depósitos conformados (TAF)
F-16 C Blok 50 con depósitos conformados (TAF)

Los F-4 Phantom son otra cuestión. Tras haber tenido una muy numerosa flota de este clásico avión (llegaron a tener cerca de 240 ejemplares), Turquía realizó una importante modernización a los últimos aparatos en servicio. Para la modernización se recurrió a la industria israelí, que ofrecía un paquete de mejoras denominado 'Phantom 2000'. Este programa afectó a 54 aviones, que fueron mejorados, aunque varios se han perdido en accidentes. El Phantom, pese a su modernización, es un avión anticuado y se utiliza exclusivamente para ataques a tierra. No obstante, puede ser un avión muy válido en combates de baja intensidad.

El problema la aviación de combate turca está en un futuro llamado F-35. Turquía era socio del programa impulsado por EEUU y este modelo era el elegido para reemplazar en breve a F-16 y F-4. Pero las desavenencias con Estados Unidos, motivadas por la intención de adquirir los nuevos sistemas de misiles antiaéreos S-400 a Rusia, ha dejado a los turcos sin F-35. Ahora no tienen un claro sustituto y se baraja incluso la posibilidad de adquirir el moderno Su-57 (también llamado PAK FA) e incluso Su-35, aunque no parece que sea una opción muy realista.

F-4 Phantom 2000 (Juanjo Fernández)
F-4 Phantom 2000 (Juanjo Fernández)

Blindados para todos los gustos

Si bien el papel de la aviación es siempre muy importante, la guerra en Siria es en gran medida terrestre y aquí el ejército turco pone en liza varios tipos de carros de combate de los que dispone en grandes cantidades. Herencia de haber sido suministrado con material norteamericano de segunda, Turquía dispone de una ingente cantidad de carros anticuados, sobre todo M-48 y M-60, de los que hay más de 700 del primero y 900 del segundo. Los M-48 están totalmente obsoletos y, aunque sufrieron algunas modernizaciones, son carros de tercera, muy vulnerables y que solo se pueden usar como reserva o como apoyo con el fuego de su cañón.

Esto no pasa con los M-60. Hay varias versiones, los A1, A3 y 'Sabra'. Los A1 están también obsoletos. Los A3 (en España los tuvimos hasta que llegó el Leopardo) son carros a los que se les añadieron importantes mejoras en ópticas (visor térmico) y tiro (telemetría laser). No son carros capaces de enfrentarse a otros carros modernos, pero son relativamente válidos para un conflicto particular como el de Siria.

Disparo M-60 A3 (TAF)
Disparo M-60 A3 (TAF)

El 'Sabra' es muy diferente. Se trata de una importante modernización (de origen israelí) que convierte un viejo M-60 en un nuevo carro de combate, con moderno blindaje, ópticas, gestión del grupo motriz y sistemas de tiro mejorados con un cañón de 120mm. Su única pega es que se modernizaron muy pocos (unos 170) y que con las mejoras, sobre todo de blindaje, el carro ha perdido mucha movilidad, que ya era regular en el viejo M-60. Con todo, el M-60 es de los modelos que más se han usado en el conflicto sirio aunque han sufrido muchas pérdidas.

El otro carro de combate usado en este conflicto es el también veterano Leopard A4. Turquía dispone de alrededor de 300 unidades de este modelo, que se fabricó allí bajo licencia. Se trata del mejor carro de combate del que dispone su ejército y ha sido muy utilizado en combates en Siria, donde se han podido ver terribles imágenes de sus A4 destrozados. Es un carro bien conocido en España, donde aún se mantiene en servicio en unidades de Ceuta y Melilla. Goza de una buena movilidad y suficiente protección en la parte frontal, pero es muy vulnerable en los flancos, sobre todo en el lateral de la torre.

Las guerrillas del ISIS aprendieron pronto cómo atacar a los A4 turcos, sobre todo cuando no estaban bien dirigidos (y los kurdos han tomado buena nota). Los turcos se dejaban arrastrar a emboscadas donde eran atacados por los lados con misiles y armas ligeras contracarro, aprovechando la vulnerabilidad existente en su torre en la santabárbara (depósito de munición) y con el delicado sistema hidráulico (en el Leopardo 2E español y en los Leopard 2 A6 y A7 modernos el sistema es eléctrico), que tiende a provocar un incendio al ser alcanzado. Con todo, si es bien utilizado, el A4 no deja de ser un buen carro de combate capaz de enfrentarse a carros rusos como los T-72 e incluso T-80, aunque se vería en problemas ante los más potentes T-90.

Carro de combate Leopard 2 A4 (TAF)
Carro de combate Leopard 2 A4 (TAF)

Además de estos carros, Turquía dispone de un buen número de carros Leopard I, cerca de 400, pero de los que solo 170 se han modernizado lo suficiente. Es un carro ya anticuado cuyo principal problema es que carece de la adecuada protección ante misiles y armas contracarro modernas. Su blindaje (convencional de acero) es muy fácil de penetrar por las armas modernas y se mantiene en reserva por lo que de momento no han actuado en el conflicto sirio.

Por último, disponen de un nuevo modelo de fabricación propia, el Altay. Se trata de un vehículo prometedor fruto de un acuerdo de cooperación con Corea del Sur, de hecho recuerda mucho a su carro de combate K2 Black Panther. Del Altay de momento solo hay prototipos y parece ser que dispone de gran movilidad, aunque hay dudas de que sus capacidades superen, por ejemplo, a las de un Leopard A6 o las de un Abrams de última generación.

Artillería, helicópteros, drones...

La artillería ha sido y será un arma utilizada ampliamente en las tácticas de combate turcas. Para ello disponen de una amalgama de piezas de artillería de todos los calibres, pero sus principales bazas serán la utilización de su obús autopropulsado T-155 Firtina, un producto autóctono con pieza de 155 mm que, según los expertos, está funcionando bastante bien, así como artillería de cohetes, como el T-122 Sakarya, también de fabricación turca pero basado en un modelo ruso.

Helicóptero T-129 ATAK (TAF)
Helicóptero T-129 ATAK (TAF)

Para terminar no nos olvidamos de los helicópteros de ataque y los drones. De ellos hasta ahora se ha hablado poco, pero están ahí. De helicópteros están los conocidos AH-1W Super Cobra, de origen norteamericano, un helicóptero muy eficaz, aunque en escaso número (tan solo 9 en servicio) y en vías de sustitución por el más moderno y autóctono T-129 ATAK, un helicóptero derivado del A-129 Mangusta italiano fabricado en cooperación con la empresa Agusta Westland. En cuanto a drones, se dispone del modelo autóctono Anka, similar al MQ-1 Predator norteamericano y también del GNAT norteamericano, y no se puede dejar pasar el Heron de origen israelí para tareas de observación y vigilancia.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios