DESVELA EL DIARIO THE GUARDIAN

Google financió durante años a grupos negacionistas del cambio climático

El motivo parece ser el de obtener apoyos y tratar de influir en los legisladores conservadores en las políticas sobre internet

Foto: Sede de Google en Mountain View, California.Foto: REUTERS Stephen Lam
Sede de Google en Mountain View, California.Foto: REUTERS Stephen Lam

Google ha hecho contribuciones "sustanciales" a algunos de los negacionistas climáticos más notorios de Washington (Estados Unidos) a pesar de su insistencia en que apoya la acción política en la crisis climática, según señala una investigación de The Guardian.

Según este medio, el gigante tecnológico ha beneficiado con donaciones políticas a una docena de organizaciones y 'thinks tanks' que han hecho campaña contra las legislaciones climáticas en Estados Unidos y fueron los más agresivos para revertir las políticas a favor del medio ambiente de la administración de Barack Obama.

Una de ellas es el Competitive Enterprise Institute (CEI), un 'think tank' ultraconservador que tuvo un papel clave para que el gobierno de Donald Trump decidiera salir del Acuerdo de París, una de las principales herramientas a nivel global para frenar la emergencia climática propugnada por las Naciones Unidas.

El entorno natural "mejora"

La multinacional ha financiado además el State Policy Network, una organización bajo la que se encuentran otras como el ultraliberal Heartland Institute, centrado en el ataque a la ciencia y negacionista del calentamiento global y que afirma que el entorno natural “está mejorando” y que no existe la crisis climática.

Uno de los grupos financiados fue clave para que EE.UU. abandonara el Acuerdo de París sobre el cambio climático

El Cato Institute, el Mercatus Center o la Heritage Fundation son otras de las organizaciones de marcado tinte ultraliberal y que niegan el cambio el climático que han recibido dinero proveniente de Google.

Google ha defendido sus contribuciones señalando que su "colaboración" con organizaciones como el CEI "no significa que respaldemos toda la agenda de estas organizaciones". Según fuentes cercanas a la compañía tecnológica, citadas por The Guardian, las donaciones a estos grupos se realizan para tratar de influir en los legisladores conservadores y, lo que es más importante, para ayudar a financiar la agenda desreguladora que los estos grupos defienden.

Al hilo de esto, un portavoz de Google ha indicado que la compañía subvenciona organizaciones de todo el espectro político que abogan por "políticas tecnológicas sólidas". "No somos la única empresa que contribuye a estas organizaciones, a pesar de no estar de acuerdo con ellas en materia de política climática", señalaba el portavoz.

Intereses comerciales

El CEI se ha opuesto a la regulación de Internet y la aplicación de las reglas antimonopolio, y ha defendido a Google contra las afirmaciones de algunos republicanos de que el motor de búsqueda tiene un sesgo anticonservador.

Los activistas ambientales y otros críticos sostienen que, para una empresa que pretende apoyar la acción global sobre el cambio climático, como públicamente ha hecho Google en múltiples ocasiones, tales subvenciones no son aceptables.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios