UN TRÁMITE QUE SE PUEDE COMPLICAR

Cinco claves imprescindibles para cambiar de operador de móvil sin morir en el intento

Cuidado con cómo lo haces. Ten en cuenta los siguiente consejos si no quieres que tu portabilidad se eternice en el tiempo o te acabe provocando más de un dolor de cabeza

Foto: Foto: Efe.
Foto: Efe.

Los smartphones gratis o a precio de saldo son animales en peligro de extinción. Las agresivas subvenciones que los operadores metían a los móviles de su catálogo con el fin de arañar clientes hacen tiempo que dejaron de ser la norma. Es cierto que en ciertas épocas, como septiembre o la campaña navideña, vuelven a asomar algunas de estas promociones. Sin este potente reclamo, el de móviles a cero euros, la principal razón para cambiar entre Movistar, Vodafone, Orange, MasMóvil o la teleco de turno no es otra que rebajar la factura.

El proceso de cambiar de operador, ese trámite conocido como portabilidad, debería ser algo sencillo y rápido. Debería ser, porque no siempre ocurre. A pesar de estar regulado y con los tiempos estipulados, hay distintos factores que pueden llevar a que se complique, se alargue más de la cuenta o incluso que acabe mal. Aquí van varias claves que te ayudarán a tener todo a tiempo y sin mayores contratiempos.

Los datos personales correctos

Con indicar tu número de fijo o móvil no basta para iniciar una portabilidad. Tendrás que entregar al operador al que te quieres cambiar todos tus datos personales (nombre, apellidos, DNI, dirección postal) y será imprescindible que esos datos coincidan al 100% con los que tienes en el operador del que quieres salir.

Imagen de una llamada telefónica. (Pexels)
Imagen de una llamada telefónica. (Pexels)

Hacer un cambio de titular a la vez que la portabilidad puede suponer un problema, por lo que si necesitas hacerlo siempre será mejor que lo hagas antes de la portabilidad, consultando en qué fecha se hará efectivo para darle al operador receptor los datos correctos. Aunque no hagas un cambio de titular, tampoco estará de más comprobar tus datos en una factura, por si pudiese existir cualquier error a la hora de escribir tu nombre completo, algo que motivaría la paralización de la portabilidad.

ICCID y el operador donante

Además de los datos personales, en función de si tu línea es de prepago o contrato, puede que el operador al que cambias te pida el número ICCID. El ICCID, que consta de 19 dígitos empezando en España por 8934, es el número único que identifica cada tarjeta SIM y viene siempre impreso en ella. Si se te ha borrado, has perdido la tarjeta o en un recorte te has quedado sin parte del número, puedes encontrarlo también en la tarjeta de mayor tamaño en la que venía la SIM. Si tampoco la encuentras, tu operador actual te puede dar el ICCID.

Y algo más raro, pero que puede ocurrir: que el operador donante (del que sales) no coincida con el real. ¿Cómo puede pasar? Por dos razones: que tu operador esté dentro de una plataforma de operadores virtuales, como Fi Network está en Vodafone Enabler o Suop en Suma/Ingenium por ejemplo, o porque el operador aparezca en el nodo central de portabilidades con distintos nombres porque ha cambiado de cobertura o plataforma, como ocurrió con Pepephone.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Depende de cómo tramites la portabilidad, en tienda, por teléfono u online, serás tú o la persona que te atienda quien seleccione el operador donante, por lo que si tu operador actual no aparece o aparece varias veces en el listado de operadores, consulta cuál es la opción a elegir para que la portabilidad siga adelante.

Para llevar a cabo la portabilidad tendrás que entregar documentación también, ya la tramites en tienda o mediante internet. El DNI será un imprescindible, además de tus datos bancarios. Pero ojo con este último punto, porque según el operador puede que no sirva con simplemente dar el número de cuenta, ya que algunos exigen un recibo bancario de los últimos tres meses referente a un servicio básico, como pueden ser luz, gas, teléfono o seguros.

48 horas para el móvil

Antes de solicitar una portabilidad, te conviene conocer los plazos en los que se llevará a cabo. Las portabilidades móviles se llevan a cabo en dos días laborables, por lo que si la solicitas un lunes (siempre antes de las 20h), el miércoles ya serías del nuevo operador. Si la solicitas un viernes no se ejecutaría hasta el martes y si la pides en sábado o domingo, la portabilidad estaría hecha el miércoles. El cambio en sí siempre se hace de madrugada, entre las dos y las seis de la mañana, para causar las menores molestias posibles. También puedes elegir qué día quieres que se complete tu portabilidad, siempre que lo solicites con dos días de antelación y con un máximo de mes.

La tarjeta SIM.
La tarjeta SIM.

Hay otro plazo muy importante que tienes que tener en cuenta: las 14h del día anterior a que la portabilidad se haga efectiva. Ése es el plazo que tienes para cancelar voluntariamente una portabilidad, algo que puedes hacer por la misma vía o por las adicionales que te permita el operador receptor, el único que puede cancelar el cambio. Ten en cuenta que en función de que lo firmaras, puede que tengas que asumir ciertos gastos (de la SIM, del envío…) al cancelar una portabilidad.

La vía de tramitación puede alterar los tiempos de una portabilidad. Las tramitadas a distancia, sean por teléfono o por internet, suelen tomar algo más de tiempo, ya que es habitual que el operador receptor no lance la portabilidad hasta que recibas la SIM en tu casa. De esa manera evitan que el cambio de compañía se haga antes de que tengas la nueva tarjeta. En tiendas puede que no te entreguen la SIM en el momento de la solicitud de la portabilidad y que tengas que volver a recogerla otro día.

Llegan los mensajes para que no te vayas

Una vez superadas todas las pruebas para poner la portabilidad en marcha, empezarán a llegar los mensajes. El realmente importante será el del operador al que cambias, que te tiene que informar de en qué fecha se hará efectivo el traspaso de la línea.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Seguramente no será el único mensaje que recibirás al hacer una portabilidad, porque es habitual que el operador que abandonas quiera retenerte, aunque las maneras no siempre son las más adecuadas. No es cierto, como algunos mensajes intimidatorios indican, que para continuar con la portabilidad haya que llamar al operador saliente.

Aunque los mensajes digan lo contrario, no hay que llamar a la operadora saliente para el trámite

Según avancen las horas los mensajes (y llamadas) pueden intensificarse, hasta el punto en el que nos puedan amenazar con una penalización por una permanencia incumplida. Puede ser totalmente falso, pero por si acaso, y porque a veces no nos acordamos de lo que hemos firmado, es preferible que consultes con tu operador si tienes algún tipo de permanencia y la posible penalización por incumplirla.

Comprueba que no hay 'extras'

Por fin, tras poner en marcha la portabilidad, con todos los datos correctos y esquivando todos los mensajes casi intimidatorios, la portabilidad ya está hecha. Basta con cambiar de SIM sin problemas, ahora todas vienen troqueladas para recortarla al tamaño que necesite nuestro teléfono, para utilizar los servicios del nuevo operador escogido.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Hablando de servicios, muchos operadores cuentan con añadidos a lo incluido en la tarifa escogida gratis durante cierto tiempo. Son pequeños regalos pensados para picar y mantenerlos activos más allá del periodo gratuito. Vienen activados por defecto en algunos casos, por lo que si te ha 'tocado' alguno de ellos tendrás que darlos de baja si no quieres acabar pagando por ellos. En la primera factura de tu nuevo operador o en el resumen de servicios que tienes que poder ver en el área de usuario o app podrás ver todos los servicios activos, para desactivar los que no te interesen.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios